Los mejores consejos para conducir un coche híbrido eléctrico

Conducir un vehículo híbrido eléctrico es prácticamente igual que hacerlo en uno convencional. Sin embargo, si quieres sacar el máximo partido a sus cualidades, deberías seguir estos consejos.
Autopista.es -
Los mejores consejos para conducir un coche híbrido eléctrico
Los mejores consejos para conducir un coche híbrido

Como sabrás, un coche híbrido eléctrico funciona gracias a la combinación de un motor eléctrico y uno de combustión (diésel o gasolina), obteniendo las ventajas de cada uno de ellos: consumen muy poco en ciudad, tienen la autonomía de un vehículo convencional y no es necesarios enchufarlos para recargar su batería.

Donde mayor partido vas a sacarle a un vehículo híbrido eléctrico es en la ciudad, donde pasa a tener mayor protagonismo el sistema híbrido: el motor eléctrico, la batería y la frenada regenerativa se aúnan para hacer que la conducción urbana sea más confortable, silenciosa, económica y eficiente, con la presencia puntual del motor de gasolina para las aceleraciones fuertes.

Los mejores consejos para conducir un coche híbrido

Al fin y al cabo, la conducción al volante de un coche híbrido es prácticamente igual que la de un vehículo convencional. Eso sí, si quieres sacar mayor partido de la tecnología híbrida eléctrica, deberás tener en cuenta varios aspectos para que tu conducción sea óptima y eficiente. Sigue estos consejos que te damos:

Instrumentación del coche

Fíjate en el cuadro de instrumentos (imagen inferior): estos coches cuentan con unos gráficos diferentes a los tradicionales, para que sepas qué tipo de conducción realizas en cada momento. Sirvan como ejemplo los híbridos eléctricos de Toyota, cuya instrumentación muestra tres indicadores: CHARGE, cuando el sistema recarga las baterías al frenar o levantar el pie del acelerador; ECO, cuando el sistema gestiona automáticamente la propulsión buscando el mínimo consumo; y POWER, cuando el motor eléctrico y el de combustión combinan si trabajo para ofrecer toda su potencia, especialmente importante en adelantamientos, entrada a rotondas, etc.

Las pantallas del salpicadero suelen encerrar también algún gráfico específico de cómo se va distribuyendo la energía en todo momento (imagen superior), lo que puede resultarte útil también para saber cuánta cantidad de electricidad hay en la batería y para saber qué motor está funcionando.

Aceleraciones

Tienes que mentalizarte de aprovechar las ventajas que tiene poder arrancar en eléctrico, por lo que debes realizar una aceleración suave, manteniéndote en los márgenes ECO de la instrumentación del coche. Así, evitarás que entre en funcionamiento el motor de gasolina, siempre que haya electricidad almacenada en las baterías.

Los mejores consejos para conducir un coche híbrido

Frenadas y detenciones

En ambos casos, concéntrate en anticiparte y dosificar la frenada haciendo una frenada prolongada. De esta forma, ayudarás a que el sistema híbrido eléctrico recargue la batería mediante el freno regenerativo: se generará mayor electricidad y ayudarás a alargar la vida útil de las pastillas de freno.

Subidas y bajadas

En las cuestas comprobarás perfectamente cómo actúa el sistema híbrido eléctrico: en las subidas (y aceleraciones fuertes), el motor eléctrico y el motor térmico entrarán en funcionamiento y combinarán sus fuerzas; en las bajadas, puedes utilizar los diferentes modos de regeneración que tienen los coches híbridos eléctricos, que actúan como freno motor para aumentar la retención del coche, evitando así que se usen en exceso los frenos.

Los mejores consejos para conducir un coche híbrido

Conducción en ciudad

Siempre que quede energía en las baterías, circules a una velocidad legal dentro del ámbito urbano y seas suave en tu conducción, podrás hacer un uso óptimo de los modos ECO de un coche híbrido eléctrico y moverte siempre en eléctrico. Será el sistema híbrido del vehículo el que encienda y apague automáticamente el motor de combustión según la demanda de aceleración o deceleración. Por ejemplo, a velocidad constante, puede entrar en funcionamiento el sistema de conducción a vela, que utiliza energía eléctrica para seguir propulsando el coche.

Conducción en carretera

A velocidades de carretera abierta, como autovía o autopista, será cuando el motor térmico se convierta en el protagonista. A estas velocidades es cuando será más eficiente, aunque es el sistema híbrido eléctrico del coche, como en la ciudad, el que determine cómo va combinando el trabajo de cada motor en función de la demanda de propulsión.

También te puede interesar

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y la movilidad ya se han transformado. Tú también puedes contribuir hoy al cambio saltando a este nuevo escenario más responsable. Se abre el telón…