Volkswagen Split

Con el conductor todo lo más adelantado posible, mucha simpatía y el motor y la transmisión en el eje trasero, la furgoneta Volkswagen aprovecha a fondo su tamaño para que dentro haya una capacidad insospechada en un vehículo de 4,30 m de longitud. En las versiones Samba, nada menos que ocho luminosas plazas y un maletero acorde con sus necesidades.
-
Volkswagen Split
Volkswagen Split

Para poner en marcha el motor hay que girar la llave, que va colocada a la derecha del volante, y al instante comienza a oírse el suave rumor que procede del motor bóxer, instalado detrás del eje trasero.

Ignoro si será por el mejor aislamiento o por estar más alejado de los oídos del conductor, pero en esta Samba suena lo justo para que un viaje largo, a 100 km/h de marcador, no se convierta en una pesadilla.

Al comenzar a girar el volante se produce otra sorpresa: la dirección fabricada por ZF es bastante más suave de lo esperado y, además, es hasta algo rápida, con sus 2,8 vueltas de tope a tope. Según voy subiendo de marchas, noto que están muy abiertas entre sí; sin embargo, el buen equilibrado básico del motor bóxer y un par máximo conseguido a tan sólo 2.000 rpm, o lo que es lo mismo, a 56,6 km/h en cuarta, hacen que responda con vigor suficiente. Según voy enlazando las primeras curvas por una carretera secundaria, noto que se comporta francamente bien, sin apreciarse tendencias sobreviradoras o subviradoras, gracias en buena parte al reparto de pesos en ambos extremos.

Obviamente, no es un coche de carreras ni lo pretende, sino una encantadora furgoneta destinada a transportar personas. Vista de esta manera, la Samba nos acabará convenciendo por la comodidad de su suspensión de barras de torsión y la facilidad con que deja atrás los kilómetros yendo a un crucero de 100 km/h de marcador y algo menos de 3.500 rpm de régimen constante. En ese plan, el consumo queda en torno a los 10 litros cada 100 km, obligando a visitar los surtidores de gasolina cada 350 km para no dejar completamente vacío el depósito de 40 litros de capacidad. Por lo demás, los usuarios de este tipo de vehículos están convencidos de las grandes cualidades del motor del motor desarrollado por Ferdinand Porsche: al precio de un consumo elevado y una escasa potencia para su cilindrada, es capaz de rodar durante jornadas enteras sin más precaución que controlar los niveles de aceite y gasolina.

Lo más importante de la Samba es su sencillez general, la facilidad con que se conduce y la gran luminosidad interior, que aumenta cuando abrimos a los cuatro vientos el techo de lona.

Galería relacionada

Volkswagen Split

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...