Aras de los Olmos

Encontramos en la zona de Aras un paisaje de abundante vegetación. El color verde fresco, poco común en esta árida región, nos acompaña durante toda esta ruta de montaña. Hablamos de un descanso, un refugio en pleno contacto con la naturaleza: zonas de recreo, de acampada, molinos abandonados, incluso el propio Turia son protagonistas de esta ruta.
-
Aras de los Olmos
Aras de los Olmos

Dispuesto a dedicarnos el tiempo necesario, don José Antonio Álvaro Pamplona, Alcalde de Aras de los Olmos, responde con orgullo cuando le preguntamos sobre qué puede ofrecer Aras al visitante. Don José Antonio nos habla, en principio, sobre la gastronomía, haciendo mención especial a las gachas que se preparan en fiestas, y al restaurante los Tornajos, donde preparan una comida exquisita.

Don José Antonio continúa enumerando lugares que visitar: el Ecomuseo, el observatorio espacial, los callejones del casco antiguo del pueblo, los lavaderos… En cuanto al entorno, don José Antonio no se amilana y nos explica que el visitante puede disfrutar de muchos kilómetros cuadrados de bosque en pleno contacto con la naturaleza, numerosas rutas de senderismo, varios refugios: «Los Mandranos», «La Araña»…

Al preguntarle sobre el alojamiento, Don José Antonio hace mención al complejo Aras Rural, dos casas rurales, y también al proyecto de construir un nuevo hotel. Cuando le preguntamos sobre su opinión y postura al uso del 4x4 por los caminos de su municipio, don José Antonio reflexiona un momento y nos responde que todo el turismo es positivo para el pueblo: «Acogeremos a todo el mundo que venga, con los brazos abiertos siempre y cuando nos respeten y respeten el medio ambiente. El medio ambiente es de todos, vivimos del medio ambiente, vivimos del aire».

Aras está situado en la parte noroccidental de la provincia de Valencia (92 kilómetros los separan de la capital), a unos 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar, lo cual condiciona un clima entre meso y supramediterráneo, benigno en verano, donde la nieve se deja ver todos los años en las montañas de la Sierra de Javalambre. Este clima condiciona la existencia de una gran masa forestal en el río Turia de pino carrasco, que se encuentra con las de pino laricio y rodeno, procedentes de la Sierra de Javalambre y la Serranía de Cuenca.

La villa de Aras estuvo poblada de íberos, romanos y árabes. Incluida en el Reino de Taifas de Alpuente, segregado del antiguo califato de Córdoba desde el 1030 al 1092. Repoblada de aragoneses después de ser conquistada por Jaime I en 1236, pasó por donación real a la Orden de Montesa en 1318. Adquirió su categoría de Villa Real e Independiente el 11 de mayo de 1728, otorgando el rey Felipe V la Real Cédula de Constitución de Villa de Aras. El 26 de Julio del 2001 el Gobierno Valenciano aprobó el cambio de denominación del municipio pasando de ser Aras de Alpuente a Aras de los Olmos.

En la planta baja del Ecomuseo de Aras reza la frase «En estas tierras, antes sin orejas que sin ovejas y abejas» para introducirnos en el mundo de la apicultura.

Este museo de Aras de los Olmos pretende ser un referente de la vida tradicional de la Serranía valenciana. Los objetivos fundamentales son: conocer y proteger el patrimonio local, recuperar la memoria colectiva y proporcionar al visitante las claves para interpretar los rasgos típicos de este territorio.

En Aras encontraremos huertos tapiados, corrales, arcos de piedra, escudos, obradores de cera, hornos comunales, hornos de cal, estructuras defensivas… Todos estos testigos del paso del tiempo que nos cuentan historias sobre gentes que han habitado este territorio, sobre el modo en que los han explotado y sobre como lo han sentido.

Situada en pleno centro del casco urbano, data del siglo XVI. Su interior goza de una decoración barroca magnífica en tonos grises y blancos, cubre toda la iglesia formada por guirnaldas, grifos, quimeras, niños y animales fantásticos.

Encontramos los restos de muralla de una fortaleza islámica que se ha utilizado como pared en muchos edificios particulares. Por la calle La Sangre nos encontramos con la Casa Abadía, de la cual sólo queda el arco de piedra y su escudo.

Situada a 6 kilómetros del casco urbano y a 1.178 metros de altitud, en una ladera de la Muela de Aras. Data del siglo XIV. Posee una bella hospedería finalizada en 1763 y una fuente de extraordinaria calidad. Desde allí se dispone de una magnífica panorámica del término de Aras.

La aldea de Losilla, presidida por la Iglesia Parroquial de San José, es un interesante templo de sólida construcción de estilo gótico–mudéjar en su estructura original. Su exterior es de estilo neoclásico.

Hasta hace poco se encontraba el olmo tres veces centenario, muy emblemático, querido por todos los vecinos, al que la grafiosis destruyó, el cual se ha sustituido por un olmo joven como símbolo del futuro de Aras. En esta plaza también encontramos los primeros escudos de origen religioso y de apellidos familiares y arcos de piedra que podremos encontrar a lo largo de todo el recorrido del casco urbano. Escudos y arcos que datan de los siglos XVI, XVII, XVIII.

Se celebran cada siete años en honor a Santa Catalina, de especial significación y atractivo popular. Tienen de extraordinario la bajada al pueblo de la imagen de la santa un mes antes de la celebración. Las próximas Fiestas Gordas se celebrarán en 2009.

Construido en su totalidad de madera, cruza el Turia. Aunque a nos pueda parecer que no aguante el peso de nuestro 4x4, por él pasan hasta camiones.

Según nos cuenta el alcalde de Aras, si visitamos el Lavadero de Losilla, puede que aún nos encontremos a algún vecino haciendo la colada.

La Ruta
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...