Coches para el recuerdo: BMW 2002 Tii, la antesala de los M3

El BMW 2002 Tii fue un referente deportivo, un atractivo carreras-cliente utilizable a diario, listo para la competición y que marcó el futuro de los venideros BMW M3.
Texto: Bernardo Aparicio / Fotos: Juan Gabriel Rueda -
Coches para el recuerdo: BMW 2002 Tii, la antesala de los M3
Coches para el recuerdo: BMW 2002 Tii, la antesala de los M3

La teoría de Darwin viene a decir que las especies animales evolucionan paulatinamente para adaptarse al medio y sobrevivir. Extrapolando la tesis darwiniana, también las marcas automovilísticas siguen patrones similares, del mismo modo que podríamos aplicarla a infinidad de aspectos más o menos cotidianos. Pero en el caso que ahora nos interesa, el BMW 2002 Tii, puede decirse que la actual Serie 3 de BMW no es sino la evolución, adaptación, mejora y perfeccionamiento de la Serie 02 de los años 60

BMW 2002 Tii: contexto histórico

Tras la grave crisis de los 50, que la división motociclista y el Isetta apenas pudieron paliar, y mucho menos los grandes y lujosos pero obsoletos 501 de estructura de preguerra, la casa de Munich echó el resto lanzando una «Neue Klasse» destinada a potenciar su imagen. En 1960, la entrada de capital de la familia Quandt dio alas al proyecto de esta categoría de berlinas y coupés que, como objetivo principal, debían combinar lujo, deportividad y economía

Y así, en 1961, eran presentados en el Salón de Frankfurt el sedán 1500 de cuatro puertas y el coupé 3200 CS. El segundo ponía el acento en su estilo, potencia y dinamismo; el primero, una berlina de gama media, buscaba hacer rentable el proceso; y los dos marcaban la línea del futuro de la casa bávara. 

BMW 2002 TiiAños más tarde, consolidado el plan de salvamiento con el éxito de la gama 00/02 (cuatro y 2 puertas respectivamente) y los sucesivos 1500/1502, 1600/1602 y 1800/1802, desde Estados Unidos, el importador Max Hoffman pidió a la matriz alemana una versión deportiva de la serie 02. Casualmente Helmut Wemer, director de planificación, y Alex von Falkenhausen, diseñador del motor M10, ya habían desarrollado a título particular un 1602 con un motor de dos litros

Nace el BMW 2002

La respuesta fue inmediata y rápidamente salió al mercado el BMW 2002, de inicio dotado con un carburador y 101 CV, que al poco tiempo sería sustituido por el 2002 Ti (Turismo internacional) con doble carburador y 119 CV y que culminaría con el 2002 Tii (Turismo internacional inyección), cuyo motor de cuatro cilindros estaba alimentado por una inyección mecánica Kugelfischer: ¿Potencia? 130 CV. 

El diseño del BMW 2002 Tii es muy personal e identificativo: su línea con los tres volúmenes bien definidos, el frontal en cuña formando una proa y su parrilla con los característicos riñones centrales y faros redondos. Una estética moderna y acertada que marcaría los rasgos de diseño de la futura Serie 3. Pero como ya habrás advertido, el 2002 Tii de las fotos está modificado, y es porque esta unidad fue preparada para competir en rallyes de vehículos históricos y dispone, incluso, del correspondiente pasaporte FIA2. Lo advertía en la entradilla del artículo: utilizable a diario y listo para competir el fin de semana. 

En este caso, la preparación de este BMW 2002 Tii se ciñe a medidas de seguridad tales como barras de seguridad, extintor, martillo, cortacorrientes, baquets, arneses y parabrisas térmico delantero. Además, monta refuerzos en carrocería, silentblocks reforzados, copelas regulables, una suspensión Bilstein con muelles reforzados Jaymic, estabilizadoras regulables más gruesas, dirección de cremallera más rápida con asistencia eléctrica variable, frenos de disco ventilados delanteros y traseros procedentes del E21, con pastillas Necto de alto rendimiento, autoblocante mecánico, caja de cambios Gtrag de cinco relaciones, grupo final corto, encendido electrónico, radiador y ventilador sobredimensionados, doble bomba de combustible, radiador de aceite, cableado, manguitos de silicona, filtro de aire de competición, escape artesanal, depósito extra, cuatro faros Cibie suplementarios, batería de alta capacidad alojada en el maletero, llantas 13x7 y neumáticos semi-slicks Yokohama… Una auténtica lista de la compra, vamos. 

BMW 2002 TiiCon todas esas modificaciones, el vehículo mejora de forma sustancial su comportamiento y prestaciones respecto a un Tii normal. Ya en su día, los 2002 se convirtieron, junto a los Ford Escort, los Alfa Romeo Giulia y también en menor medida los Porsche 911, en el carreras-cliente preferido por conocidos «sunday racers» o corredores no profesionales europeos. A un nivel avanzado, en los Grupo 1 y 2, y a pesar de las competitivas preparaciones de Alpina, Schnitzer, GS-Tunning y Koepchen, los 2002 -atmosféricos o posteriores turbo- tuvieron su coco particular en el Alfa Romeo GTAm y los 911 homologados. 

Así pues, en una España aislada por los exiguos cupos de importación y en la que el aficionado común corría con los autóctonos Renault 8 TS, Simca Rally 1300 o Seat 124, quien lograba introducir en la Península una unidad procedente –por ejemplo- de Canarias, como es el caso, tenía medio rallye ganado. De hecho, esta unidad concreta tiene un palmarés en regularidad histórica con algún campeonato y varias victorias en pruebas nacionales. 

En vivo, llama la atención su agresivo frontal, su fino pilar B, su inclinado hacia delante pilar C y la parte trasera del maletero (que por cierto ya monta los pilotos cuadrados y no los anteriores redondos). No obstante, carece, a mi juicio, de la belleza y sobre todo el músculo de un Alfa Romeo Giulia. 

En el interior de este BMW 2002 Tii preparado me sorprende positivamente su espacio interior, sin duda muy apropiado para tallas altas como la mía. Además su generosa superficie acristalada, da sensación de amplitud y luminosidad. El salpicadero lo preside un completo cuadro y, antes de activar el cortacorrientes y la bomba de combustible, observo un curioso regulador de asistencia de la dirección y de oportunos relojes que informan, además de la temperatura de refrigerante y voltaje, de la temperatura y presión de aceite. 

BMW 2002 Tii: así se mueve

Pulso el botón de arranque y no hay sorpresas: suena a alemán de cuatro cilindros alimentado por inyección y dotado de escape libre; o sea, potente y ligeramente bronco. La caja de cambios Gtrag tiene intercambiados los dibujos de la primera –izquierda y abajo- y la marcha atrás –arriba-. Admito que es algo engorroso hasta que te acostumbras. Por el contrario, su accionamiento es cómodo, aunque, eso sí, el conjunto cambio-diferencial tiene un desarrollo cortísimo, con una velocidad máxima según el medidor Blunik de tan sólo 145 km/h. 

A cambio otorga una aceleración sobresaliente en las tres primeras relaciones, con una tercera «todo uso» en un rallye de regularidad. Comprobé que para pasar de 25 a 75 km/h, tan solo había que pisar a fondo un par de segundos o tres. Con una relación peso/potencia en torno a los 7 kg/CV, el coche logra unas prestaciones que harían sonrojar, con una diferencia de 40 años, a un flamante BMW 420i (tipo F32) en un revirado tramo de montaña. 

BMW 2002 TiiEn este terreno y rodando alegre, el comportamiento es muy neutro y su tendencia natural a sobrevirar queda neutralizada por la eficacia combinada del diferencial autoblocante al 75%, los amortiguadores Bilstein y los neumáticos Yokohama. Vira plano, es equilibrado a la entrada en curva y tracciona bien a la salida, transmitiendo así confianza al conductor. 

Es lógicamente al sacarlo de su hábitat natural cuando muestra sus carencias, llevándose mal con el tráfico y badenes de la ciudad. Pero es sobre todo al salir a autovía cuando da muestras de que para circular a 120 km/h el cuentavueltas marca ya las 5.000 rpm. Y aunque todavía tiene margen, constato una vez más que su terreno ideal son las carreteras secundarias. El renovado equipo de frenos no hacen sino incidir en ello: la frenada es potente y aporta el grado de confianza y seguridad adecuado. 

Un día después de catarlo, telefoneé al maestro Arturo de Andrés, quien tuvo a título personal un 2002 Tii de 1972. Al preguntarle cómo iba de serie, me comentó que, sin modificación alguna, los Tii de serie eran tan correosos como los modelos aquí preparados para competiciones amateurs. «El coche de serie tenía un reparto de pesos de 56,5/43,5 por ciento en los trenes delantero y trasero respectivamente. Con la suspensión original —recordaba Arturo—, el coche tendía a balancear, aunque no tanto como sus competidores. También con el diferencial abierto y tanto peso delante, tendía a subvirar primero para sobrevirar después, requiriendo especial atención en aceleraciones en segunda velocidad y en mojado, donde era fácil que perdiese rueda. Eso sí, era un coche robusto y muy fiable que vendí con 250.000 km sin haberle abierto el motor ni consumir una gota de aceite». 

En definitiva, el BMW 2002 Tii fue un automóvil muy avanzado en su época, con un bastidor de ruedas independientes, un motor tan fiable que hasta Alpina comercializaba una versión con 200 CV manteniendo la misma garantía que ofertaba BMW, un efectivo autoblocante opcional y una recomendable caja de cinco relaciones que también se ofrecía en opción. Con todos estos elementos, BMW se hizo por derecho propio un hueco en el mercado de las berlinas deportivas europeas iniciando una senda de la que hoy es referente. 

BMW 2002 Tii. Ficha técnica

Motor

Tipo: 4 cilindros en línea, bloque de fundición, culata de aluminio, 5 apoyos de cigüeñal y refrigeración líquida.

Posición: delantero longitudinal.

Cilindrada: 1.990 cm3

Potencia: 130 CV a 5.800rpm.

Transmisión

Tipo: A las ruedas traseras con autoblocante ZF al 75% y relación cerrada.

Embrague: Fitchel & Sachs.

Cambio: Gtrag 255/5 de 5 relaciones sincronizadas.

Chasis

Carrocería: monocasco autoportante.

Suspensión delantera: tipo McPherson con brazos inferiores triangulares, amortiguadores telescópicos Bilstein, muelles Jaymic y barra estabilizadora de 20 mm.

Suspensión trasera: brazos oblicuos con amortiguador telescópico bilstein, muelles Jaymic y barra estabilizadora de 22 mm.

Frenos: hidráulicos de discos en las 4 ruedas.

Dirección: de tornillo sin fin con asistencia eléctrica variable.

Ruedas: llantas de aleación de 7 x 13”.

Dimensiones y peso

Largo/ancho/alto: 4.230/1.590/1.410 mm

Batalla: 2.500 mm

Peso: 950 kg

Prestaciones

Velocidad máxima: 145 km/h, aprox.

Cotización

20.000-40.000 euros 

También te puede interesar

BMW 2002 Hommage Concept: el 2002 Turbo 50 años después

BMW 3.0 CSL Hommage R, 40 años después. Vídeo y fotos

Clásicos del mañana: los coches de hoy que harán historia

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...