Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología

Los coches con tecnología híbrida eléctrica tienen un funcionamiento específico, cuyo objetivo principal es lograr la máxima eficiencia posible con un consumo de combustible de lo más ajustado. Así funcionan este tipo de vehículos.
Autopista.es -
Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología
Cómo funciona un coche híbrido: así es su tecnología

Los coches híbridos eléctricos funcionan gracias a la combinación de un motor eléctrico y uno de combustión interna (ya sea diésel o gasolina). Gracias a esa combinación, se obtienen las ventajas de ambos: por un lado, consumen muy poco combustible en ciudad; y, por otro, tendrán una autonomía similar o incluso mayor en muchos casos a otros vehículos impulsados por un motor convencional de gasolina o de gasóleo.

El motor eléctrico de un coche híbrido eléctrico se alimenta de la energía almacenada en una batería que el propio coche autorrecarga en cada una de las deceleraciones o frenadas. Esta es una de las principales ventajas que aportan los vehículos híbridos eléctricos no enchufables, ya que sus baterías no necesitan conectarse a la red eléctrica para cargarse (los vehículos híbridos plug-in o enchufables y los automóviles eléctricos puros sí necesitan un punto de carga de corriente externa para alimentar o cargar sus baterías de gran capacidad).

Cómo funciona un coche híbrido: así es su tecnología

Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología

Los vehículos híbridos eléctricos surgen de la idea de combinar dos motores, el tradicional térmico -de gasolina o diésel- con uno eléctrico, que se alimenta de un paquete de baterías que el propio coche autorrecarga y que, individualmente o asociados, se encargan de mover el coche. De los primeros vehículos híbridos eléctricos que aparecieron a los últimos que se han presentado en el mercado automovilístico, la evolución ha sido tal que el motor término ha venido perdiendo algo menos de protagonismo, siendo el eléctrico más partícipe en todo el proceso de funcionamiento. ¿El resultado? Vehículos híbridos eléctricos que consumen cada vez menos combustible.

Como resumen de lo que acabamos de ver, estos son los elementos diferenciadores y claves en el funcionamiento de los coches híbridos eléctricos: la batería, un sistema o cambio de marchas específico, la búsqueda de la máxima eficiencia en todo momento (con el funcionamiento del motor de gasolina, del eléctrico o de ambos del modo más óptimo posible), un inversor, un monitor de energía que muestra el flujo de energía y la utilización de la misma y el llamado indicador Eco Driving.

Coches híbridos eléctricos: su tecnología y funcionamiento, en varias etapas

El funcionamiento de los vehículos híbridos eléctricos se puede resumir según las diversas circunstancias de conducción que te puedes encontrar al ponerte a los mandos de un coche.

Cómo funciona un coche híbrido: así es su tecnología

Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología

En primer lugar, al arrancar, un vehículo híbrido eléctrico se pone en marcha en modo puramente eléctrico con la energía eléctrica disponible en la batería. En esos momentos iniciales, es el motor eléctrico el que impulsa al vehículo a muy baja velocidad. Poco a poco a medida que vamos aumentando la velocidad, el sistema híbrido eléctrico busca el modo más óptimo y eficiente de funcionamiento del motor térmico y del motor eléctrico. El conductor no tendrá que hacer nada, puesto que es el propio sistema el que siempre busca la máxima eficiencia. Por otro lado, en momentos de alta velocidad o de fuerte aceleración, el protagonismo mayor será para el motor térmico, apoyándose en momentos puntuales por el motor eléctrico, cuyo aporte extra de energía puede ser parcial o máximo si las circunstancias lo requieren.

Durante una deceleración o en una frenada, el generador de energía entra en funcionamiento al conseguir captar la energía cinética/térmica, transformarla en energía eléctrica para almacenarla en su lugar natural, la batería. Es en cada uno de estos procesos cuando se recarga la batería, de ahí que en ciudad y en situaciones de mucho tráfico son los momentos en los que más se está cargando la batería, por lo que es en esos instantes cuando aumentan las posibilidades de que el vehículo pueda desplazarse únicamente con el motor eléctrico al tener más energía eléctrica disponible en el acumulador (batería).

Coches con tecnología híbrida eléctrica: la batería

Las baterías de los coches híbridos eléctricos suelen tener un tamaño pequeño o compacto. En pos de ofrecer el mejor reparto de pesos del vehículo y de minimizar en la medida de lo posible la pérdida de volumen de carga en el maletero, suelen ir ubicadas bajo los asientos traseros o bajo el piso del propio vehículo, en una zona intermedia entre el tren delantero y el posterior.

Cómo funciona un coche híbrido: así es su tecnología

Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología

Tal y como ya te hemos comentado antes, las baterías se autorrecargan con el coche en funcionamiento en cada una de las deceleraciones y frenadas. No se necesita ni enchufe ni toma de carga para hacerlo.

Coches con tecnología híbrida eléctrica: el sistema de marchas

En el caso de los coches híbridos eléctricos de funcionamiento combinado o Full-Hybrid, la tecnología más popular de este tipo con Toyota y Lexus como principales marcas que la han popularizado, el tipo de transmisión o de cambio es el automático E-CVT, que gestiona en todo momento el mejor funcionamiento del motor térmico y del motor eléctrico. El selector del cambio tiene varias posiciones: R (marcha atrás), N (el equivalente al punto muerto), B (freno motor) y D (conducción).

Coches con tecnología híbrida eléctrica: el inversor

El inversor se encarga de transformar y administrar el flujo de energía eléctrica entre el motor y la batería. Se encarga también de convertir la corriente continua que entrega la batería en corriente alterna (y a la inversa) para el funcionamiento del motor y el generador eléctrico, el aire acondicionado o la batería auxiliar.

Coches con tecnología híbrida eléctrica: el monitor de energía

En el monitor de energía podrás consultar en todo momento cómo la tecnología híbrida eléctrica está gestionando la energía en todo momento según la conducción y según el modo de funcionamiento elegido. En el modo ECO, por ejemplo, se busca el máximo equilibrio o el modo más óptimo de máxima eficiencia entre el motor de gasolina y el motor eléctrico. En segundo lugar, el modo EV hace referencia a la propulsión exclusivamente eléctrica del vehículo. Y en tercer lugar, se puede activar el modo PWR (o Power), con el máximo rendimiento del vehículo y una aceleración más rápida y ágil.

Adicionalmente y tras el volante en el panel de instrumentación, el conductor suele tener el denominado indicador Eco Driving, que resume de forma muy esquemática el uso de energía principal o minoritaria en cada momento.

Cómo funciona un coche híbrido: así es su tecnología

Cómo funciona un coche híbrido eléctrico: así es su tecnología

Tipología de coches híbridos eléctricos

Dentro de los coches híbridos eléctricos convencionales o no enchufables, existen a su vez varios tipos.

Los más populares son los denominados híbridos combinados o Full-Hybrid (con Toyota y Lexus como máximos representantes), que a su vez resultan ser una especie de combinación de otros dos tipos de híbridos: los híbridos en serie y los híbridos en paralelo.

En los coches híbridos eléctricos en serie, el motor o motores eléctricos son los que impulsan al vehículo, ya que el motor de combustión interna no tiene conexión mecánica con las ruedas. La gran finalidad del motor de gasolina o diésel es mover un generador para que éste genere electricidad, para almacenarla en la batería y ésta nutra al motor/motores eléctricos.

En los vehículos híbridos eléctricos en paralelo, la principal fuente de energía parte del motor de combustión interna, que es el que mueve al vehículo en la gran mayoría de las ocasiones. En ciertos momentos, como en la salida y en una aceleración, el motor eléctrico aporta su potencia, en el primer caso para circular a muy baja velocidad y circular de forma muy eficiente y en el segundo caso como apoyo extra de energía al motor térmico.

También te puede interesar

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y la movilidad ya se han transformado. Tú también puedes contribuir hoy al cambio saltando a este nuevo escenario más responsable. Se abre el telón…