Publicidad

Hyundai ix35 2.0 4x4

‘El Hyundai ix35 es sexi’. Lo descubrió ‘Correcaminos’, colega de profesión y piloto de toda la vida, dándole la vuelta al nombre del ix35. Autopista ha dado la vuelta al coche… y le hemos encontrado muchos encantos.
-
Hyundai ix35 2.0 4x4
Hyundai ix35 2.0 4x4

Hay que probar cosas nuevas y este Hyundai ix35 no es un Tucson. El plan de la semana era irse a conducir el R8 Spyder (‘bueno, será como el R8 pero sin techo’, pensé para mí), el Mercedes E Cabrio (‘bueno, será…’) y el ix35… ‘esto sí que me llama la atención’ (ya sé, ya sé, aceptaré todos los comentarios, pero así fue como elegí). Pero acerté.

 

¿Es esto un Hyundai?

 

A mí, el ix35 me sorprende. Mientras conduces un Hyundai Santa Fe puedes llegar a ver su transfondo ‘americano’, un rodar y un manejo que, aunque ajustado al gusto europeo, sigue los cánones de allí. En cambio, el ix35 parece europeo. Incluso demasiado europeo. Lo digo por unas suspensiones tirando a firmes, más en la línea del Ford Kuga que del Nissan Qashqai. Estos son los rivales con los que el ix35 quiere competir.

 

La dirección estrena una servodirección eléctrica. Vamos, como la mayoría de los rivales, pero ya sabemos que no es fácil hacer una buena dirección eléctrica. Casi todos los kilómetros que hemos podido conducir han sido en carretera, pero en este uso se siente muy bien lo que sucede bajo las ruedas. Y lo más importante, las respuestas al volante son rápidas y directas, tal y como hacen presagiar las suspensiones cuando circulamos en línea recta. Si te gusta conducir, el ix35 resulta toda una alternativa real. Cuenta con ESP de serie, pero con esta versión de tracción total no ha tenido necesidad de entrar en funcionamiento durante nuestra toma de contacto con el ix35: los deslizamientos que hemos encontrado por carreteras regadas de sal o de nieve rápidamente eran solventados simplemente por el envío de fuerza al tren trasero por parte de la tracción total automática.

 

El ix35 en datos

 

Todo lo anterior no pasan de ser apreciaciones. Pero hay datos. El 2.0 CRDI ofrece 136 caballos, como el motor de Ford-PSA del Kuga. Empuja desde muy bajas vueltas y con suavidad, pero sin ‘patada’, tal y como dice su ficha técnica. Se contenta con 32 mkg, que consigue desde 1.800 rpm, pero incluso antes ya se siente la llegada de potencia, sin demora a que el turbo comience a sentirse.

 

Si alguien quiere un cambio automático tendrá que optar por este motor en una versión potenciada, que ofrece 184 caballos y trabaja con una compresión inferior, lo que debería contribuir a un funcionamiento menos ruidoso. Un caja de cambios automática desarrollada por la propia Hyundai. También se ofrecerá este 184 CV con cambio manual de seis marchas, aunque habida cuenta de la potencia, siempre acoplado a la tracción total. Se distinguirá del resto por sus llantas de serie de 18 pulgadas.

 

La tracción total se conecta automáticamente mediante un acoplamiento de discos. El ix35 4x4 es básicamente un tracción delantera, que puede enviar progresivamente más fuerza a las ruedas posteriores cuando detecta deslizamiento. Puede llegar a repatir la fuerza del motor entre dos ejes por igual y, de manera manual, se puede forzar esta situación mediante un botón, aunque sólo por debajo de 40 km/h.

 

Con el motor 2.0 CRDi, el ix35 4x4 homologa un consumo medio de 5,8 l/100km en su configuración de 136 caballos. La versión de tracción delantera rebaja estos consumos hasta 5,5 l/100km, con una emisión de CO2 de 147 g/km. Es la versión del ix35 que será la más vendida, al menos si sigue la tendencia actual del mercado. En el caso del ix35 de 184 CV los consumos suben a 6,1, que llegan a 7,2 si además añadimos el cambio automático.

 

Hay un 2.0 gasolina de 163 CV, sólo en versión de tracción delantera, pero a lo largo del año aparecerán nuevos motores de gran interés. En Diesel, un 1.7 de 115 caballos y en gasolina el 1.6 GDI de 149 caballos, ambos equipados con sistema ISG de arranque-parada automática en detenciones.

 

Mucho Tucson

 

El ix35 apenas se parece a su antecesor eso es evidente. Aparece la letra ‘i’ y eso significa que ya tiene enfoque europeo incluso en el estilo, como i10, i20 e i30 (y más adelante el i40 que reemplazará al Sonata). Crece ligeramente en distancia entre ejes (10 mm) respecto al Tucson y aumenta la longitud en 85 mm, hasta alcanzar los 4,41 metros de longitud. En maletero anuncia una notable capacidad, con 591 litros. El interior presenta un aspecto moderno, pero sólo a partir de los acabados Confort se dispone de regulación del volante en altura y profundidad. En este grado de equipamiento el aire acondicionado también se convierte en climatizador bizona. Desde fuera se distinguirá fácilmente por las barras en el techo, llantas de 17 y antinieblas. Parabrisas térmico, control de crucero… esta es la versión que realmente puede plantar cara a los líderes del segmento. Hyundai ha multiplicado por tres su crecimiento en los primeros meses del año. ¿Conseguirá el ix35 mantener este nivel? Por si acaso, Hyundai ha decidido acompañar los 5 años de garantía con 5 años de asistencia en carretera y 5 años de chequeo gratuito.

Gasolina
- 2.0 Classic: 22.445 euros.
Diesel - 2.0 Classic: 23.920 euros.
- 2.0 Comfort: 25.750 euros.
Diesel 4x4

- 2.0 Comfort : 27.500 euros.
- 2.0 Style 136 CV: 30.250 euros
- 2.0 Style 184 CV: 31.500 euros.
- 2.0 Style 184 CV aut: 34.500 euros.

Motor  
Potencia 136 CV a 4.000 rpm
Par motor 32,6 mkg a 1.800 rpm
Transmisión  
Tracción Integral conectable
Caja de cambios Manual de 6 velocidades
Prestaciones, consumos y emisiones  
Velocidad máximo 181 km/h
Urbano 6,8 l/100 km
Extraurbano 5,2 l/100 km
Mixto 5,8 l/100 km
Emisiones 154 g/km

Galería relacionada

Hyunda ix-35, el contacto