Hablan Loeb, Hirvonen y Sordo

Finalizado el Rally de Noruega, Loeb asegura que no ha sido una victoria fácil, mientras que Hirvonen analiza por qué se le escapó la victoria y como piensa remediarlo. Sordo, por su parte, está contento con su quinto puesto.

Sébastien Loeb ha vuelto a ganar, siendo su victoria número 49, pero esta vez ha tenido en Hirvonen un rival a su altura, la diferencia entre los dos ha sido tan pequeña que ambos han podido ganar. Según Loeb ha sido más difícil que en otros rallyes: “Mentalmente ha sido un rallye muy duro. Me he puesto muy tenso cuando he sabido que Hirvonen había reducido distancias en el primer tramo de esta mañana (tercera jornada, la más larga), pero no hemos aflojado, aunque eso significara arriesgarse a tener un par de sustos. En el último tramo sabía que el más mínimo error arruinaría todo el trabajo del fin de semana. Sin embargo, todo ha salido bien y es genial haber ganado este rallye por primera vez. Ganar por tan poco margen es difícil, pero también es más satisfactorio que ganar un rallye en el que llevas un minuto de ventaja desde el primer día." Sobre la prueba en sí sólo tiene elogios: “Ha sido un rallye fantástico y las condiciones han sido perfectas de principio a fin. Los neumáticos han funcionado muy bien gracias a la nieve compacta."Mikko Hirvonen sigue sin encontrar el momento para batir a Sébastien Loeb: “No puedo decir cuando será," afirma Hirvonen después del Rally de Noruega y sigue, “pero una cosa es segura, yo no me voy a rendir. A cada rally al que voy, siembre busco la victoria. Todo lo que puedo decir es que sólo hay una persona batiéndome en el campeonato del Mundo y ese es el mejor piloto. Tengo que aprender de ello, pero pronto. Mi hijo tiene tres años y medio y juega con sus coches en casa. Mueve un coche y dice: “éste es Sébastien Loeb y es muy difícil de ganar…" Tengo que ganarle pronto o mi hijo pensará que es imposible de batir." Cuando se le pregunta cómo puede ganarle Hirvonen responde: “He aprendido en Noruega que sólo hay una forma de hacerlo y es no cometiendo errores y realizando cada curva perfecta. Es la única forma. Él lo consigue y mientras yo no lo consiga, no podré ganarle." Hirvonen no es especialmente un piloto conservador y en Noruega iba al límite de sus posibilidades: “Se toman muchos riesgos, lo arriesgas todo en cada curva, conduciendo tan rápido como puedes en cada giro. La línea entre hacerlo bien y un accidente es muy delgada. En Noruega fui al límite todo el tiempo. Tanto yo como Loeb íbamos todo el rato al límite y lo verdaderamente increíble es que ninguno de los dos nos salimos ni nos equivocamos en un cruce." Mirando atrás, Hirvonen tiene claro dónde perdió el rally: “En la segunda especial del sábado. Creí que había conducido muy bien, pero luego vi su tiempo. Era increíble. Para mi, hubo demasiados errores pequeños. Un poco abierto en una curva, un toque en el muro de nieve a la salida de otra. Es ahí donde el tiempo se esfumó y eso es lo que tengo que parar para ganarle." El español Dani Sordo ha hecho todo lo posible por salir puntuando de Noruega y a pesar de estar en el escenario menos favorable para él, ha alcanzado una meritoria quinta posición, siendo batido sólo por escandinavos y Loeb: "El último día no ha sido fácil. Nuestro objetivo era asegurar los puntos de constructores para Citroën, pero esta mañana no estaba relajado al cien por cien, especialmente en el primer tramo, donde usaba las notas del 2007. Me fue mejor en la segunda pasada, y estoy satisfecho del resultado de esta tarde, Citroën se mantiene al frente de la clasificación con 10 puntos de ventaja." El piloto sueco Patrick Sandell consiguió en Noruega la victoria en la categoría de producción, desde la decimotercera posición, con el Skoda Fabia S2000 del equipo Red Bull Rally Team. “Es nuestra primera victoria y nuestra primera prueba con un coche y un equipo nuevos, así que es una sensación fantástica," dijo Sandell. “Hemos llevado un buen ritmo desde el principio y hoy ha sido un día absolutamente perfecto. Ahora solo hay que encontrar los reglajes adecuados para el coche en tierra y en asfalto." El segundo puesto ha sido para el piloto del Mitsubishi Lancer, Eyvind Brynildsen, que quedaba justo después de Sandell en la clasificación a 44 segundos. Brynildsen el cual estaba encantado de conseguir su primer podio P-WRC en la prueba de su casa. “Ha sido un rallye fantástico, muy largo, pero muy bueno," ha comentado. “Para mí finalizar por detrás de Sandell y su Súper 2000 ya es como una victoria."

Los mejores vídeos