Ssangyong Actyon Sports Pick-Up 200 XDI

Una comparativa no es nada nuevo, pero si lo que encontramos es una comparativa de toda una gama valorados por los propios usuarios, la cosa empieza a ser distinta. Y eso es lo que os ofrecemos en esta ocasión, el juicio a todas las Pick-Up realizado por lectores, con resultados bastante curiosos.
-
Ssangyong Actyon Sports Pick-Up 200 XDI
Ssangyong Actyon Sports Pick-Up 200 XDI

La configuración de este modelo es posiblemente la que ofrezca el enfoque menos profesional de todos. Puede que le falte tradición y su origen despierte recelos entre los más puristas, pero esperemos al final y comprobaremos como es una opción de compra sumamente interesante.

El Actyon Sports es el paradigma de los Pick-Up destinados, casi en exclusiva, a una utilización de ocio. Ya su estética nos indica en cierta medida que pretende desmarcarse de los modelos más profesionales, con un aspecto visual en el que el diseño ha sido una de las prioridades. La base sobre la que ha partido Ssangyong es el Actyon, con el que comparte gran parte de los componentes mecánicos y de chasis. Para la ocasión se ha alargado la distancia entre ejes en 32 cm, lo que permite que, a pesar de la cabina doble, la plataforma de carga supera los 1.000 dm3, con una longitud de carga de tan solo 127 cm. Como en el caso del Mahindra, tal volumen de maletero se obtiene gracias a una altura de la caja superior.

En el apartado mecánico se conforma con un motor de dos litros, con el que debe competir frente a rivales que le sacan medio, e incluso, un litro de cilindrada. A pesar de lo cual firma un brillante rendimiento de 140 CV nominales, que le permiten disponer de unas cualidades dinámicas más que suficientes. La mecánica es de última generación, con sistema Comond rail y turbo de geometría variable, lo que justifica que, proporcionalmente a su cilindrada, sea el de mejor potencia específica del lote con 70 CV/litro. Conectado al motor hay un cambio manual de cinco velocidades, cuyo accionamiento es correcto, aunque con un tacto algo pastoso. Los desarrollos, bastante ajustados, permiten sacar el máximo partido al motor y con menos potencia es capaz de superar a rivales que, a priori, deberían estar muy por encima en el apartado de prestaciones. La baja cilindrada se convierte en un aliado a la hora de pasar por el surtidor y es el que muestra la relación prestaciones/consumo más favorable de la categoría.

La configuración del chasis muestra una implantación en la que se mantiene la suspensión delantera independiente y el eje rígido posterior, pero a diferencia de los demás. Monta muelles como elemento elástico, circunstancia que le proporciona un confort de marcha más que notable en zonas rizadas. Además, esta configuración no le resta capacidad de carga ya que, como en la mayoría, esta ronda los 800 kg. No dispondrá de la misma robustez capaz de proporcionar una ballesta, pero sus ocupantes agradecerán sobremanera este extremo a cambio de los resultados. La mayor progresividad de los muelles también se pone de manifiesto de manera positiva en el comportamiento. A coche descargado el Actyon presenta un mayor aplomo que sus rivales en todo tipo de terreno. Cuando el terreno es muy irregular hay menos rebotes del tren trasero y la motricidad en dos ruedas motrices es superior.

Hay que destacar también que el tren trasero no se diferencia sólo en los muelles. También es el único que dispone de discos traseros en lugar de tambores, los discos son a los tambores lo que los melles a las ballestas, es decir, mayor progresividad. Los más puristas pueden argüir que para el campo los discos ofrecen menos fiabilidad de cara a la utilización del freno de mano, pero más allá de la teoría, en nuestra prueba no hemos tenido el menor problema al respecto.

El interior comparte la amplitud propia de este tipo de vehículos con sus rivales, aunque la cota posterior de espacio para las piernas es un tanto más justa. Ello se debe en cierta medida a su menor longitud total. El Ssangyong es el más corto de los ocho modelos probados con 496 cm. No es que la diferencia sea mucha, pero esas dimensiones, más compactas, también contribuyen a mejorar su posible utilización urbana.

Si al detallar la configuración de suspensiones destacábamos el confort no podemos sino abundar en ello al hablar del habitáculo. Sin recurrir a diseños especialmente llamativos los asientos son muy buenos en este aspecto. Además, a pesar de su tapicería de cuero, de serie en la versión más lujosa probada, ofrecen una excelente sujeción lateral. El motor es uno de los que menos vibraciones transmite y también es bastante silencioso lo que contribuye también a obtener una excelente sensación de calidad de marcha.

También el equipamiento está entre sus virtudes y a la citada tapicería de cuero, esta variante Limited, añade: climatizador automático, ABS, doble airbag y elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. En resumen un resultado francamente redondo.

Comparativa de excepción
La gran final
Ford Ranger
Isuzu D-Max
Mahindra Goa
Mitsubishi L200
Nissan Navara
Tata Xenon
Toyota Hi-Lux
Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...