Doblete de Peugeot en el Rally de Santander

Enrique García—Ojeda llegaba a “su casa” con la misión de reforzar el equipo Peugeot y ha cumplido su cometido a la perfección. El cántabro se enzarzó desde el comienzo en una emocionante lucha con Dani Solá, que afrontaba este rally sin haberse recuperado completamente de su operación de apendicitis. Tras el tira y afloja de toda la jornada, finalmente Ojeda fue el vencedor, seguido por su compañero de equipo, Alberto Hevia.
-
Doblete de Peugeot en el Rally de Santander
Doblete de Peugeot en el Rally de Santander

Peugeot decidió reforzar sus filas en el Rally de Santander (tercero de la temporada) con el piloto local Enrique García—Ojeda. El programa de este año para el cántabro incluía varias pruebas del Campeonato Europeo de Rallies, pero finalmente se decidió que Ojeda también estaría presente en la cita “de casa”. La idea ha sido acertada, ya que el equipo ha logrado un doblete: Ojeda subió su 206 S1600 al primer escalón del podio, mientras que Alberto Hevia, su compañero, ocupó el segundo puesto.

Ambos pilotos mantuvieron una lucha sin cuartel a lo largo de todo el día con Dani Solá (Citroën C2 S1600). El catalán no se encuentra en plenas condiciones físicas, ya que aún se está recuperando de la operación de apendicitis que sufrió hace pocas semanas. Sin embargo, eso no le impidió estar en la salida de la cita cántabra y marcar el primer “scratch” (mejor tiempo) de la prueba.

Hevia y Ojeda le seguían de cerca; tanto, que al finalizar el primer bucle la diferencia entre Solá y Ojeda era nula. Ambos habían empatado y debían dar lo mejor de sí en las dos especiales siguientes si querían llegar al reagrupamiento de la mitad de la jornada con una ventaja definida. Hevia era tercero, a 2”, mientras que Manolo Cabo (Citroën C2 S1600) estaba al frente del segundo grupo de pilotos, que marchaban a más de 10” de las primeras posiciones. Tal y como estaban las cosas, esa diferencia era casi abismal.

Solá logró el mejor tiempo en los dos tramos, pero Ojeda no se descolgó. La tensión siguió aumentando: sólo 1,6 segundos separaban al cántabro del piloto de Citroën, líder por un margen muy estrecho. El catalán tuvo que descansar durante algunos minutos, pues la herida le provocaba algunas molestias.

En la primera pasada por la siguiente especial, Ojeda y Hevia dieron un golpe de mano y arañaron varios segundos al crono. El primero se adjudicó el liderato, mientras que Solá bajaba a la segunda plaza, seguido muy de cerca por Hevia. Poco después, éste logró adelantar a Solá, que tuvo un problema en la dirección asistida antes de empezar el siguiente tramo. Quedaban dos más, pero el catalán aún no había dicho su última palabra.

Tras Solá, Cabo y los Renault Clio S1600 de Miguel Fuster, Sergio Vallejo —con problemas de frenos y una avería en la dirección— y Manuel Rueda estaban enzarzados en su batalla particular, pero muy lejos de las plazas de podio.

Una nueva pasada por el tramo más largo del rally (San Pedro del Romeral, con más de 20 kilómetros) dejó al catalán en el segundo puesto de la clasificación, con otro “scratch” en su cuenta. Sólo tres segundos le separaban de Ojeda, quien tendría que emplearse al máximo en la última especial. Para acabar de complicar las cosas, la lluvia, que había amenazado con hacer acto de presencia durante toda la jornada, apareció por fin. Los pilotos, con ruedas de seco y sin posibilidad de cambiarlas, se enfrentaban a los últimos 16 kilómetros de la cita, cubiertos por un asfalto muy irregular.

El catalán fue el primero en salir y se aplicó a fondo… pero cometió un pequeño error y no pudo hacer nada por impedir que Hevia le adelantara de nuevo. El asturiano secundó así en el podio a Ojeda, dando el doblete a Peugeot. El cántabro no se arriesgó demasiado en esta especial, que se anotó Fuster. El piloto de Benidorm llevaba un compuesto “cero” en sus neumáticos y esa apuesta resultó acertada, ya que logró el mejor tiempo en el tramo. Fuster fue el cuarto clasificado absoluto, beneficiado por el abandono de Cabo.

Tanto Solá como Fuster hicieron una lectura positiva del rally. El empate entre ambos en el primer puesto de la clasificación del certamen se ha deshecho: Solá vuelve a ser el líder del campeonato, mientras que Fuster, segundo, sólo está a dos puntos del piloto de Auto—Laca.

En la categoría reservada a los coches de producción había muchas caras nuevas, lo que —en principio— ponía las cosas algo más difíciles a Pedro Burgo (Mitsubishi Lancer), líder en este apartado. Sin embargo, el gallego no tuvo problemas para mantenerse al frente de la clasificación: en la segunda especial ya ocupaba el primer puesto y no lo abandonó hasta el final del rally. Burgo se hizo también con la victoria en la Mitsubishi Evo Cup, que sigue liderando, y ocupó la sexta plaza en la clasificación general.

Jorge González “Rantur” fue uno de los pocos pilotos que aguantó el ritmo de Burgo, a pesar de un par de errores en la monta de neumáticos. El gallego volvía al Nacional de Rallies tras un año sin estar presente en la especialidad y logró la segunda plaza en el podio. “Rantur” tuvo que luchar a brazo partido con David Hernando (habitual en el Campeonato de España de Rallies de Tierra), quien logró un tercer “scratch” absoluto en el séptimo tramo.

  • Sergio López—Fombona regresaba al Nacional de Rallies con un Subaru Impreza Spec C, pero no pudo completar los dos primeros tramos. El cambio de su vehículo falló y Fombona se quedó con sólo cuatro marchas, por lo que decidió abandonar. Jonathan de Miguel (Subaru Impreza), Fran Suárez y Álvaro Muñiz (ambos con Mitsubishi) también se vieron obligados a retirarse de la carrera, por lo que la lista de participantes en el Grupo N pronto quedó bastante mermada.
  • Eloy Entrecanales fue el primer clasificado en el Desafío Peugeot. En el Trofeo C2, el vencedor fue Daniel Peña.
  • Armide Martín (C2 R2) finalizó en la 17ª plaza. El canario contaba con el kit de potenciación de su vehículo —que acusó algunos problemas de dirección en la primera parte de la prueba— y rápidamente notó los cambios: “El motor es más progresivo y, para ir deprisa, tienes que llevarlo alto de vueltas”, nos comentó. “Además, el cambio tiene desarrollos más largos”, añadió.

Galería relacionada

Rally Santander

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...