Mazda BT 50

Para revitalizar las ventas del BT-50, Mazda ha efectuado una actualización estética y de equipamiento, que llegará a nuestro mercado a partir de este próximo mes de noviembre. Con ella, la imagen del BT-50 gana en robustez y presencia, además de incrementar sus atractivos como vehículo para el ocio.
-
Mazda BT 50
Mazda BT 50

Desarrollado en conjunto con el Ford Ranger, del Mazda BT 50 se han vendido cerca de 60.000 unidades en todo el mundo, de las que algo más de 19.000 han sido comercializadas en el continente europeo, siendo sus principales mercados Rusia, Grecia, Portugal, Alemania y el Reino Unido. En el mercado español se vendieron 15 unidades en 2006, 312 unidades en 2007 y otras 110 unidades hasta julio de 2008.

De este modelo, Mazda produce tres tipos de carrocerías diferentes: Regular, Freestyle y Doble Cabina, siendo esta última la única que se comercializa en el mercado español, en versiones Active y Sportive, y con una sola mecánica disponible, la ya conocida 2.5 CRTD de 143 CV de potencia.

En esta actualización de la gama, el nuevo BT-50 presenta respecto al anterior más diferencias estéticas que mecánicas o de comportamiento. Así, la marca japonesa básicamente lo ha dotado de nuevos acabados y equipamientos que le confieren un aspecto más resistente y le acercan a la actual imagen y estilo del resto de de modelos de la marca. El frontal incorpora ahora un nuevo paragolpes delantero, de gran tamaño y que le aporta una imagen de mayor fuerza y durabilidad. La calandra está diseñada en forma de «H oblicua» lo que le permite incrementar el tamaño de la boca de respiración para el motor, una tendencia muy «Peugeot», que va a convertirse en una línea de estilo que todos los modelos Mazda van a seguir en los próximos tiempos, pero sin llegar a las dimensiones que este recurso de estilo presenta la marca del león. Los grupos ópticos delanteros cambian de forma y diseño, incorporando unas molduras plateadas de gran tamaño.

En la vista lateral del BT-50, los estribos incorporan un acabado en color plata metalizado con la leyenda “BT-50”, y tanto los pasos de rueda como los tiradores de las puertas vienen ahora rematados en el mismo color de la carrocería. Además, las versiones Sportive ofrecen un nuevo diseño para las llantas de 16” que incorporan de serie.

En canto a los colores de la carrocería, de los nueve de la anterior gama se pasa a once, de los cuales cinco son de nueva creación, con tres inéditas propuestas bitono. En la zaga, los pilotos traseros también modifican su diseño, asemejándose aún más a los de los turismos de la marca.

El interior del BT 50 cada vez es más de turismo, tanto por calidad de terminación como por los materiales empleados. La iluminación del cuadro, relojes, mandos de climatización y audio y la indirecta al suelo es en color ámbar, en lugar del anterior tono verdoso. Hay nuevas tapicerías y guarnecidos y la consola central es ahora plateada como en el resto de modelos. El habitáculo ofrece una mejor insonorización, aunque la sonoridad del conjunto de motor y transmisión sigue presente.

El nuevo BT-50 incorpora de serie –según versiones- equipamientos como retrovisores térmicos, toma auxiliar para conectar el MP3 o el iPod al equipo de audio, bandeja deslizante sobre la guantera, elevalunas eléctricos con función antiatrapamiento de un toque en el lado del conductor, sistema de apertura sin llave, etc.

Mecánicamente mantiene el motor 2.5 CRTD de 143 CV, transmisión manual de cinco marchas, propulsión trasera, caja transfer con sistema de acoplamiento eléctrico (RFW) del diferencial delantero para pasar de 2WD a 4WD. Además cuenta con autoblocante trasero (LSD), ABS y EBD de serie y frenos de disco con pinzas de doble pistón en el eje delantero, y de tambor para el trasero.

En España estará disponible en los concesionarios a partir de este próximo mes noviembre, en versiones de acabado Active (con ABS, 4 airbags, LSD, radio CD con toma auxiliar, retrovisores eléctricos, aire acondicionado y llantas de chapa de 15 pulgadas) por 26.870 euros; y Sportive (que añade al anterior cargador de CD de 6 altavoces, faros antiniebla, llantas de aleación de 16 pulgadas, asientos delanteros calefactados y volante y pomo de palanca en piel entre otros elementos), por 29.050 euros.

Desarrollado en conjunto con el Ford Ranger, del Mazda BT 50 se han vendido cerca de 60.000 unidades en todo el mundo, de las que algo más de 19.000 han sido comercializadas en el continente europeo, siendo sus principales mercados Rusia, Grecia, Portugal, Alemania y el Reino Unido. En el mercado español se vendieron 15 unidades en 2006, 312 unidades en 2007 y otras 110 unidades hasta julio de 2008.

De este modelo, Mazda produce tres tipos de carrocerías diferentes: Regular, Freestyle y Doble Cabina, siendo esta última la única que se comercializa en el mercado español, en versiones Active y Sportive, y con una sola mecánica disponible, la ya conocida 2.5 CRTD de 143 CV de potencia.

En esta actualización de la gama, el nuevo BT-50 presenta respecto al anterior más diferencias estéticas que mecánicas o de comportamiento. Así, la marca japonesa básicamente lo ha dotado de nuevos acabados y equipamientos que le confieren un aspecto más resistente y le acercan a la actual imagen y estilo del resto de de modelos de la marca. El frontal incorpora ahora un nuevo paragolpes delantero, de gran tamaño y que le aporta una imagen de mayor fuerza y durabilidad. La calandra está diseñada en forma de «H oblicua» lo que le permite incrementar el tamaño de la boca de respiración para el motor, una tendencia muy «Peugeot», que va a convertirse en una línea de estilo que todos los modelos Mazda van a seguir en los próximos tiempos, pero sin llegar a las dimensiones que este recurso de estilo presenta la marca del león. Los grupos ópticos delanteros cambian de forma y diseño, incorporando unas molduras plateadas de gran tamaño.

En la vista lateral del BT-50, los estribos incorporan un acabado en color plata metalizado con la leyenda “BT-50”, y tanto los pasos de rueda como los tiradores de las puertas vienen ahora rematados en el mismo color de la carrocería. Además, las versiones Sportive ofrecen un nuevo diseño para las llantas de 16” que incorporan de serie.

En canto a los colores de la carrocería, de los nueve de la anterior gama se pasa a once, de los cuales cinco son de nueva creación, con tres inéditas propuestas bitono. En la zaga, los pilotos traseros también modifican su diseño, asemejándose aún más a los de los turismos de la marca.

El interior del BT 50 cada vez es más de turismo, tanto por calidad de terminación como por los materiales empleados. La iluminación del cuadro, relojes, mandos de climatización y audio y la indirecta al suelo es en color ámbar, en lugar del anterior tono verdoso. Hay nuevas tapicerías y guarnecidos y la consola central es ahora plateada como en el resto de modelos. El habitáculo ofrece una mejor insonorización, aunque la sonoridad del conjunto de motor y transmisión sigue presente.

El nuevo BT-50 incorpora de serie –según versiones- equipamientos como retrovisores térmicos, toma auxiliar para conectar el MP3 o el iPod al equipo de audio, bandeja deslizante sobre la guantera, elevalunas eléctricos con función antiatrapamiento de un toque en el lado del conductor, sistema de apertura sin llave, etc.

Mecánicamente mantiene el motor 2.5 CRTD de 143 CV, transmisión manual de cinco marchas, propulsión trasera, caja transfer con sistema de acoplamiento eléctrico (RFW) del diferencial delantero para pasar de 2WD a 4WD. Además cuenta con autoblocante trasero (LSD), ABS y EBD de serie y frenos de disco con pinzas de doble pistón en el eje delantero, y de tambor para el trasero.

En España estará disponible en los concesionarios a partir de este próximo mes noviembre, en versiones de acabado Active (con ABS, 4 airbags, LSD, radio CD con toma auxiliar, retrovisores eléctricos, aire acondicionado y llantas de chapa de 15 pulgadas) por 26.870 euros; y Sportive (que añade al anterior cargador de CD de 6 altavoces, faros antiniebla, llantas de aleación de 16 pulgadas, asientos delanteros calefactados y volante y pomo de palanca en piel entre otros elementos), por 29.050 euros.

Galería relacionada

Mazda BT 50

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...