Coches para el recuerdo: Mercedes SL 500 1989-2001 (guía de compra)

Si eres fan de Mercedes y, además, te apasionan algunos de sus descapotables, el Mercedes SL 500 de finales de los 80 y los 90 es una de las alternativas de más calidad por las que merece la pena invertir. Repasamos un poco su historia, así como los principales precios que se manejan en el mercado de los clásicos de ocasión.
Jesús Bonilla y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Coches para el recuerdo: Mercedes SL 500 1989-2001 (guía de compra)
Coches para el recuerdo: Mercedes SL 500 1989-2001 (guía de compra)

En el mercado de los coches clásicos usados, hay varios modelos descapotables de gran calidad que aún se conservan en muy buenas condiciones. Uno de ellos es el Mercedes SL 500 que estuvo en producción entre 1989 y 2001. Desde el lanzamiento y durante todo su periodo de producción, fue el coche abierto con mayor rigidez torsional. Además de la información de la marca, las pruebas específicas que se hicieron en su momento lo certifican y, sin llegar a medir directamente la rigidez torsional como se hizo en esas pruebas, al conducir el SL por una carretera bacheada con y sin el techo rígido no se escuchan los ruidos ni se notan las vibraciones comunes en otros descapotables. Al margen del beneficio que eso produce para el confort y la estabilidad, un bastidor que se retuerce menos es positivo para la duración.

Publicidad

El Mercedes SL 500 es un coche complejo técnicamente y eso siempre puede ser una fuente de problemas, pero la calidad de construcción era de lo mejor en ese momento. La forma en que ha envejecido la unidad que mostramos en este artículo se ve muy pocas veces en coches con esta edad. Sus cualidades dinámicas eran sobresalientes, con esa fidelidad de trayectoria en carreteras rápidas que distinguían a los Mercedes-Benz de cualquier otro modelo. Era pesado y no tenía una suspensión dura, pero no le faltaba agilidad. El motor daba un empuje intenso y uniforme. Sí, gastaba carburante, pero menos que otros coches de potencia y peso similares. Además de este recomendable SL 500 V8 me parecen igualmente interesantes las versiones con motor de seis cilindros en línea y 24 válvulas. Lleva un arco de seguridad que se puede desplegar manualmente.

Mercedes SL 500El SL 500 tuvo tres motores V8. Los dos primeros tienen culatas de cuatro válvulas por cilindro y se distinguen porque el primero (1989-1992) rendía 326 CV a 5.500 rpm y 450 Nm y el segundo (1992-1998), 6 CV menos y 20 Nm más. El tercero (1998-2001) es el menos satisfactorio, de tres válvulas por cilindro y 306 CV que Mercedes-Benz desarrolló para cumplir más fácilmente la normativa de emisiones. En general es un motor duradero, no hay que asustarse porque la unidad pase de 200.000 km, siempre que el historial sea bueno. Además de la inspección normal de un motor, conviene fijarse en el manómetro de aceite, que debe marcar 3 kg/cm2 y entre 1,5 y 2 en caliente y en marcha sin mucha carga. Si baja de ahí es mala señal, lo menos que puede pasar es un fallo del sensor, que está junto al filtro.

Mercedes SL 500: historia y versiones

-1989: Presentación en el Salón de Ginebra: 300 SL y 300 SL-24 de seis cilindros en línea, 500 SL V8. El 300 SL con caja de cambios manual de 5 velocidades o automática de 3, el 300 SL-24, además, con automática de 5 y el 500 SL sólo con automática de 4.

-1992: 600 SL con motor V12 de 6,0 l  y 394 CV.

-1993: Cambio de nombre, las letras SL pasan a estar delante del número que indica la versión (SL 500). Nuevos motores de seis cilindros en línea: SL 280 y SL 320.

-1995: Remodelación de carrocería y equipamiento, como faros de xenón y ESP opcionales (de serie en el SL 600). Caja de cambios automática de 5 velocidades para el SL 500 y 600.

-1998: Remodelación y nuevos motores: el 280 y el 320 con un V6 de 18 válvulas, el 500 con un V8 de 24 válvulas. El SL 600 permanece igual.

-1999: Versiones AMG SL 55 (V8 354 CV) y SL 73 (V12 5258 CV).

Publicidad

-2001: Fin de la producción con 204.940 unidades, la tercera parte de ellos con el V8 de 32 válvulas.

Mercedes SL 500

Mercedes SL 500: nuestra recomendación

Con la familia SL «Pagoda» a precios prohibitivos y los de la siguiente generación R-107 cada vez más inaccesibles, los SL R-129 de los años 90 ya están en el punto de mira de coleccionistas y aficionados como modelo para invertir. O sencillamente para quien busque un descapotable rápido, confortable y con el sello de calidad y estatus de «Mercedes». Dentro del catálogo de variantes, el SL 500 es el más equilibrado. Por 10.000-15.000 €, ofrece un V8 de 320 CV (250 km/h) y todas las asistencias técnicas imaginables —control de tracción, suspensión adaptativa, capota eléctrica...— para que lo pueda disfrutar incluso un conductor novel. La electrónica es al mismo tiempo su cara y su (posible) cruz.

Mercedes SL 500: nuestra versión recomendada (ficha técnica)

DATO TÉCNICO Mercedes SL 500
Motor 8 cilindros en V a 90º, bloque y culata de aluminio y refrigeración líquida
Cilindrada 4.973 cm3
Alimentación inyección electrónica Bosch
Potencia 320 CV a 5.600 rpm
Velocidad máxima 250 km/h
Aceleración 6,5 segundos
Consumo carretera 9,9 l/100 km
Consumo ciudad 21,9 l/100 km
Publicidad

Mercedes SL 500: precios de las piezas

PIEZAS Coste
Plástico transparente de la capota 150 €
Bomba hidráulica reconstruida de la capota 400 €
Capota flexible (sin armazón) 800 €
Cara interior del techo 150 €
Bomba neumática del cierre centralizado 1.300 €
Acumuladores de presión de la suspensión (2) 200 €
Discos de freno delanteros (2) 100 €
Escape completo de acero inoxidable 1.900 €

También te puede interesar

Coches para el recuerdo: Mercedes-Benz 190 E 2.3 16V

Coches para el recuerdo: BMW M3 (1985)

Coches para el recuerdo: Ford Sierra RS Cosworth

 

 

 

Publicidad