Publicidad

¡Espectacular! Pruebas al límite de las piezas de un coche (vídeo)

Los coches tienen que pasar por una buena cantidad de pruebas exigentes antes de que llegue a sus clientes. ¿Cómo son estas pruebas? Atentos al vídeo.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

¡Espectacular! Pruebas al límite de las piezas de un coche (vídeo)

Para que un coche llegue a tus manos con los mejores estándares de calidad posible –siempre dentro de las particulares exigencias de cada marca–, antes tienen que pasar por un duro y exhaustivo proceso de pruebas. Y no hablamos sólo de hacer kilómetros y kilómetros para comprobar la fiabilidad, durabilidad y desgaste de sus componentes: existen muchas otras pruebas, tanto en su fase de prototipo como cuando ya es vehículo de serie (antes de salir a la venta, claro), que quedan perfectamente resumidas en el vídeo que encabeza la noticia.

Por ejemplo, las puertas, los asientos o las teclas de climatizador, navegación, radio… pasan por pruebas con unas máquinas específicas. Se abren y se cierran las puertas unas 30.000 veces, buscando que el sonido de éstas también sea corto y seco, transmitiendo una sensación de estanqueidad. Se simula la entrada y salida del coche unas 20.000 veces seguidas, aplicando los típicos roces que sufre el tejido de los asientos para comprobar su resistencia. Los botones, por su parte, reciben hasta 5.000 presiones por tecla a través de un departamento de Háptica (la ciencia del tacto).

Pruebas al límite de las piezas de un coche

Un coche no siempre vive en un clima perfecto. Para acaparar cualquier posibilidad, los vehículos nuevos son probados en terrenos extremos a lo largo de más de 1,2 millones de kilómetros: hablamos de los climas más gélidos, como en Rusia, y de los más cálidos, como los 50 grados del desierto de Marruecos. Las lluvias monzónicas son otros de los peligros: durante 10 minutos, los coches reciben una “ducha” con 2.500 litros de agua –reciclada– para comprobar la estanqueidad del interior.

Otros terrenos hostiles pueden ser aquellos con un piso irregular: por ello, se prueban impactos de cientos de miles de fragmentos de gravilla, directos a los bajos, paragolpes o pasos de rueda, en 3.000 kilómetros de circulación. Por último, para evitar ruidos molestos o que los frenos no funcionen como debieran, se circula con dichos vehículos en un total de 2 millones de kilómetros al año en circuitos de adoquines, diferentes pavimentos o desniveles.

Pruebas al límite de las piezas de un coche

También te puede interesar

Las marcas de coches más fiables, según los consumidores españoles

Dudas: ¿Cómo puedo gastar menos con mi conducción? ¿Afecta a la fiabilidad?

Apura tus neumáticos: el desgaste en los premium vs baratos

Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.