Publicidad

VÍDEO: Copilotamos el Citroën C3 WRC con Kris Meeke

El Citroën C3 WRC es uno de los coches protagonistas en el Mundial de Rallyes 2017. En esta ocasión, el asiento derecho de uno de sus pilotos, Kris Meeke, ha sido ocupado por AUTOPISTA.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

VÍDEO: Copilotamos el Citroën C3 WRC con Kris Meeke

El Mundial de Rallyes estrenó nueva generación de coches en este 2017. Mucho más espectaculares, más potentes, más rápidos y con mucha más aerodinámica en su carrocería.

Citroën es una de las cuatro marcas implicadas en el campeonato de máxima expresión en los rallyes: el C3 WRC sustituyó al DS3, contando esta temporada con pilotos como Kris Meeke, Craig Breen, Stéphane Lefebvre, Khalid Al-Qassimi y, durante algunos rallyes, también con Andreas Mikkelsen (fichado por Hyundai para el final de temporada).

No está siendo un año fácil para el equipo Citroën Racing en el Mundial. El C3 WRC nació con mal pie, dando problemas de fiabilidad a lo largo de la temporada y dando más de un quebradero de cabeza a los pilotos. La montura francesa se ha mostrado este año como un coche muy nervioso, sobre todo en su zaga, lo que ha dejado un margen de maniobra para rodar al límite muy pequeño para sus pilotos. Aun así, han logrado una victoria en México, de la mano de Meeke, y un podium en Alemania, con Mikkelsen.

Copilotamos el Citroën C3 WRC con Kris Meeke

Una experiencia increíble a bordo del Citroën C3 WRC

Precisamente Kris Meeke fue nuestro anfitrión en el circuito francés de Val de Loire. Allí pudimos subirnos como copilotos del británico y conocer de primera mano lo que dan de sí los nuevos coches del Mundial de Rallyes. Había tenido la oportunidad de subirme a un Peugeot 208 R5 en un tramo del rallye de Portugal, junto a Carlos Sainz. Escenario muy diferente en Francia, ya que estuvimos en un circuito de tierra cerrado; eso sí, poder experimentar las sensaciones de un coche de máxima expresión del Mundial es absolutamente… otra cosa, algo increíble.

El Citroën C3 WRC de 2017 desarrolla unos 380 CV de potencia, pesa 1.190 kg y su motor 1.6 turbo de inyección directa de gasolina está conectado a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios secuencial de seis velocidades. Como novedad en los coches de este año, cuenta con un diferencial central hidráulico.

Las sensaciones de velocidad, de frenada, del paso por curva notando el poder de la aerodinámica y, sobre todo, el trabajo de las suspensiones (se come cualquier irregularidad de la pista) son espectaculares. El propio Meeke hablaba con cara de asombro al comparar los coches de este año respecto a los del pasado. Los WRC han dado un paso adelante en términos de velocidad y eso se nota en los tramos y nosotros lo pudimos comprobar de primera mano. Las caras en el vídeo que acompaña a la noticia lo dicen todo. Lástima no disponer de HANS, habría aliviado nuestro retorcido cuello.

También te puede interesar

Michel Nandan, “jefazo” de Hyundai en el WRC: “Sordo es un seguro para el equipo”

Mundial de Rallyes 2017: todas las novedades del nuevo WRC

Así son los neumáticos del Mundial de Rallyes: contacto asegurado

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.