Coches malditos que, probablemente, nacieron un martes y 13

Muertes, accidentes, historias que dan miedo... a continuación te recopilamos los coches malditos más populares que no querrías conducir tal día como hoy, un martes y 13.
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

Coches malditos que, probablemente, nacieron un martes y 13
Coches malditos que, probablemente, nacieron un martes y 13

Supersticiosos, absteneos de leer lo que viene a continuación: un recopilatorio de los coches malditos a los que siempre ha acompañado un halo oscuro y trágico de mala suerte

Porsche 550 RS Spyder de James Dean

El Porsche 550 RS Spyder es, quizás, el coche maldito por excelencia, el modelo al que los fanáticos de los coches asocian de forma directa a la mala suerte. Su propietario más famoso, el actor James Dean, murió en un accidente al chocar su Porsche contra un Ford Tudor el 30 de septiembre de 1955. La persona que viajaba con Dean "sólo" se fracturó una pierna y la clavícula.

Después del accidente, el preparador de coches George Barris se hizo con el destrozado Porsche 550 RS Spyder. Justo antes de acceder al taller y al bajarlo del camión, las cuerdas que lo amarraban se rompieron y "Little Bastard" (sobrenombre con el que Dean bautizó a su Porsche) cayó de forma violenta sobre uno de los mecánicos rompiéndole las dos piernas.

Porsche 550 RS Spyder de James DeanBarris también quiso aprovechar algunas de las piezas y diversos componentes técnicos del Porsche 550 Spyder para instalarlos en otras preparaciones y en algunos coches de competición. De hecho, dos de las ruedas fueron restauradas y puestas a punto para montarlas en un coche de carreras. En mitad de una competición, ambas ruedas estallaron de forma repentina, causando heridas muy graves al piloto (éste no murió, pero estuvo varios días en coma).

Además de las ruedas del maldito Porsche 550 RS Spyder, Barris decidió montar el eje de la transmisión y el motor en dos coches diferentes de carreras. La mala suerte se cebó con los dos pilotos de sendos coches, que perecieron casi en el acto tras una brutal colisión en una competición.

Estaba claro que el mal augurio acompañaba a todo lo relacionado con este Porsche. Ante todo lo sucedido, Barris se deshizo de la carrocería y del chasis. Un museo de Sacramento (Estados Unidos) decidió quedarse con lo que quedaba del coche y, sorprendentemente, el vehículo cayó del pedestal en el que había expuesto rompiendo la cadera a uno de los visitantes.

El mal fario del Porsche 550 RS Spyder no acabó en ese museo. Sus entonces propietarios, decidieron destruirlo y en el camino al desguace, el camión que lo transportaba sufrió un accidente con un turismo, causando la muerte al conductor del vehículo más pequeño. 

Graef und Stift: capítulo negro de la HistoriaGraef und Stift: capítulo negro de la Historia

La marca austriaca Graef und Stift dio vida a uno de los coches a los que la tragedia y la maldición más han perseguido. El hecho más famoso ocurrió días antes del estallido de la I Guerra Mundial (1914-1918), cuando los archiduques de Austria, Francisco Fernando de Hasburgo y Sofía de Hohenberg, fueron asesinados cuando iban a bordo de este automóvil. De hecho, la mayor parte de los historiadores consideran este crimen como el detonante principal del estallido de La Gran Guerra.

El primero de los propietarios de un Graef und Stift, un oficial del Estado Mayor de Bosnia, se estrelló a la semana de adquirirlo, pereciendo en dicho accidente -los cronistas de la época aseguran que el coche no sufrió ningún tipo de daño-. El siguiente propietario murió a sus mandos seis meses después de adquirirlo -en el accidente, el Graf und Stift, también salió "ileso"-.

Los años pasaban y la mala suerte se cebaba sin cesar con el Graef und Stift. Simon Mantharides, uno de sus propietarios, se suicidó, mientras que sus posteriores propietarios perecieron en diversos accidentes al cual más trágico, dantesco y misterioso.

Bugatti Type 57c IX-XIBugatti Type 57c IX-XI

Se dice, se comenta que Ettore Bugatti, el fundador de la célebre marca de superdeportivos, tuvo una pesadilla la noche del 10 de agosto de 1939. Su protagonista era el prototipo número IX del Type 57c. Al día siguiente, varios modelos, incluido aquel, iban a ser probados cerca de la fábrica de Molsheim (Francia). Entre los probadores se encontraba su hijo, Jean Bugatti, al que, casualmente, se le había asignado el prototipo número IX.

Ettore no tardó en cambiar el 'planning' del día y le adjudicó el prototipo número XI. Sin embargo, al salir de la fábrica, Jean se cruzó con un cartero borracho que iba en bicicleta. Al no poder esquivarlo, perdió el control del Type 57c y chocó contra un árbol perdiendo la vida.

Taxi Betty-Fly: gangsters, risas y mucho más...

Años 20 del siglo pasado en Estados Unidos. Los gángsters hacían de las suyas en algunas ciudades norteamericanas. De forma habitual, estos criminales organizados utilizaban taxis y coches de alquiler para pasar inadvertidos ante los agentes de la ley. Cuenta la leyenda negra que más de un gánster fue asesinado en los asientos traseros de un taxi, como es el caso de un delincuente que respondía al nombre de Giuseppe, asesinado a sangre fía en 1926. Desde entonces, el primer propietario de este taxi empezó a notar un comportamiento muy extraño del vehículo -las luces se encendían solas- e incluso llegó a escuchar varias veces ensordecedoras risas que provenían de los asientos traseros del taxi Betty-Fly, apodo con el que lo había sido bautizado su primer dueño.

Posteriormente, Betty-Fly tuvo otros propietarios y finalmente se deshicieron de él porque sus sucesivos conductores también escuchaban de vez en cuando fantasmagóricas risas. Las últimas noticias de este taxi maldito datan de la década de los 50, cuando un coleccionista británico lo adquirió para su colección privada. Desde entonces, se desconoce su paradero exacto.

Celine y su Ford Mustang gafado de 1959

Celine era una mujer norteamericana con una trayectoria intachable como conductora durante los años que tuvo su primer vehículo. Al adquirir el segundo, sobrevino la mala suerte y los continuos accidentes. Este segundo automóvil gafado fue un Ford Mustang de 1959. En los cuatro años en los que Celina pudo conducir este Mustang,atropelló en cuatro ocasiones a doces personas y tuvo seis accidentes de tráfico. Por si fuera poco, esta unidad del Mustang tenía la mala costumbre de averiarse con demasiada frecuencia.

También te puede interesar

Cinco películas de carreras de coches que no debes perderte

El DeLorean de Regreso al Futuro volverá a producirse

Las mejores películas de coches son...

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...