Nogueira de Ramuín

Es la última de la serie de las tres rutas por las provincias gallegas. Partiendo de Luintra, recorremos el municipio de Nogueira de Ramuín atravesando bellos parajes y escarpadas montañas, admirando los imponentes paisajes que nos regalan los ríos Miño y Sil, y conociendo el encanto de los pueblos de este ayuntamiento.
-
Nogueira de Ramuín
Nogueira de Ramuín

Denominada como tal por la reina Dña. Teresa de Portugal en el siglo XII, es una zona que comprende las riberas del río Miño y Sil. Y comprende territorios de la zona sur de la provincia de Lugo y de la zona norte de Orense.

El topónimo «Ribeira Sacra» podría proceder de la Edad Media y, en un principio, se pensó que el origen de su denominación estaría en el latín «Rivoira Sacrata» y que podría responder a la gran cantidad de monasterios y templos ubicados en los monumentales cañones y escarpadas laderas que jalonan la zona. Actualmente se pueden visitar 18 monasterios en los que cabe destacar el recientemente creado de San Estevo de Ribas de Sil, en el Ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, y el de Monforte de Lemos.

La Ribeira Sacra es especialmente conocida por sus tesoros naturales y biológicos, constituyendo un vastísimo ecosistema de gran variedad y riqueza. Son de destacar los Cañones del Sil, por su espectacular paisajística. Esta es una zona en la que el río discurre encajonado a través de paisajes y montañas que han sido descritos como de enorme belleza; los cañones disponen de miradores habilitados para admirar su impactante monumentalidad, así como de un catamarán abierto al público que transita los cañones de uno a otro lado.

Ribeira Sacra, como denominación de origen, es también conocida por la calidad de sus vinos, muy recurridos en la gastronomía gallega, a los que popularmente se conoce en la zona con el nombre genérico de «mencía»; debido a que son elaborados principalmente con la variante de uva mencía, aunque también se usa la variante godello.

En la casilla 40, después de haber rebasado una subestación eléctrica, giramos a la derecha y continuamos por esta pista principal que, a partir de la casilla 42, coincide durante unos metros con el tramo de vuelta. En la casilla 43, nos desmarcamos del camino ya recorrido y comenzamos un largo descenso por un camino más bacheado y menos marcado. Alberguería y Cerreda, con el rojo intenso de los tejados y el blanco de las fachadas de las casas, añaden una pincelada de contraste al azul de las aguas del río Sil y al verde de la vegetación de los montes (de Lugo); aunque para ser un paisaje perfecto, sobran los cables y columnas de alta tensión que atraviesan estos pueblos.

Se ha de prestar atención a esta bajada con el suelo mojado. Al haber vegetación en el firme, en algunos tramos, la bajada puede complicarse un poco.

En la casilla 46, finalizado el descenso, encontramos asfalto, desviándonos a la izquierda, dirección Alberguería. Este pueblo cuenta con uno de los cruceiros más llamativo del ayuntamiento, por su gran calidad artística: se pueden apreciar inscripciones en los cuatro constados del cruceiro.

Después de haber cruzado el pueblo de Alberguería, tomamos un camino que sale a la izquierda a la altura del cementerio, dejándolo a la izquierda. El camino, poco pisado, con vegetación en su firme, y bacheado, nos aleja de la Sierra de Meda, dejándola a nuestra derecha. Un poco más adelante nos desviamos a la izquierda por un camino poco marcado que, en seguida, se despeja, llevándonos hasta la casilla 52, donde encontramos una construcción de madera que hace las veces de mirador de los impresionantes cañones del río Sil. Fin de ruta…

Para volver al asfalto se ha de utilizar el camino a la inversa hasta la casilla 48. Recomendamos tomar la carretera principal dirección noroeste (derecha) y visitar el Monasterio de San Esteban de Ribas del Sil. En la ladera de un bosque de castaños que baja en pendiente hasta el Sil, rodeado de un inmejorable entorno natural, está situado uno de los monumentos más importantes de Galicia, el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil. Merece la pena el acceso a pié al monasterio, encontrando a nuestro paso sus molinos con canalización interna de aguas o los Pazos como la Casa da Audiencia.

Los orígenes del monasterio, que se remontan a los primeros siglos de la Alta Edad Media, están ampliamente escritos en los trabajos de E. Duro Peña. Las noticias documentales sitúan la restauración del monasterio en el s. X.

La edificación más antigua que se conoce es la iglesia románica del monasterio. Esta iglesia, con planta basílica, tiene tres naves separadas por pilares cuadrados. Éstos presentan medias columnas adosadas por las cuatro caras. El interior guarda obras de gran interés. Destacan el altar de piedra, pieza de mediados del s. XIII y única en su género; y el retablo renacentista.

En este siglo se produce una crisis de la que no se recupera hasta el s. XVI, cuando el monasterio pasa a formar parte de la Congregación de Castilla y León. Con la exclaustración de Mendizábal en el s. XIX se consuma el despojo y el pillaje, y el monasterio se convierte en una ruina.

Fue declarado Monumento Histórico – Artístico con carácter Nacional en 1923, y en la actualidad es Parador Nacional de Turismo.

Nogueira de Ramuín
Qué hacer y qué ver
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...