SsangYong Kyron T1

Año y medio después de quedarse paralítico, Isidre Esteve regresa a la competición con el SsangYong Kyron T1. Con él afrontará varias pruebas del nacional y el Dakar americano. Damos una vuelta de copiloto, para pasar luego nosotros a los mandos.
-
SsangYong Kyron T1
SsangYong Kyron T1

La verdad es que debo reconocer que realizar la prueba de este vehículo ha representado una de esas ocasiones en las que te sientes como en casa. El ambiente no podía ser más «amable» con una persona de la calidad humana de Isidre Esteve. Con él compartí muchas horas en los campamentos del Dakar, preparando el libro de ruta de la etapa siguiente y aprendiendo cómo planificaba cada especial y escuchando sus consejos, que luego en la pista eran de gran utilidad. Isidre es de esas personas amables por naturaleza que te da todo lo que tiene sin pedir nada a cambio. Y cómo no, el equipo técnico de Tot Curses, con los que he compartido muchísimas horas de carreras, con sus sinsabores, las innumerables horas buscando ese problema que te trae de cabeza o saboreando los títulos que has trabajado codo con codo con ellos. Ese día no estaba trabajando. Estaba con unos grandes amigos que me iban a mostrar su última creación para los raids.

El SsangYong Actyon T1 tiene mucho más trabajo del que se pueda ver en un primer golpe de vista. La verdad es que el proyecto inicial era realizar un coche bastante sencillo, para irlo evolucionando poco a poco. Pero los padres de la criatura optaron finalmente por poner toda la carne en el asador desde el primer momento y salir a la primera carrera con una versión completamente evolucionada del Actyon. Esto ha tenido como consecuencia un montón de horas de trabajo (un trabajo, por cierto, muy bien realizado) que han dado como resultado el vehículo que hoy os traemos a las páginas de Autoverde 4x4 .

Antes de comenzar el test, que mejor manera de tener una primera toma de contacto con la montura que hacerlo acompañando a quien será luego su piloto en el Dakar . Así que me coloqué el casco y me puse en el asiento de la derecha para dar una vuelta con Isidre.

Los primeros metros del recorrido se hacían a baja velocidad, hasta que se salía del recinto de la casa en la que se realizaba la prueba (una preciosa finca de Guadalajara), momento que aproveché para intercambiar comentarios con Isidre, que se mostraba encantado con su nueva faceta como piloto. « Me está gustando mucho. Me divierto mucho con el coche» , me comentaba. Y según decía ésto, aceleraba a fondo y enfilábamos el primer camino. Lo primero que te llama la atención del coche es el excelente funcionamiento de las suspensiones, y es que hay que reconocer que Tot Curses ha realizado un excelente trabajo que tiene como resultado un conjunto que absorbe todo lo que se encuentra en el camino. Delante se han montado unos trapecios artesanales, muy reforzados, sobre los que se ancla un único amortiguador Donerre por rueda, con su correspondiente muelle. Un amortiguador que durante muchos años estuvo reservado a los potentes equipos oficiales y que hoy en día está al alcance de cualquiera. Y la verdad es que es una inversión que merece la pena, ya que las ruedas están siempre en contacto con el suelo, dando al coche una capacidad de tracción sorprendente.

En el eje trasero el trabajo es también muy elaborado, ya que se ha mantenido el esquema original (eje rígido), aunque éste ahora es un robusto entramado de tubos que deja los semiejes al aire, pero que tiene la forma idónea para anclar por debajo una sólida plancha de duraluminio que hace las veces de patín anti-impactos. Del guiado se encargan cuatro brazos longitudinales, dos a cada uno de los lados que van desde la rueda hasta el chasis, en paralelo a los largueros de éste, y otros dos que forman un triángulo, anclados en el centro del chasis, por un lado, y en cada uno de los lados del eje, por otro.

.

Lo que nos dejó un poco más fríos fue la respuesta del cambio, ya que el coche monta la caja de cambios automática de serie, muy suave para una utilización deportiva, algo que será un hándicap en los rallyes que el equipo dispute en España, con constantes cambios de ritmo, pero que será menos problema en las rápidas pistas del Dakar, si es que el Dakar americano se parece a lo que conocíamos hasta ahora. Lo que también nos llamó mucho la atención fue la capacidad de frenada del coche, que se detenía en muy pocos metros, sin aparente esfuerzo. José Luis León, de Tot Curses, nos comentaba en este sentido que se ha montado una bomba electrónica que facilita esta función, que debe hacerse desde el volante. Merece la pena recordar que los coches «gordos» de carreras no llevan ningún tipo de asistencia y, literalmente, hay que «subirse» en el pedal para que frene. Así, es muy habitual que cuando vuelves de un Dakar, en el que te has pasado veinte días pisando un freno de carreras, la primera vez que coges un coche de calle y tienes que frenar, te olvidas que es un coche de serie con asistencia y pegas tal pisotón que los que llevas como acompañantes acaban clavados en el cristal delantero.

El Kyron T1 es el coche con el que Esteve vuelve a la competición después de quedarse paralítico hace año y medio

A los mandos

Galería relacionada

SsangYong Kyron T1 detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...