Publicidad

Hyundai Terracan Cyclon

Cuando el dueño de este Hyundai Terracan decidió hacer que su vehículo fuese mucho más campero, descubrió que no hay en el mercado nada para preparar su coche. Pero con imaginación y muchas horas de trabajo se ha conseguido un resultado muy brillante.
-
Hyundai Terracan Cyclon
Hyundai Terracan Cyclon

La Isla de Tenerife esconde en su orografía innumerables sorpresas para el amante del 4x4, y precisamente con una de esas sorpresas nos hemos topado. No hablamos de sus infinitas pistas forestales que discurren por bosques de pinares y terrenos propios de un paisaje lunar, pasando de la costa a la alta montaña en menos de media hora; hablamos de un vehículo como el Hyundai Terracan modificado casi artesanalmente por su propietario, José Sull, quien se ha convertido en amante del 4x4 a base de inquietudes.

Cuando José decidió cambiar sus dos pequeños coches de gasolina por un vehículo diesel optó por el Terracan, motivado especialmente por la relación calidad-precio que el vehículo le ofrecía. Lejos de los excesivos precios de los monovolúmenes del mercado, el Terracan le permitía poder disfrutar del campo y de la vida diaria con un único vehículo. Sin embargo, tras quedarse bloqueado en pistas forestales en sus dos primeras salidas al campo, comprendió que un vehículo así no podía ofrecer el 100% de sus posibilidades con las especificaciones de serie y se embarcó en la modificación de diferentes aspectos del vehículo, que le han permitido disfrutar de sus paseos por zonas cada vez más extremas de 4x4, sorteando trialeras, paredes y diferentes tipos de firme.

Las primeras modificaciones llegaron a través de internet, de la mano de diferentes foros dedicados al vehículo coreano. Así, inicialmente se optó por montar ruedas de llanta de aluminio 15x8,50, con desplazamiento –25 y neumáticos BF Goodrich MT 33x12.50x15, que pudieran ofrecer una mayor estabilidad y agarre al vehículo. Luego se elevaron las suspensiones a base de muelles y se tensaron las barras, además de otras pequeñas reformas que hicieron al vehículo más fiable en tierra. Otra nueva barrera se levantaba con el problema de las homologaciones y fue a partir de ahí cuando se contó con dos importantes colaboradores en la transformación del vehículo: un herrero como Fran «el de las máquinas» y el taller Cyclon, especializado en 4x4.

Trabajando en equipo, se comenzaron a fabricar artesanalmente algunas de las piezas necesarias que no se encontraban en el mercado. Los paragolpes han sido realizados de manera artesanal, así como las defensas, estribos y la base del winch T-Max 8500 (integrado en paragolpes y con guía de cable fija), con el que se ha equipado el vehículo. Del mismo modo, se han realizado las protecciones de los bajos, sin contar con ningún tipo de plantilla y a base de fotos e intuición.

Las principales modificaciones han ido orientadas a mejorar el rendimiento del Terracan en zonas de trialeras y extremas, para las cuales no era especialmente apropiado un vehículo de chasis largo. La falta de piezas originales de la marca para este tipo de pretensiones, ha sido uno de los hándicaps a superar por el propietario, debiendo recurrir a piezas paralelas y de otras marcas, o a la mencionada fabricación artesanal.

La Isla de Tenerife esconde en su orografía innumerables sorpresas para el amante del 4x4, y precisamente con una de esas sorpresas nos hemos topado. No hablamos de sus infinitas pistas forestales que discurren por bosques de pinares y terrenos propios de un paisaje lunar, pasando de la costa a la alta montaña en menos de media hora; hablamos de un vehículo como el Hyundai Terracan modificado casi artesanalmente por su propietario, José Sull, quien se ha convertido en amante del 4x4 a base de inquietudes.

Cuando José decidió cambiar sus dos pequeños coches de gasolina por un vehículo diesel optó por el Terracan, motivado especialmente por la relación calidad-precio que el vehículo le ofrecía. Lejos de los excesivos precios de los monovolúmenes del mercado, el Terracan le permitía poder disfrutar del campo y de la vida diaria con un único vehículo. Sin embargo, tras quedarse bloqueado en pistas forestales en sus dos primeras salidas al campo, comprendió que un vehículo así no podía ofrecer el 100% de sus posibilidades con las especificaciones de serie y se embarcó en la modificación de diferentes aspectos del vehículo, que le han permitido disfrutar de sus paseos por zonas cada vez más extremas de 4x4, sorteando trialeras, paredes y diferentes tipos de firme.

Las primeras modificaciones llegaron a través de internet, de la mano de diferentes foros dedicados al vehículo coreano. Así, inicialmente se optó por montar ruedas de llanta de aluminio 15x8,50, con desplazamiento –25 y neumáticos BF Goodrich MT 33x12.50x15, que pudieran ofrecer una mayor estabilidad y agarre al vehículo. Luego se elevaron las suspensiones a base de muelles y se tensaron las barras, además de otras pequeñas reformas que hicieron al vehículo más fiable en tierra. Otra nueva barrera se levantaba con el problema de las homologaciones y fue a partir de ahí cuando se contó con dos importantes colaboradores en la transformación del vehículo: un herrero como Fran «el de las máquinas» y el taller Cyclon, especializado en 4x4.

Trabajando en equipo, se comenzaron a fabricar artesanalmente algunas de las piezas necesarias que no se encontraban en el mercado. Los paragolpes han sido realizados de manera artesanal, así como las defensas, estribos y la base del winch T-Max 8500 (integrado en paragolpes y con guía de cable fija), con el que se ha equipado el vehículo. Del mismo modo, se han realizado las protecciones de los bajos, sin contar con ningún tipo de plantilla y a base de fotos e intuición.

Las principales modificaciones han ido orientadas a mejorar el rendimiento del Terracan en zonas de trialeras y extremas, para las cuales no era especialmente apropiado un vehículo de chasis largo. La falta de piezas originales de la marca para este tipo de pretensiones, ha sido uno de los hándicaps a superar por el propietario, debiendo recurrir a piezas paralelas y de otras marcas, o a la mencionada fabricación artesanal.

Galería relacionada

Hyundai_Terracan_Cyclon_ext