Lexus RX450h

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Con las últimas mejoras introducidas, Lexus anuncia que el RX450h sólo consume 6,3 l/100 km de media, lo que significa 148 g/km de CO2. Una cifra realmente impresionante.
-
Lexus RX450h
Lexus RX450h

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Con unas normas anticontaminación cada vez más exigentes, el futuro de los SUV, todocamino, crossover o como se quieran llamar, no es nada halagüeño. Sobre todo si son modelos grandes, de lujo o premium, que en este sentido también hay múltiples denominaciones.

Por eso, resulta gratificante echar un vistazo a las cifras del nuevo Lexus RX450h, que con sus 148 g/km de CO2 para un coche de más de 2,1 toneladas, demuestra las posibilidades de la propulsión híbrida.

El Lexus RX450h es el cuarto híbrido de Lexus y el segundo de la familia RX. Precisamente el primero de todos fue el RX400h, lanzado en 2005 —cuyas emisiones son de 192 g/km de CO2— , al que siguieron el GS450h y el LS600h.

En estos cuatro años, según los datos facilitados por Fernando de Miguel, director de la marca en España, Lexus ha vendido en nuestro mercado unos 4.000 híbridos, de los que casi 3.000 corresponden al RX400h. Además, en la actualidad un 98 por ciento de los Lexus con motor de gasolina que se matriculan en nuestro país —es decir, incluidos los IS y SC— son híbridos.

Con estos datos, resulta obvia la importancia de esta tecnología para Lexus. Por eso, en vez de hacer cambios drásticos en un sistema que funciona muy bien, se ha llevado a cabo una concienzuda puesta al día en elementos muy concretos para mejorar el rendimiento global.

Así, el motor térmico sigue siendo un V6 pero pasa de 3,3 a 3,5 litros y la potencia máxima de 211 a de 245 CV. Para reducir su consumo, Lexus se ha centrado en tres áreas de actuación: el ciclo de combustión es Atkinson, los gases de escape recirculados se enfrían antes de volver al conducto de admisión y se reduce el tiempo de calentamiento utilizando los gases de escape para calentar el líquido refrigerante.

En cuanto al sistema híbrido, las baterías son más compactas pero siguen siendo de níquel metal hidruro, cuyo funcionamiento resulta más estable que las de litio para los ingenieros de Lexus.

Asimismo, la unidad de control es más compacta y ligera, y se han reducido en más de un 10 por ciento sus pérdidas de potencia. ¿Que si van a hacer un híbrido con motor Diesel? Takayuki Katsuda, ingeniero jefe del Lexus RX450h nos dijo que en Lexus consideran que se obtiene mejor rendimiento de esta tecnología utilizando un motor de gasolina, ya que con un Diesel la mejora no es tan considerable.

La sonoridad en marcha ha mejorado pero no es perfecta. Si bien en aceleraciones fuertes se sigue notando el resbalamiento del variador —claramente menos que antes— el aspecto que puede resultar más incómodo en cuanto a ruido se puede percibir al rodar mucho tiempo en un atasco urbano.

En estas circunstancias, el Lexus RX450h tiende a echar mano de modo eléctrico en cuanto tiene ocasión y ahí el silencio de rodadura resulta casi absoluto. Sin embargo, al poco rato el motor térmico no tarda en entrar en acción para mantener las baterías a un nivel adecuado.

El cambio sigue siendo de variador continuo CVT pero adopta el sistema AI-SHIFT, como el LS600h. En otras palabras, tiene un modo de manejo secuencial con seis etapas seleccionables manualmente.

Lexus ya admite pedidos, que comenzarán a servirse a partir del 1 de junio en España. El Lexus RX450h estará disponible con tres acabados, Premium, Luxury y President, cuyos precios respectivos serán 65.900, 71.490 y 84.550 euros.

En el primero de ellos, la única opción disponible será el navegador (2.715 euros), mientras que el President vendrá con todo de serie y no se podrá añadir nada.

El acabado intermedio, Luxury, ofrecerá la posibilidad de incorporar techo solar (1.280 euros) y las estabilizadoras activas (2.250). Éstas funcionan eléctricamente —no de modo hidráulico— y son incompatibles con la suspensión neumática, que por cierto no estará disponible en España.

Las estabilizadoras activas reducen de considerablemente el ya reducido balanceo —teniendo en cuenta su tamaño y peso— del Lexus RX450h. Desde luego, con ellas se nota que el coche vira bastante más plano, pero también son apreciables leves pulsaciones del sistema cuando abordamos una curva o cuando hacemos un cambio brusco de carril.

Por cierto, en el eje trasero hay una nueva suspensión de triángulos superpuestos que ahorra un espacio considerable al maletero, sobre todo en anchura.

El interior cambia considerablemente, si bien se mantiene la banqueta trasera deslizante y las cinco plazas. Aunque con respecto al RX400h el nuevo Lexus RX450h ha crecido en longitud (2 cm), anchura (4 cm), altura (2 cm) y distancia entre ejes (2 cm), Lexus no ha considerado añadir una tercera fila de asientos.

En el puesto de conducción destacan el mando único remoto que hay por detrás de la palanca de cambios. Desde él, que se maneja como el ratón de un ordenador, se pueden controlar todos los elementos multimedia del Lexus RX450h.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...