El Rally Shalymar regresa con nota

La recuperación de un rally mítico llamó a miles de aficionados, que acudieron en tropel a las cunetas para dejarse deslumbrar con tramos nocturnos, curvas iluminadas y especiales en el Circuito del Jarama. El Shalymar, cuyo gran protagonista fue Carlos Sainz, devolvió a Madrid una prueba que el año que viene podría estar de nuevo en el Nacional de Asfalto.
-
El Rally Shalymar regresa con nota
El Rally Shalymar regresa con nota

Tras una salida protocolaria en el estadio Santiago Bernabéu, el Rally Shalymar se ponía en marcha. Un total de 23 años después de su última edición, miles de aficionados llenaron las cunetas del tramo nocturno Hoyo-Colmenar, demostrando que el espíritu que acompañó a esta prueba durante los años 70 y 80 seguía vivo en la capital.

Puede decirse que la cita cerraba, de forma extraoficial, la temporada de rallies en España; así, acudieron algunos de los pilotos más destacados del panorama nacional. Enrique García-Ojeda (Peugeot 206) no quiso perderse la prueba. Sus máximos rivales serían Yeray Lemes (Mitsubishi Lancer) y Manuel Rueda (Renault Clio).

El canario comenzó marcando el mejor tiempo en el tramo nocturno que se celebró el viernes y mantuvo su liderato hasta que, en la segunda especial del sábado, Ojeda tomó el mando. Rueda los seguía de cerca, pero el cambio de su vehículo dijo “basta” poco después, dejando a Ojeda y a Lemes solos en su lucha por el primer puesto en el podio. Pronto estuvo claro que el cántabro sería el vencedor, ya que empezó a lograr un “scratch” tras otro. Únicamente cedió tiempo en la última sección del rally (cuando su ventaja sobre Lemes era de más de un minuto) y en las dos pasadas por el Jarama, que fueron para José María Pérez (Mitsubishi).

Ojeda dio a Peugeot un triunfo que la marca celebró con alegría. El cántabro estuvo acompañado en el podio por Lemes y por Ángel Domenech (Subaru Impreza).

La lluvia, el frío y la niebla complicaron los tramos, pero no impidieron que el público disfrutara en cada especial. Fueron especialmente celebradas las evoluciones de Carlos Sainz, que realizaba las labores de coche cero con un Porsche 911 GT3 preparado por Oreca. Se trata de la misma unidad que los hermanos Vallejo estrenaron en el Rally de Lugo, Posiblemente, éste será el vehículo que los gallegos llevarán en el Nacional de Asfalto 2007.

— Rubén Gracia (Mitsubishi), octavo, se hizo con el certamen madrileño de rallies.
Juanjo Lacalle fue el copiloto de Carlos Sainz, aunque el madrileño montó a su hijo mayor en el asiento de la derecha durante la primera pasada por el Jarama.
— Juan Collin y Arturo de Andrés finalizaron segundos entre los clásicos de Regularidad. Nuestros compañeros de la revista AUTOMÓVIL perdieron el primer puesto en el último tramo, cuando fueron sobrepasados por el Ford Escort MKI de Rico.
Peugeot ha anunciado sus planes deportivos para la temporada 2007. Aunque seguirá en marcha el Desafío, no habrá equipo oficial en el Campeonato de España de Rallies de Asfalto. La formación disputará el certamen IRC (Intercontinental Rally Challenge) con dos 207 S2000. Enrique García-Ojeda será el encargado de llevar uno de ellos, mientras que el segundo podría ser para Bryan Bouffier o para Gilles Panizzi.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...