Jeep Grand Cherokee 4.0 Laredo

Podríamos haber denominado de muchas formas a este peculiar Jeep Grand Cherokee, pero con un aspecto tan impactante y musculoso pensamos que la escogida es la que mejor lo puede definir.
-
Jeep Grand Cherokee 4.0 Laredo
Jeep Grand Cherokee 4.0 Laredo

Con casi 12 años en sus chapas, este veterano vehículo ha encontrado una segunda juventud en las manos de Carlos Marchante, buen conocedor del mundo off road y voz en el programa de radio «Tracción a cuatro».

Carlos es un enamorado de la marca americana y, antes de este Grand Cherokee, su vehículo era un Wrangler, también «tuneado». Este, entre su corta batalla y duras suspensiones, no le aportaba confianza ni confort en los necesarios desplazamientos por carretera para llegar hasta el campo.

Fue en Solo Jeep -Just For Fun-, taller/tienda/preparador alicantino especializado en la marca americana, en donde conoció a su nuevo compañero de aventuras. Carlos buscaba un 4x4 extremo más confortable que su Wrangler, un vehículo que, como no iba a ser usado como coche único para todos los días, no le importaba que fuera tan extremo.

Él lo adquirió ya con el kit de elevación Rockrawler Longarm instalado, que llegó de los EE.UU. expresamente confeccionado a la medida para este vehículo. Pero lejos de conformarse con eso, al pasar a sus manos el Grand Cherokee continúo con su evolución para desenvolverse aún mejor en su nuevo cometido: Off road extremo. Pero dejemos que sea el dueño el que nos cuente el por qué y la historia de este coche.

«La preparación puede parecer que ha condenado el coche un uso exclusivo campero… y es un fiel reflejo de la realidad. Sólo lo saco para disfrutar del off road los fines de semana, pues, evidentemente, no es un coche que pueda usarse todos lo días, aunque cuando planeamos rutas voy a donde haga falta por lejos que sea. Vengo de un Jeep Wrangler YJ y quería algo que fuera más cómodo a la hora de viajar (el Grand Cherokee tiene aire acondicionado, una buena velocidad de crucero, cargador de CD´S, airbag, etc), pero como no quería perder las aptitudes trialeras del Wrangler, me decidí por comprar este coche con el Kit de elevación de suspensión. Éste, como se puede comprobar en las fotos, cambia por competo la filosofía de la suspensión original. Incorpora nuevos tirantes y anclajes, barra Panhard y de dirección reforzadas y más largas, muelles, amortiguadores, etc. Con esta composición y el gran recorrido de suspensión que da este Kit, quizá no había sido necesaria la incorporación de bloqueos, pero en el Wrangler tenía instalado el Detroit y estaba encantado con él. Así que no lo dudé y decidí instalarlo en éste, junto con los palieres reforzados en el eje trasero. Puse este tipo de bloqueo, ya que lo conocía bien y siempre me había dado muy buen resultado. Además, es menos complejo que el ARB y, a mi parecer, con menos posibilidades de estropearse. Es un bloqueo muy efectivo para el campo.

En el eje delantero llevo un True track, que es un bloqueo de deslizamiento limitado y no bloquea al cien por cien, pero eso es lo que yo quería para el eje delantero. Creo que es una preparación perfecta para el uso que doy al coche, ya que me gusta meterme en alguna que otra complicación y hasta el momento siempre me ha respondido satisfactoriamente. Toda la preparación ha sido realizada por la gente de Solojeep de Alicante, que son verdaderos expertos en la marca».

Ficha técnica de la preparación

Con casi 12 años en sus chapas, este veterano vehículo ha encontrado una segunda juventud en las manos de Carlos Marchante, buen conocedor del mundo off road y voz en el programa de radio «Tracción a cuatro».

Carlos es un enamorado de la marca americana y, antes de este Grand Cherokee, su vehículo era un Wrangler, también «tuneado». Este, entre su corta batalla y duras suspensiones, no le aportaba confianza ni confort en los necesarios desplazamientos por carretera para llegar hasta el campo.

Fue en Solo Jeep -Just For Fun-, taller/tienda/preparador alicantino especializado en la marca americana, en donde conoció a su nuevo compañero de aventuras. Carlos buscaba un 4x4 extremo más confortable que su Wrangler, un vehículo que, como no iba a ser usado como coche único para todos los días, no le importaba que fuera tan extremo.

Él lo adquirió ya con el kit de elevación Rockrawler Longarm instalado, que llegó de los EE.UU. expresamente confeccionado a la medida para este vehículo. Pero lejos de conformarse con eso, al pasar a sus manos el Grand Cherokee continúo con su evolución para desenvolverse aún mejor en su nuevo cometido: Off road extremo. Pero dejemos que sea el dueño el que nos cuente el por qué y la historia de este coche.

«La preparación puede parecer que ha condenado el coche un uso exclusivo campero… y es un fiel reflejo de la realidad. Sólo lo saco para disfrutar del off road los fines de semana, pues, evidentemente, no es un coche que pueda usarse todos lo días, aunque cuando planeamos rutas voy a donde haga falta por lejos que sea. Vengo de un Jeep Wrangler YJ y quería algo que fuera más cómodo a la hora de viajar (el Grand Cherokee tiene aire acondicionado, una buena velocidad de crucero, cargador de CD´S, airbag, etc), pero como no quería perder las aptitudes trialeras del Wrangler, me decidí por comprar este coche con el Kit de elevación de suspensión. Éste, como se puede comprobar en las fotos, cambia por competo la filosofía de la suspensión original. Incorpora nuevos tirantes y anclajes, barra Panhard y de dirección reforzadas y más largas, muelles, amortiguadores, etc. Con esta composición y el gran recorrido de suspensión que da este Kit, quizá no había sido necesaria la incorporación de bloqueos, pero en el Wrangler tenía instalado el Detroit y estaba encantado con él. Así que no lo dudé y decidí instalarlo en éste, junto con los palieres reforzados en el eje trasero. Puse este tipo de bloqueo, ya que lo conocía bien y siempre me había dado muy buen resultado. Además, es menos complejo que el ARB y, a mi parecer, con menos posibilidades de estropearse. Es un bloqueo muy efectivo para el campo.

En el eje delantero llevo un True track, que es un bloqueo de deslizamiento limitado y no bloquea al cien por cien, pero eso es lo que yo quería para el eje delantero. Creo que es una preparación perfecta para el uso que doy al coche, ya que me gusta meterme en alguna que otra complicación y hasta el momento siempre me ha respondido satisfactoriamente. Toda la preparación ha sido realizada por la gente de Solojeep de Alicante, que son verdaderos expertos en la marca».

Ficha técnica de la preparación
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...