¿Cuál será el futuro de la Fórmula Uno?

La temporada 2005 está a punto de finalizar y podría ser una de las últimas: seis equipos han anunciado el inicio de los trámites para crear un torneo paralelo, que comenzaría en 2008.

McLaren-Mercedes, Renault, Toyota, Minardi, Sauber, BMW-Williams y BAR-Honda ya han iniciado los trámites para crear un campeonato paralelo a la Fórmula Uno, que comenzaría a partir de 2008. Estos equipos quieren desvincularse de Bernie Ecclestone, el todopoderoso señor del certamen, según explica el periódico “Cinco Días".El conflicto lleva años gestándose: los constructores quieren percibir más del 25 por ciento de los 1.000 millones de dólares que genera esta competición. El reparto lo realiza la gestora de derechos de promoción y retransmisión Formula One Administration, propiedad –lógicamente- de Ecclestone. Además, las escuderías “rebeldes" quieren que haya una mayor intervención del Tribunal de Arbitraje Deportivo en la interpretación de la normativa de las carreras. Así, se limitaría la mediación de la Federación Internacional de Automovilismo.Las premisas de los equipos son muy claras: “los fabricantes y las escuderías han firmado un pacto vinculante por el cual correrán juntos sólo en un certamen que satisfaga los principios fundamentales de un campeonato del mundo claro y equitativo. Aun así, el grupo se mantiene dispuesto a discutir con el propietario de los derechos comerciales y con la FIA sobre el futuro de las carreras de Fórmula Uno más allá de 2007. En cualquier caso, la actual incertidumbre no deja otra opción que progresar en los trabajos preparatorios para unas nuevas series", aseguran.Max Mosley, presidente de la FIA, no tiene muy claro que este campeonato paralelo vaya a nacer, debido a la inversión necesaria para poner en marcha un certamen de estas características. Se ha mostrado muy escéptico, pero los equipos, en apariencia, están decididos a seguir adelante. Sin embargo, existen varias sombras en el proyecto. Para empezar, Minardi cambiará de manos el próximo 1 de noviembre y pasará a ser propiedad de Red Bull, escudería que ha asegurado a Ecclestone su permanencia en la F1 más allá de 2008. Williams está a punto de desligarse de BMW y no se sabe cuál será su postura tras la escisión. Además, los rumores aseguran que Toyota estaría dispuesta a romper su alianza con los disidentes y a alcanzar un acuerdo con Ecclestone por separado. Las escuderías “rebeldes" no son las únicas que piensan en un campeonato paralelo. El jeque de Dubai Mohamed bin Hasher Maktoum Al Maktoum, de 28 años, ya ha puesto en marcha el “Mundial del Motor", su versión de la Fórmula Uno.Este certamen, que comenzó el 25 de septiembre (el mismo día que Alonso se proclamó campeón del mundo), consta de 12 carreras. En ellas participan 25 equipos, que vienen de 25 países distintos. España, de momento, no está entre ellos; ni siquiera podremos ver las pruebas, que se retransmitirán a 50 países.Aunque este campeonato no busca un enfrentamiento con la F1 (ni siquiera, según sus creadores, con la GP2), pronto podría convertirse en un espectáculo muy rentable. Su planteamiento responde al esquema de un “desafío por naciones"; muchas de ellas están avaladas por personalidades locales, como Luis Figo y Carlos Queiroz (Portugal), Ronaldo y Emerson Fittipaldi (Brasil), Niki Lauda (Austria)… Algunos ex–pilotos de Fórmula Uno y también los más destacados de la GP2 están al volante de estos monoplazas, Lola con motor Zytek 3.4 V8 de 520 CV.La mayor parte de las carreras se celebrará entre septiembre y marzo, casi en el “hueco" del calendario que la F1 deja libre. Las pruebas se llevarán a cabo en las regiones del Índico, del Pacífico y en África.