Seat 850

Suficientemente amplios, manejables, alegres y económicos eran los rasgos más valorados por los propietarios del 850 berlina. Este utilitario de tipo medio, que Seat mantuvo en producción casi una década, fue también adaptándose mecánica y estructuralmente a las exigencias del público y, como consecuencia de su lógica evolución, durante algunos años llegó a superar en ventas al mítico seiscientos.
-
Seat 850
Seat 850

Bien, hecha esta contextualización, es el momento de tomar el volante del 850 Especial 2 Puertas. Una mezcla de emoción y nostalgia me invade, ya que entre 1970 y 1976 tuvimos en casa un Especial 4 Puertas, de color verde oscuro, como coche familiar. Además, entre 1987 y 1989, un servidor se desplazaba junto con varios amigos, también ciclistas amateur, a las carreras de Cáceres, Zamora y Valladolid a bordo de un Especial 2 Puertas. Cuatro bicicletas en la baca, las ruedas en el interior del coche y cinco ocupantes bastante apretados era la tónica habitual en aquellos periplos. Pero aquellos eran otros tiempos y ahora nos hallamos ante un viaje más placentero, al volante de la niña bonita del aficionado madrileño Cruz Roldán.

Nada más entrar, recuerdo enseguida su habitáculo algo reducido, en el cual, a quienes somos altos nos resulta algo difícil encontrar la postura de conducción más cómoda. Los asientos delanteros no tienen respaldo reclinable, por lo cual hay que mantener una posición algo forzada al agarrar el volante, incomodidad que se acrecienta al tener los pedales demasiado juntos y estorbar el paso de rueda izquierdo.

Pero, una vez en marcha, esa cierta incomodidad queda solapada por el disfrute que empiezo a alcanzar. Por él parece no haber pasado el tiempo, pues se maneja con increíble facilidad y responde a la perfección a mis demandas con el acelerador. Si, además, dichas solicitudes se apoyan en un uso racional del cambio de marchas, se gana el doble en eficacia, y eso que hay que tener mesura porque Cruz nos comenta que el motor aún está en rodaje después de la restauración a la que le ha sometido.

El inconveniente acústico que supone llevar unos desarrollos cortos, se convierte en un rodar alegre y con brío en terreno virado y cuesta arriba. A poco más de 100 km/h, en cuarta, el ruido interior supera los 80 decibelios e, inconscientemente, la mano derecha parece buscar la quinta.

La estabilidad, sin ser su mejor cualidad, resulta aceptable. El reparto de pesos con una persona al volante resulta 280/455 kg, entre el tren delantero y el trasero; con cinco ocupantes y equipaje, la relación es de 430/655 kg. No existe, por tanto, una gran descompensación entre ambos, como sí ocurre en otros todo atrás contemporáneos al 850.

De todos modos, a mi parecer, lo mejor del coche es su motor, con mucho brío y bastante fiable pese al alto régimen de giro que incita a llevar si pretendemos viajar con alegría. Durante la prueba nos acompañó también Marco, el antiguo presidente del Club Amigos del 850 Berlina, a bordo de su 850 del 67, por lo que pudimos conducir ambos coches. En prestaciones resulta superior el Especial, sobre todo en zonas de curvas y con pendientes. Y en cuanto a frenos, los discos en las ruedas delanteras marcan una diferencia significativa con respecto al modelo Normal.

Galería relacionada

Seat 850

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...