Publicidad

El Volkswagen Amarok estrena cambio automático

El pick up de Volkswagen, el Amarok, se podrá comprar a inicios del segundo semestre del año con un nuevo cambio automático de ocho velocidades. Esta versión llegará a España con motor 2.0 TDI biturbo de 180 CV y en variante de carrocería Doble Cabina. Más sal y pimienta, pues, para uno de los tipos duros más aguerridos del momento.
-
El Volkswagen Amarok estrena cambio automático
El Volkswagen Amarok estrena cambio automático

Caminos, riachuelos, sendas empedradas, zonas de gran pendiente y de baja adherencia… ante estas condiciones extremas, ¿qué tipo de vehículo las puede hacer frente con total garantía? La respuesta: un todo terreno cien por cien y un pick up, en este caso, el Volkswagen Amarok, modelo que estrenará dentro de muy poco una nueva caja de cambios automática de ocho marchas con convertidor de par.

Nos desplazamos a la bella Serranía de Ronda (Málaga) para realizar nuestra primera toma de contacto a bordo del nuevo VW Amarok con cambio automático. Este tipo de caja de cambios sólo se podrá adquirir con el propulsor Diesel 2.0 TDI biturbo de 180 CV de inyección directa, en configuración de carrocería Doble Cabina y con tracción total permanente 4Motion. El par motor anunciado es de 42,79 mkg a partir de 1.750 rpm. La adaptación y funcionamiento del cambio automático de ocho velocidades a esta mecánica nos pareció satisfactorio en todo momento, con una transición entre marcha y marcha bastante rápida y suave, no alcanzando por supuesto el nivel de desarrollo y perfección del DSG automático de doble embrague que pueden montar la gran mayoría de modelos de Volkswagen.

En pos de reducir al máximo los niveles de consumos y emisiones, existe la posibilidad de añadir al VW Amarok 2.0 TDI 180 CV con cambio automático el conjunto de medidas tecnológicas BlueMotion Technology que, entre otras soluciones, incluye el sistema Start/Stop de parada y arranque automático del motor, el dispositivo de recuperación de la energía en frenadas y deceleraciones para recargar la batería y unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Con todo ello, el nivel de consumos y emisiones anunciado es de 7,5 l/100 km y 197 g/km de CO2 , aunque durante nuestra breve prueba difícilmente bajamos de los 9,5 l/100 km.

Además de la versión de carrocería Doble Cabina que probamos, el Amarok también está disponible con versiones de Cabina Simple y Chasis Cabina. En cuanto a motores, además del mencionado Diesel biturbo de 180 CV, se ofrecen otras dos alternativas de gasóleo: un 2.0 TDI de 122 CV y un 2.0 TDI (biturbo) de 163 CV. Por último, en cuanto a tipos de tracción, además de la versión 4Motion con reductora, se pueden adquirir variantes de tracción 4Motion sin reductora y de dos ruedas motrices (las traseras).

Probamos esta nueva versión en zonas viradas asfaltadas y en otros tramos puramente off road, siendo este último terreno donde el Amarok mostró lo mejor de sí mismo. Sobre asfalto y con sucesión de curvas, el pick up de Volkswagen suele presentar los inconvenientes típicos de este tipo de automóviles, con un acusado balanceo de la carrocería a medida que incrementábamos nuestro ritmo de marcha. Sus generosas dimensiones con más de 5 m de largo para la versión Doble Cabina y un peso que roza o supera las dos toneladas -según versiones-, le penalizan levemente en asfalto. Sin embargo, el Amarok es todo un ‘boina verde’ cuando se adentra en los terrenos más difíciles.

Las sobresalientes aptitudes off road del VW Amarok con cambio automático son posible gracias a su sistema de tracción permanente (4x4) 4Motion con diferencial central tipo Torsen, encargada de distribuir el par motor en un 40/60 entre las ruedas delanteras y traseras, aunque este reparto se modifica dependiendo de las condiciones de adherencia de la superficie que estemos atravesando. Para los más aventureros que quieran explorar las zonas más extremas, el Amarok también se ofrece con especificaciones Off-road, incorporando una caja reductora que permite avanzar de forma muy lenta sobre extremadamente complicados. Con ella activada, se pueden incluso atravesar pendientes en subida o bajada con un ángulo de inclinación de hasta 45º. También se dispone de un sistema de bloqueo electrónico del diferencial posterior (EDS), que evita que las ruedas patinen, para lo cual acciona de forma individual el freno que corresponda. De forma opcional, también se puede incorporar un bloqueo mecánico de diferencial.

La gama del Volkswagen Amarok ofrece de serie para todas las versiones el Control de Estabilidad ESP, sistema en el que se incluye una nueva función de estabilización en el caso de que incorporemos un remolque. Asimismo y en combinación con el ESP, resulta interesante como ayuda a la conducción el sistema de descenso en pendientes. En el apartado de la seguridad activa, a destacar también el sistema ASR de antideslizamiento además de un sistema ABS convenientemente adaptado a cualquier zona off road. Por su parte, en el capítulo de la seguridad pasiva, resultan relevantes los airbag para conductor y acompañante, además de los de cabeza y tórax.


Motor
Alimentación: inyección directa common rail y doble turbo.
Nº cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.968 cm3
Potencia: 180 CV a 4.000 rpm
Par motor: 42,79 mkg a partir de 1.750 rpm
Dimensiones y pesos
Largo/ancho/alto (mm): 5.254/1.944/1.834
Batalla (mm): 3.095
Peso: 1.985/2.199 kg
Nº Plazas: 5
Prestaciones, consumos y emisiones
Aceleración 0-100 km/h: 10,9-11,3 segundos
Velocidad máxima: 174-179 km/h
Consumo medio: 7,5-8,0 l/100 km
Emisiones CO2: 197-211 g/km
(*) Versión probada con BlueMotion Technology.

Galería relacionada

VW Amarok Automático