Fuster vence de nuevo

Miguel Fuster (Renault Clio S1600) ha conseguido su segunda victoria consecutiva en tierras gallegas. Esta vez pudo tomárselo con más calma que el la cita anterior y, durante la segunda mitad del rally, se dedicó a administrar su ventaja para llegar sin problemas al escalón más alto del podio.
Autopista -
Fuster vence de nuevo
Fuster vence de nuevo

En el Rally Rías Baixas, los Renault Clio S1600 de Miguel Fuster y de Manuel Rueda fueron los protagonistas, luchando hasta el final de la prueba por la victoria. Apenas 15 días más tarde, de nuevo se desarrolló una interesante pugna en tierras gallegas; es esta ocasión, cambiaba el escenario (los pilotos se desplazaban a Ourense) y uno de los protagonistas: fue el Mitsubishi Lancer de “Rantur” el que se encargó de poner las cosas difíciles al piloto de Benidorm. Sin embargo, Fuster fue otra vez el vencedor.

En 2006, el Rally de Ourense se ha mostrado más benigno que otros años: acostumbrados a las altas temperaturas que reinan en la zona en estas fechas, las nubes (y, en ocasiones, una ligera lluvia) sorprendieron a los pilotos. Hubo suspiros de alivio: las mecánicas y los neumáticos sufrirían menos de lo esperado.

Fuster comenzó imponiendo su ley en el primer tramo, seguido por el piloto local Jorge González “Rantur” y por Dani Solá. El catalán no acababa de encontrarse a gusto con su Citroën C2, ya que su motor se había roto el día anterior, antes del tramo de tests, y tuvo que sustituirlo, por lo que apenas pudo probar los reglajes adecuados. Así, pronto comenzó a descolgarse de los primeros puestos y dejó la lucha en un mano a mano entre Fuster y “Rantur”.

Este último logró los mejores tiempos en las siguientes especiales y, al final de la primera sección, lideraba la carrera. Un Grupo N estaba al frente de la clasificación y parecía dispuesto a no dar un respiro a los S1600 que, tras él, se esforzaban por seguir arañando segundos al crono.

En la segunda pasada por los tramos de la mañana, los hermanos Vallejo, con problemas en los reglajes de la suspensión, perdieron 25 segundos tras sufrir un pinchazo. Cayeron desde la tercera hasta la quinta plaza y fueron adelantados por Solá y por Manuel Rueda (Renault Clio S1600). Mientras tanto, en los primeros puestos, continuaba la lucha entre Fuster y “Rantur”. Ambos se habían alternado de nuevo en la primera posición y, al llegar al reagrupamiento de mediodía, la ventaja del orensano era de 1,8 segundos sobre su rival. Todo estaba por decidir y llegaban los tramos más largos y complicados.

La tarde se inauguraba con el espectacular “Cañón do Sil”, una especial con 22,6 kilómetros en la que los Vallejo, una vez solucionados los problemas de su Clio S1600, impusieron su ley. Lo mismo hicieron en el siguiente tramo, San Pedro de Rocas. La carretera, estrecha y retorcida, no fue un trago fácil para los Mitsubishi y “Rantur” lo acusó. Fuster dio un golpe de mano y logró sacar una renta de 19 segundos sobre su rival, que bajaba hasta la segunda plaza. Por si fuera poco, tenía problemas de frenos en su Lancer Evo IX y no pudo cambiarlos, ya que no había repuestos para esta pieza. Se trataba de unos discos nuevos, proporcionados por Brembo, que también montaron los Grupo N de Santi Concepción y de Pedro Burgo. Este último se retiró en el quinto tramo, de nuevo tras sufrir problemas mecánicos (el gallego no está teniendo suerte en los rallies de “casa”), pero Concepción también acusó problemas con los frenos; al igual que “Rantur”, le fue imposible sustituirlos. Sin embargo, su rendimiento no bajó tanto como el del piloto local. A falta de un tramo para el final del rally, “Rantur” ya había sido adelantado por Solá y por los Vallejo: no sólo se esfumaban sus opciones de ganar, sino también las de estar en el podio.

Los aficionados locales tenían el corazón dividido: por una parte, aquellos que habían animado al orensano durante todo el día estaban un poco decepcionados, pero se consolaron con la remontada de los Vallejo. La experiencia y el buen hacer de los gallegos los dejó firmemente colocados en el tercer escalón del podio, tras un Solá que, finalmente, había logrado que el coche fuera más o menos a su gusto. En la primera posición, Fuster, dedicado durante la tarde a conservar su ventaja sin tomar riesgos innecesarios, se hacía con su segundo triunfo consecutivo en tierras gallegas y aumentaba un poco más su ventaja respecto a Solá, segundo clasificado en el certamen.

Finalmente, “Rantur” logró la cuarta posición absoluta y la primera en el Grupo N y en la Mitsubishi Evo Cup. Concepción fue segundo en ambos certámenes y obtuvo la quinta plaza en la clasificación general, tras adelantar a Rueda en el último tramo. El malagueño sufrió un pinchazo y el tiempo que perdió al cambiarlo benefició al canario.

Santi Concepción contaba de nuevo con el Mitsubishi Lancer Evo IX de AR Vidal, aunque mucho más afinado que en el Rally Rías Baixas. Esto se notó en los tiempos del piloto canario, que llegó a marcar un segundo “scratch” (mejor tiempo).
— Los también canarios Fran Suárez y Víctor Delgado finalizaron, respectivamente, en la tercera y cuarta posición en el Grupo N. Delgado estrenaba los neumáticos Kuhmo Rácing en su vehículo y quedó satisfecho con su actuación.
Armide Martín no contó en este rally con el Citroën C2 R2; el canario estuvo al volante del C2 GT de Alberto Monarri, cuyos problemas personales siguen impidiendo que esté presente en las pruebas del Nacional de Asfalto. Martín superó a todos los participantes del Trofeo C2, aunque no puntuaba en esta copa de promoción. El vencedor fue Óscar Garre.
— Durante la ceremonia de pre—salida del Rally de Ourense, se llevó a cabo la inauguración de una escultura dedicada a Estalisnao Reverter, creador de esta prueba, y a Antonio Colemán, digno sucesor en esta tarea.
Alberto Hevia no estuvo presente en el rally, ya que Peugeot no pudo preparar a tiempo un vehículo para que el asturiano, ya recuperado del accidente que sufrió en Rías Baixas, pudiera participar. Hevia espera estar en Avilés, la próxima cita del Nacional de Asfalto, que ha ganado en los dos últimos años.
— El que sí estará con seguridad en tierras asturianas será Sergio López—Fombona. El piloto de Gijón contará con un Mitsubishi Lancer Evo IX.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...