Publicidad

Coches para el recuerdo: Ford Escort RS Cosworth

La supresión del Grupo B en 1986 fue un impulso a los coches con turbo y tracción total, base para los Grupo A de Rallyes. El Ford Escort RS Cosworth fue un deportivo de calle… inigualable.
Motor Clásico.

Twitter: @autopista_es Fotos: Mikael Helsing. -

Coches para el recuerdo: Ford Escort RS Cosworth
Coches para el recuerdo: Ford Escort RS Cosworth

Además de Lancia, Ford fue la marca que desde el principio apoyó a la FIA en la decisión de prohibir el Grupo B y suspender el Grupo S. Lancia estaba muy segura de que su Delta podría ser un buen Grupo A de rallyes, y acertó. Ford creyó lo mismo con el Sierra y falló. Entre 1987 y 1992, Ford probó con el Sierra XR 4x4, el RS Cosworth y el Cosworth 4x4. Y, en esas seis temporadas, una sola victoria, la de Didier Auriol/Bernard Occelli en el Tour de Corse de 1988.

En 1986 Ford lanzó la cuarta generación del Escort (segunda con tracción delantera). En 1988, durante una reunión en Ford Motorsport (en Inglaterra), Stuart Turner —su responsable entonces— sugirió colocar el motor, la transmisión y los ejes de un Sierra Cosworth 4x4 en una carrocería de Escort. Pero ocurrió lo mismo que con el fallido proyecto del Escort RS1700T: una gran idea que Ford tardó demasiado en desarrollar.

Entre 1988 y 1989, Ford Motorsport fabricó el primer prototipo de Escort con turbo y tracción total (conocido internamente como ACE), antes incluso de que el Sierra Cosworth 4x4 llegara al mercado. Después, el proyecto pasó de Motorsport al departamento de vehículos especiales de Ford (Special Vehicles Engineering, SVE) que construyó 18 prototipos. Con uno de ellos, en 1990, Mia Bardolet ganó el Rally de Talavera (Campeonato de Tierra), la primera victoria de este modelo. En 1991, aunque el número de unidades para la homologación en Grupo A se redujo de 5.000 a 2.500, no parecía que la producción estuviera próxima. Finalmente, en 1992, Karmann comenzó el montaje del Escort Cosworth (no se podría fabricar en las cadenas normales del Escort) y en mayo de ese año se lanzó al mercado. La homologación en Grupo A fue en enero de 1993, seis años después que el Lancia Delta HF 4WD y cinco que el Toyota Celica GT-Four.

Ford Escort RS CosworthFord Escort RS Cosworth: su motor

El motor era el Cosworth YB, en decir, una culata Cosworth sobre el viejo bloque Ford Pinto modificado. El primer Ford Escort Cosworth tuvo la versión llamada YBT, con 2 litros de cilindrada, culata de cuatro válvulas por cilindro en V a 45º, inyección electrónica Weber Marelli y 8 a 1 de relación de compresión. El turbocompresor era un Garrett de gran tamaño específico para este modelo, con elementos del T3 y del T4 (internamente T3/T04 B y también conocido como T34), overboost y un intercooler aire/aire. Rendía 227 CV a 6.250 rpm y 298 Nm a 3.500 rpm.

La transmisión no cambiaba mucho con relación a la del Sierra, salvo por la longitud del árbol. Dado que estaba hecho a partir del Sierra, un coche con motor longitudinal, cambio también longitudinal y tracción trasera, del diferencial central salía una correa que movía al semieje conectado al diferencial delantero. El diferencial delantero estaba al lado derecho del motor y el palier izquierdo pasaba por medio del cárter. Una solución semejante a la de algunos todoterreno y turismos de tracción total hechos a partir de un propulsión trasera.

El diferencial central mandaba normalmente más fuerza a las ruedas traseras (33/66) y tenía acoplamientos viscosos en el central y en el trasero. La caja de cambios era de cinco velocidades. La suspensión también era la del Sierra: McPherson delante y, detrás, un triángulo de arrastre con eje oblicuo. Es decir, funcionalmente, era la suspensión característica de los coches de tracción trasera hasta que empezaron a llevar sistemas multibrazo (el Mercedes-Benz 190 desde 1982). Las versiones de Grupo A tenían una suspensión trasera semejante pero con brazos en vez de un triángulo de arrastre.

Así era su chasis

El chasis era una plataforma acortada del Sierra junto con elementos del Escort normal y otros específicos de esta versión. La distancia entre ejes era 2,55 metros, más corta que la del Sierra (2,61), pero mayor que la de un Delta o un Celica. El enorme alerón trasero no estaba para hacer bonito (a quien le parezca bonito), sino que proporcionaba verdadero apoyo aerodinámico. De hecho, Ford afirmaba que el Escort Cosworth era el primer coche de serie con coeficientes de elevación negativos en los dos ejes.

Ford Escort CosworthEste primer Ford Escort Cosworth se vendió entre 1992 y 1994. Una vez que estuvo homologado en Grupo A, Ford modificó el motor para que resultara menos brusco y más adecuado para un coche de serie. El motor de esta segunda variante se conocía como YBP y se distinguía, entre otras cosas porque el turbocompresor era un Garrett T25, más pequeño y con menos inercia, con una presión máxima de 0,95 bar que llegaba a 1,3 momentáneamente con el overboost. Con una distribución adecuada al nuevo flujo de aire, la respuesta del motor era muy distinta. Daba la potencia máxima (220 CV) a un régimen mucho más bajo: 5.750 rpm. El par máximo quedaba prácticamente igual (290 Nm), pero también a menor régimen: 2.500 rpm. Se puede distinguir a un motor de otro con solo abrir el capó: el primero tiene un llamativo color azul y letreros con grandes caracteres en la tapa de balancines, el segundo es más discreto y con una sencilla indicación «Ford Cosworth».

El Ford Escort Cosworth se produjo hasta 1996, que también fue el último año que participó en el mundial de rallyes como Grupo A e, inicialmente, parecía que tampoco podría hacerlo como WRC. Aunque para se estipulaba una producción de 20 unidades, el reglamento indicaba que un WRC tenía que estar basado en un coche del que se hubieran construido 25.000 unidades, cuando del Escort Cosworth se habían hecho 7.185 y no se iba a hacer más. La FIA concedió una excepción y el Escort WRC corrió las temporadas 97 y 98. Aunque se estipulaba una producción de 20 unidades, ninguna de ellas se homologó como coche de calle. La diferencias mecánicas con el Escort Cosworth de serie eran muy grandes; entre otras, Ford reemplazó la arcaica suspensión trasera heredada del Sierra por una McPherson semejante a la que tuvieron el Delta y el Celica desde el principio.

En definitiva, y por concluir, si bien el Ford Escort RS Cosworth llegó tarde para ser un candidato al título en el Mundial de Rallyes, como coche de calle fue plenamente satisfactorio. De hecho, bajo ciertos criterios, fue preferible a otros modelos de la generación de los turbo con tracción total… como los Lancia Delta HF Integrale o el Toyota Celica Turbo 4WD Carlos Sainz.

También te puede interesar:

Ford Escort RS Cosworth vs Lancia Delta HF Integrale

¿Se puede montar un motor de un Ford Escort en 42 segundos?

Así era el Ford Escort RS2000