Publicidad

Revisa tus neumáticos y evita un disgusto en la ITV

Alrededor del 22 por ciento de los vehículos rechazados en la ITV tienen problemas con los neumáticos. Conoce cómo puedes cuidarlos para evitar un quebradero de cabeza.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Revisa tus neumáticos y evita un disgusto en la ITV

A todos nos pasa, vamos a la ITV y tenemos la sensación de que algo va a ir mal, lo suficiente como para no llegar al aprobado y tener que volver otro día. Si eres de los que comparte esa sensación, hay una manera de ir más tranquilo, al menos en lo que a neumáticos se refiere. Te damos unos sencillos consejos con los que evitar un disgusto, primero por tu salud y, segundo, por la Inspección Técnica de Vehículos.

Lo primero que tienes que comprobar cada vez que cambies de neumáticos es que éstos cumplan con la normativa vigente. Para ello, todas las ruedas tienen una serie de letras y números en su perfil que conviene conocer y para estar seguros de que estamos haciendo las cosas bien.

La primera letra en la que debemos fijarnos es en una E. Si el neumático está homologado debe llevar sí o sí este identificativo. A continuación encontramos un código numérico que nos señala el país en el que ha sido fabricada la goma. Por último, un 00 nos señala que la rueda está destinada a vehículos comerciales. Si, por el contrario, está marcado con un 02, quiere decir que está pensado para el transporte de pasajeros.

Una vez conocemos estos detalles, debemos comprobar que éstos sean iguales en cada eje. Se han dado casos de no pasar la ITV porque un neumático con las mismas características que cualquier otro no ha sido fabricado en el mismo país que su compañero de eje, por lo que hay que tener cuidado y comprobar los pequeños detalles.

Los siguientes elementos a repasar son un poco más técnicos. Hay que asegurarse cuáles son los índices de carga y la categoría de velocidad para la que están previstos nuestros neumáticos. Estos datos hay que corroborarlos con la ficha técnica del vehículo. Si éstos son superiores en el neumático que en la ficha, no hay ningún problema, pero si son inferiores, lo normal es que no pasemos la ITV por nuestra propia seguridad. Es decir, no podemos llevar neumáticos pensados para soportar cargas de 800 kg y que nuestro vehículo pese 900 kg.

Por último, en lo que a comprobaciones “sobre el papel” se refiere, debemos asegurarnos de que las dimensiones de la rueda son coincidentes o equivalentes a las que aparecen en la tarjeta de la ITV. Debemos recordar que el diámetro exterior de la goma puede tener una diferencia de +/-3 por ciento en comparación a la de la ficha del vehículo.

A la hora de rodar, debemos tener en cuenta las siguientes normas. En el caso de que los neumáticos sean unidireccionales, la palabra outside se debe reflejar en el exterior de la goma. Así mismo, hay que estar seguros de que la rueda no roce con ninguna parte del vehículo, ni en parado a la hora de realizar los giros ni, evidentemente, cuando estamos circulando. Si llevamos un remolque, tenemos que estar seguros de que nuestras gomas lleven las siglas FRT (en español: neumático de rodadura libre), las cuales indican que son gomas pensadas para no ser montadas ni en ejes motrices ni direccionales.

Donde sí tenemos que arremangarnos un poco es al comprobar las marcas propias del uso. El desgaste debe ser uniforme, sin bandas de rodadura más o menos marcadas en una rueda respecto a la otra. Si esto existe es que tenemos algún problema de alineación en el eje. Así mismo, hay que asegurarse de que no existen ampollas, roturas o la aparición de cables o grietas, lo que demostraría un desgaste excesivo de la goma.

Por último, y para dejar nuestros neumáticos en perfecto estado para pasar la ITV, debemos comprobar la presión de los mismos y cerciorarnos de que están dentro de los estándares marcados por el fabricante. Además, recordad que si el coche cuenta con un avisador de falta de presión en los neumáticos, se nos indicará con un testigo si la presión es correcta o no.

Esperemos que estos consejos te ayuden cada vez que tu vehículo se acerque a una nueva inspección, pero también para que tengas en cuenta todos estos detalles cuando cambies de neumáticos y así evitar cualquier problema de seguridad que, al fin y al cabo, es lo más importante.

También te puede interesar:

Siete consejos para evitar averías en la caja de cambios

Coches y caravanas: viaja seguro en verano

Consejos y sistemas para que no te roben el coche

Te recomendamos

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

No te quedes sin votar. Participa en nuestro estudio Best Cars 2018 y dinos qué opina...

Hemos reunido, al menos como espectadores, al Mitsubishi ASX con sus "hermanos" de ra...

Viajar a ciudades como Madrid o Barcelona y encontrar aparcamiento fácil y barato ya ...

El Mitsubishi ASX ha sido el compañero de viaje en nuestra ruta hacia una de las ciud...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.