Dani Sordo recupera el liderato en Ferrol

El Rally de Ferrol regresaba al Nacional de Asfalto para dar quebraderos de cabeza a la mayoría de sus participantes. Los tramos, muy ratoneros y muy sucios, provocaron muchísimos pinchazos, lo que trajo consigo un continuo cambio de posiciones. La última especial fue de infarto para casi todos los protagonistas; sólo Dani Sordo, el vencedor, se vio ajeno a los problemas.
-
Dani Sordo recupera el liderato en Ferrol
Dani Sordo recupera el liderato en Ferrol

Dani Sordo se encuentra en estado de gracia: tras vencer en la categoría Júnior del Mundial de Rallies en Finlandia y Alemania, ha logrado un nuevo triunfo en el Nacional de Asfalto, lo que vuelve a colocarle en el primer puesto del certamen.

Alberto Hevia/Alberto Iglesias (Renault Clio S1600) tenían que lograr la victoria si querían conservar el liderato, por lo que salieron a por todas desde el inicio de la carrera. De nada los sirvió, pues Sordo, con Marc Martí como copiloto, marcó el “scratch” (mejor tiempo) en las tres primeras especiales. Hevia y Enrique García-Ojeda (Peugeot 206 S1600) le seguían.

La niebla y la humedad complicaron el avance de los participantes en estos primeros tramos, que ya vieron los primeros abandonos. Miguel Martínez-Conde (Mitsubishi Evo) tuvo una avería en la segunda especial, mientras que la tercera fue la última para Marc Gutiérrez y Samuel Lemes. Los integrantes del equipo Mitsubishi-RACC Júnior se salieron de la carretera, lo que dejó a David Colldecarrera como único representante de esta formación en los tramos gallegos.

También en la tercera especial decía adiós Armide Martín. El piloto canario, que en esta ocasión había cambiado su Lancer Evo de Grupo N por un Clio S1600, había realizado una actuación correcta hasta entonces.

Mientras Sordo seguía intratable y Hevia se esforzaba por recortar diferencias, Ojeda sufría los primeros problemas eléctricos en su vehículo, que a la postre supondrían su abandono. Miguel Fuster/Víctor Pérez, con el Clio S1600 de Imex-Laca, iban escalando posiciones, seguidos por los hermanos Vallejo (Fiat Punto S1600) y por el portugués Armindo Araujo, con un Mitsubishi Evo de Grupo N. Sin embargo, la clasificación sufrió un primer vuelco tras la quinta especial. Hevia pinchó la rueda trasera derecha de su Clio, lo que le hizo perder más de 1’30” y le relegó de la segunda a la séptima plaza. Colldecarrera y Sergio López Fombona (Clio S1600) también tuvieron problemas que los hundieron en la clasificación. Por su parte, Amador Vidal (Mitsubishi Evo MR) y Pablo Castelos (Ford Puma S1600) tuvieron que abandonar.

Así las cosas, llegaban los bucles de la tarde. La primera baja no tardó en conocerse: la escudería de Fuster, con una penalización de tres minutos, decidió que lo mejor era que el alicantino no continuara en la carrera. Poco podían imaginar que, con la debacle de los últimos tramos, el de Benidorm podría haber terminado el la zona de puntos.

Sordo, con una diferencia de casi 35” sobre Ojeda, se dedicó a administrar su ventaja. Araujo marcó el “scratch” en la especial Ferrol-Ferrol, mientras Hevia rodaba cada vez más deprisa y recuperaba un puesto. Sin embargo, un nuevo pinchazo cortó las alas del asturiano en el octavo tramo. No fue el único que tuvo problemas: los Vallejo se quedaron empanzados y tardaron unos valiosos segundos en volver a poner el coche en la pista, mientras que Ojeda acusaba de nuevo los problemas eléctricos de su vehículo. El cántabro tardó casi 16 minutos en completar los 23 kilómetros del tramo Ferreira-Somozas, el más largo del rally, y no pudo arreglar la avería en la asistencia posterior.

Tras el abandono de Ojeda y la caída en la clasificación de los Vallejo (hasta la octava plaza), Araujo se instaló cómodamente en el segundo puesto, seguido por el C2 S1600 de Luis Carballido/Pablo Candal y por el recién estrenado Clio S1600 de Manuel Rueda/Borja Rozada. Sordo, administrando con comodidad más de un minuto de ventaja sobre el portugués, iba, sin prisa, hacia lo más alto del podio, ajeno a la carrera que había tras él.

Los dos últimos tramos no fueron aptos para cardiacos. Hevia (en la imagen que ilustra este párrafo) lanzó otro ataque y, tras lograr el mejor tiempo en la penúltima especial, pasó a Rueda y se colocó en la cuarta posición. La diferencia que le separaba de Carballido, tercero, era importante, pero, con tantos problemas para todos, incluso existía una remota posibilidad de llegar al podio. Pues no. Un tercer pinchazo en la última especial dejó al asturiano en la sexta plaza de la clasificación final. Hevia, con lágrimas en los ojos, apenas podía creer su mala suerte.

No fue el único “gafado”: a pocos kilómetros del final, Carballido sufrió una salida y abandonó la carrera. En pura lógica, Rueda heredaba el tercer escalón del podio, pero… él también se vio fuera de la carretera poco después. El tercer puesto pasaba a los canarios Santi Concepción y Germán Bello, que habían realizado un rally de menos a más, pero siempre conservador.

Concepción, que estrenaba motor en su C2 S1600, confesó que, contrariamente a su costumbre, había rodado a un 70 por ciento de sus posibilidades, con el fin de conservar la mecánica. Tras solucionar los problemas con el autoblocante que sufrió en las primeras especiales, aumentó su ritmo, pero los dolores de cabeza no finalizaron cuando se supo tercero. Para hacer efectiva su posición, tenía que llegar al parque cerrado y no era tarea fácil: el aceite y la bomba de la gasolina empezaron a dar problemas. Así las cosas, Sergio y Diego Vallejo podían finalizar en el podio (Roberto Blach, que iba por delante, también había “caído” en el último tramo)… pero el C2 de Concepción aguantó y el palmero subió al tercer peldaño.

Los diez primeros puestos de Ferrol han sido los más atípicos del campeonato. Además de la segunda plaza de Araujo –se trata de la primera vez en esta temporada que un Grupo N sube al podio-, dos de los Citroën C2 del trofeo monomarca, el de Fernando Rico/Sergio Martínez y el de Carlos Márquez/Aintzane Goñi, finalizaron, respectivamente, en la octava y en la décima plaza.

Tras esta victoria, Dani Sordo recupera el liderato del Nacional de Asfalto, cuando quedan tres carreras para su conclusión.

Joan Vinyes y Xavi Lorza no estuvieron en Ferrol. Tras el grave accidente que sufrieron en Avilés, Vinyes volverá a la competición en el Rally de Tierra de Madrid. Lorza aún se recupera de sus quemaduras y, aunque acude casi a diario al hospital, ya ha obtenido el alta.

  • El “shakedown” (tramo de tests que se realiza el día anterior al rally) estuvo muy concurrido. El Trofeo C2 inscribió a todos sus pilotos, por lo que había que esperar hasta media hora para realizar una nueva pasada por la carretera.
  • Fuster no salió con su copiloto habitual, José Vicente Medina, ya que éste se encontraba enfermo. Su lugar lo ocupó Víctor Pérez Rodríguez.
  • El Rally de Ferrol brilló por su público: repartidos entre los numerosos puntos intermedios de cada tramo, los asistentes siempre se comportaron de la mejor manera. Un diez para la afición.
  • Diez de los veinte primeros pilotos que tomaron la salida no llegaron a la meta.
  • Concepción dedicó el podio (al que sube por primera vez en esta temporada) a su madre, recientemente operada.
  • Los pinchazos fueron los auténticos protagonistas de la prueba: la gravilla y la suciedad acumulada en los tramos causó muchos problemas.
  • La próxima cita del Nacional de Rallies será en Llanes, del 16 al 18 de septiembre.

Galería relacionada

Rallye de Ferrol 2005

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...