Seat Ibiza 1.0 EcoTSI 95 CV: impresiones y consumo real

El Seat Ibiza con motor de gasolina 1.0 TSI de 3 cilindros supera, dinámicamente, a su hermano 1.4 TDI de 90 CV. ¿Cuál de los dos interesa más? Lo probamos.
Texto: Jorge Beltrán -
Seat Ibiza 1.0 EcoTSI 95 CV: impresiones y consumo real
Seat Ibiza 1.0 EcoTSI 95 CV: impresiones y consumo real

Con cifras “sobre la mesa” no hay duda de que este pequeño propulsor tricilíndrico 1.0 EcoTSI de 95 CV dota al Seat Ibiza de una capacidad de aceleración por encima de su equivalente en Diesel, con un empuje desde bajo régimen prácticamente inmediato frente a un mayor tiempo de respuesta del 1.4 TDI. Otra ventaja para este pequeño bloque es su mayor refinamiento, siendo difícil encontrar en el mercado un tricilíndrico en el que lleguen menos vibraciones al interior.

La verdadera duda es si realmente compensa su compra frente al 1.4 TDI de 90 CV, suponiendo que lo más importante fuese el consumo de combustible. El Ibiza 1.0 EcoTSI de 95 CV se ha conformado con 5,2 l/100 km en carretera y 6,2 l/100 km al circular por ciudad, lo que arroja una media de 5,6 l/100 km, sólo 7 décimas por encima respecto al Diesel. Teniendo en cuenta estos datos y los 1.500 euros de sobreprecio que tiene el 1.4 TDI de 90 CV, será necesario recorrer al menos 150.000 km para comenzar a ahorrar algo en el Diesel, sin tener en cuenta que hasta alcanzar esa cifra habremos empleado más dinero en mantenimiento para la versión de gasóleo.

Seat Ibiza 1.0 EcoTSI 95 CVPor todo esto y por la presión medioambiental no sería de extrañar que antes de lo esperado algunos fabricantes dejen de comercializar algunos motores Diesel en utilitarios. Sin duda, esta versión de gasolina y 95 CV es plenamente recomendable incluso si vas a realizar más de 20.000 km anuales, aunque es cierto que aún se comercializa el interesante 1.2 TSI de cuatro cilindros con un consumo muy poco superior y un precio todavía más económico.

Seat Ibiza: tacto de buen coche

Hacía tiempo que no me subía en un Seat Ibiza, y tengo que reconocer que me ha sorprendido el buen tacto de todos sus componentes, mejor aún que el último recuerdo que me quedaba. Desde el abrir y cerrar de cada puerta hasta cualquier interruptor del interior denotan calidad. Me parece un coche “redondo”, en el que tan solo mejoraría su habitabilidad en las plazas traseras y dotaría a los asientos delanteros de reglaje lumbar, ya que tienen demasiado apoyo y puede llegar a ser incómodo.

También te puede interesar:

Seat Ateca 1.4 EcoTSI 150 CV: impresiones y consumo real

Todos los consumos reales de los coches

PSA anuncia el protocolo de medición de los consumos reales de sus coches

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...