Costa da Morte II, Cabana

En esta ocasión os proponemos comenzar con la última ruta publicada (De Ponteceso a Costa da Morte) y continuarla con la que tenéis ante vuestros ojos. Similares en cuanto a terreno y paisajes, desde el sur del río Anllons, aunque repetimos protagonistas: la espectacular desembocadura del río, las pintorescas aldeas vistas desde lo alto, el contraste de colores de la vegetación... Esta vez disfrutamos del cuadro desde el ángulo opuesto.
-
Costa da Morte II, Cabana
Costa da Morte II, Cabana

Partiendo desde Ponteceso, (el final de ruta anterior) cruzamos el puente saliendo del pueblo siguiendo dirección «Laxe» y «Baio». Tras un kilómetro aproximadamente, salimos a una carretera secundaria, siguiendo la dirección hacia «O Bosque», que nos indica el cartel en la intersección. Después de kilómetro y medio nos desviamos de la carretera para entrar en la aldea de Leas: se trata de una calle que sale a la izquierda donde hallamos a escasos metros Casa Peón (una taberna centenaria). Este es nuestro punto de referencia para el comienzo de la ruta. Dejando a la izquierda Casa Peón, subimos la calle hasta encontrar la carretera y continuar por la izquierda.

En la casilla 3, si giramos a la derecha del todo encontramos la primera alternativa de la ruta (B). La primera parte consiste en unos 900 metros de entretenida y suave trialera que sube el monte por un encajonado camino, donde se han de tener en cuenta las piedras, a veces no visibles, que podemos encontrar en la parte central. Al coronar el camino mejora notablemente. Poco después de salir a una pista principal y girar a la derecha, volvemos a desviarnos a la derecha adentrándonos de nuevo en el monte por un camino encajonado. Recomendamos a los que llevéis coches especialmente bajos prestéis atención a la zona central. Ya casi al final del tramo, superamos una zona de abundante agua en el camino, a tener en cuenta en época de lluvias. También advertimos que encontraremos ramas que sobresalen y puedan rallar un poco la pintura del coche. Por último, la anchura del vehículo es un dato a considerar en este tramo, aunque en el peor de los casos, con coches excepcionalmente anchos, sólo se rozaría levemente algún muro de tierra blanda, y en contadas ocasiones.

Si seguimos todo recto en la casilla 3, a unos 300 metros, después de haber cruzado una aldea encontramos una pista ancha y rápida en subida dejando a ambos lados un mar de pinos, eucaliptos y acacias.

Al llegar a la 6, podemos volver a elegir: recto continuaríamos por la ruta principal, y a la derecha, por la segunda parte de la primera alternativa de esta ruta.

Un poco más adelante giramos a la derecha por una carretera que se interna por un bello bosque frondoso de pinos, eucaliptos y castaños. Seguimos por asfalto hasta llegar a la aldea de Cabana, población que da nombre al municipio. En la casilla 11 salimos a una carretera más principal y giramos a la izquierda, dirección Allo. 600 metros después llegamos a San Fins do Castro, famoso en la zona por la romería que se celebra el uno de Agosto, continuamos por la derecha.

Dejando atrás la casilla 14 y Lugar de Sequeiro se disfruta de unas impresionantes vistas panorámicas: la desembocadura del río Anxons sorteando La Barra, una larga extensión de arena que hace de último obstáculo entre el Anxons y el mar. Por encima de estos, Monte Blanco, fácil de reconocer por las antenas que lo coronan. En la ruta anterior, una de las alternativas era el descenso de Monte Blanca hasta llegar al nivel de La Barra.

Desde la casilla 11 hasta la 18, cruzamos varias aldeas y cambiamos numerosas veces de dirección, en distancias, a veces, muy cortas. Recomendamos especial atención al rutómetro en este tramo. En la 18 giramos a la izquierda por una pista amplia, que a partir de la 21 se va deteriorando mientras comenzamos el ascenso al Monte Gontón. A unos 700 metros, antes de que el camino gire, hemos decidido marcar en el rutómetro el lugar, pues realmente merece la pena bajarse del vehículo y contemplar el espectáculo.

Con la marea baja partes del río se tiñen de marrón e incluso puede que aparezcan pequeños «islotes» de tierra.

Tras superar el letrero «Monte Gontón» dejamos la pista principal para continuar por la izquierda, siguiendo dirección R1 hasta la 28, se van alternando tramos de pista ancha y lisa con caminos más estrechos y bacheados.

Antes de llegar a la carretera, en la casilla 32, a la izquierda se descubre el acceso a pie al Castro o Borneiro, según las primeras dataciones estuvo considerado como uno de los más antiguos de Galicia. 100 metros de leve ascenso por un sendero nos separan desde nuestro camino hasta el castro.

Tomando la carretera principal y girando a la derecha en la primera rotonda que encontremos, llegamos al Dolmen de Dombate, considerado como la «catedral» del megalítico gallego, es uno de los monumentos megalíticos mejor conservado. Tras la visita damos la vuelta hasta la rotonda y continuamos dirección Baio.

En la 36 hemos de dejar la carretera principal y continuar hacia la izquierda por asfalto justo a la altura de un letrero que indica hormigones Borneiro, más adelante giramos a la derecha después del Stop, hasta que el asfalto se convierte en pista y nosotros continuamos por el camino que sube a la izquierda. Durante el ascenso al monte recreamos la vista con el curioso contraste entre el fuerte amarillo de las flores de los numerosos tojos y los tonos verdes y marrones de los pinos y la tierra que dominan el paisaje.

En la 41, si giramos a la derecha, comenzamos el tramo alternativo C. Se trata de un suave ascenso por un camino bastante bacheado, que continúa descendiendo de forma más pronunciada. De las alternativas, ésta es la más fácil, pues no encontramos problemas de anchura ni de altura, y el descenso es fácilmente controlable en reductora. Después de la bajada nos incorporamos en la casilla 43 con la ruta principal.

Siguiendo la pista principal topamos con la carretera, en la siguiente casilla (45), giramos a la izquierda tomando la carretera general. Muy atentos a 2.8 km, ya que para preparar el giro a la izquierda debemos usar el carril correspondiente, vamos a continuar por una carretera secundaria. Como referencia, nada más rebasar la Parrillada Hermida tenemos nuestro desvío, con una señal poco visible que indica a «Anós». Después de 1,5 kms encontramos la Casa do Xastre de Anón, punto de comienzo y fin de ruta.

<

blockquote>Leyendas y curiosidades

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...