Lexus GS F, ¿cuánto gasta realmente hoy un V8?

Acostumbrados a sus coches híbridos, Lexus nos sorprende con un espectacular GS F con motor V8 de gasolina. Rápido es, pero… ¿cuánto consume hoy realmente un deportivo de su calibre?
Andrés Acinas -
Lexus GS F, ¿cuánto gasta realmente hoy un V8?
Lexus GS F, ¿cuánto gasta realmente hoy un V8?

El Lexus GS F se suma al nuevo Lexus RC F para ofrecer los dos únicos coches deportivos de de la marca con motor de gasolina y sin ayudas de otro motor eléctrico, como son habitualmente sus coches híbridos. Hay que recordar, de hecho, que Lexus no tiene en su gama hoy ya ningún propulsor Diesel. Y sinceramente, son en mi opinión ahora mismo los dos mejores Lexus.

Lexus, aun así, no ha «perdido la cabeza» y nos ofrece en este GS F un motor V8 atmosférico, de 5,0 litros de cilindrada: es decir, sin turbos ni compresores. Rinde unos maravillosos 477 CV de potencia, dosificables y suficientes como para gratificarnos plenamente en sensaciones y en prestaciones, sin tener que ir tan concentrados como sí nos exige, por ejemplo, el BMW M5 sobrealimentado cuando conducimos de manera decidida.

Lexus GS F: su consumo real

Entrando ya en la primera prueba que le hacemos de consumo real, el Lexus GS F consigue unos muy meritorios 8,27 l/100 km en carretera (8,3 l/100 km de ordenador). Es, así, el más ahorrador de todos los motores V8 probados hasta la fecha por el Centro Técnico de Autopista.es y el más contenido en peso de su categoría. Un BMW M5 nos gastó 10,22 l/100 km y el Ford Mustang V8 Convertible, aunque sea otro concepto de coche, 9,44 l/100 km. No validamos la curva de potencia obtenida puesto que la electrónica nos impide sacar datos fiables.

Lexus GS F, en fotosEntrando ya en otros aspectos referentes al uso del Lexus GS F durante nuestros primeros recorridos, decir que no me ha gustado su sistema de información proyectada en el parabrisas (HUP), de defectuosa visión, así como tampoco el enclavamiento de los intermitentes, pues no se desconectan en determinados giros circulando por ciudad.

Esta vez finalizo mis primeras impresiones con el Lexus GS F con una recomendación a nivel de carreteras: cuidado con la sal esparcida masivamente estos días por causa de la nieve y el frio, pues puede llegar a ser un arma de doble filo. Por un lado, está bien porque evita que el pavimento se hiele; pero el asfalto se torna demasiado resbaladizo cuando se seca, convirtiéndose la sal en una especie de arenilla que puede ser muy traicionera.

También te puede interesar:

Lexus GSF, BMW M5 y BMW M6, en pruebas

Consumo real de Lexus, consumo real de coches

Novedad del Lexus GS F

Galería relacionada

Lexus GS F, a prueba su consumo

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...