Publicidad

¿Por qué nos quedamos tirados en las carreteras?

Con el paso de los años, los servicios de asistencia en carretera tienen más trabajo. Averías en carretera han sucedido siempre; sin embargo recientemente se han unido una serie de factores que, quizás por despreocupación o por la crisis, hacen más posible que se dé una situación así. En este reportaje conocemos cuáles son los motivos principales por los que nos quedamos tirados con el coche y solicitamos asistencia técnica.
-
¿Por qué nos quedamos tirados en las carreteras?
Las averías mecánicas son el principal motivo por el que los vehículos se quedan tirados en las carreteras. Los problemas de motor son el ‘triste’ líder de la clasificación de motivos que causan este tipo de situaciones. Representan prácticamente la mitad de las solicitudes de asistencia técnica que se producen en nuestras carreteras.

Ya sea por problemas en la correa de distribución, en el embrague o un sobrecalentamiento del motor –las principales averías mecánicas–, lo cierto es que es de vital importancia realizar un mantenimiento mínimo en cuanto a revisiones, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante. Factores como el escaso mantenimiento que realizamos en nuestro vehículo y un parque automovilístico cada vez más viejo, repercuten directamente en los motivos por los que nos podemos quedar tirados en las carreteras. Obviamente, los factores climatológicos o el estado de una carretera pueden influir en ello. Sin embargo, eso ya no depende tanto de nosotros. Según los datos de Mutua Madrileña, el grupo formado por el sistema eléctrico y la batería del coche es el segundo motivo principal por el que se solicita asistencia técnica en carretera, con un 30 por ciento de éstas. Curiosamente, según las asistencias prestadas por Europ Assistance, el sistema de encendido representa la avería más común en lo que va de año 2012. Hay que tener en cuenta que las baterías con más de cuatro años de antigüedad presentan un mayor riesgo de avería, por lo que, al igual que sucede con el motor, requieren de una revisión periódica. El RACC recomienda verificar el nivel de los vasos de la batería y añadir agua destilada en el caso de las baterías más antiguas.

El tercero de los motivos está relacionado con los neumáticos, ya sean pinchazos, problemas en las suspensiones, frenos o la dirección. Según datos de MAPFRE, representan un 12 por ciento del total. No sobra decir que, también, los neumáticos requieren de nuestra revisión: la presión, el dibujo, que no presenta anomalías ni cortes, etc. La mejor solución es llevar una rueda de repuesto, o bien una runflat o un kit de emergencia anti pinchazos. Por último, en cuarta posición del apartado de averías, nos encontramos con los relacionados con el combustible. No es muy extraño que pueda suceder y que nos quedemos tirados porque se nos ha acabado la gasolina. Este tipo de solicitudes de asistencia técnica representan únicamente el 1,5 por ciento, aunque hay que tener en cuenta que este tipo de averías pueden solucionarse fácilmente –dependiendo del coche y de dónde esté la gasolinera más cercana, por ejemplo– y poder continuar la marcha sin tener que pedir una grúa. No son tipos de averías, pero representan un porcentaje en el total de asistencias técnicas en carretera. Mientras que las propias averías, de las que hablábamos antes, representan el 87,60 por ciento, otros motivos como accidentes, robo, pérdida de llaves o rotura de lunas representan 'solamente' el 12,40 por ciento. Dentro de este grupo, el más habitual, según los datos de Mutua Madrileña, es el que representan los accidentes, con un 9,25 por ciento del total (contando las averías), seguido de la pérdida de las llaves del coche representa el 0,53 por ciento del total, es decir, un 4,2 por ciento de los motivos de asistencia técnica que no son avería.

Por último, las asistencias en carretera por rotura de lunas son el 0,14 por ciento del total, lo que nos deja entrever que muchos conductores prefieren continuar la marcha aunque la típica ‘chinita’ salte a nuestro parabrisas. *Datos curiosos:
- En España, cada año se producen 4,7 millones de asistencias mecánicas.
- Cerca del 30 por ciento de esta cifra se producen en verano.
- El estado del parque automovilístico actual es uno de los factores a tener en cuenta: el 37 por ciento de los conductores afirma conducir un vehículo de más de nueve años; otro 22 por ciento, vehículos de entre seis y nueve años.
- El escaso mantenimiento que hacemos de nuestros vehículos queda en evidencia cuando, según el RACC, sólo un 31,8 por ciento de los conductores revisa con frecuencia la presión de las ruedas –se recomienda una vez al mes–.
- El 36 por ciento de los españoles nunca ha cambiado una rueda, y siete de cada diez mujeres afirman no haberlo hecho nunca, según el RACC.
- En 2010, el 80 por ciento de las asistencias se produjeron en trayectos urbanos. Los días que se producen más asistencias son los lunes (un 20 por ciento). Además, más del 70 por ciento son solicitadas por hombres. 1º. Averías mecánicas
2º. Sistema eléctrico / Batería
3º. Neumáticos
4º. Combustible
5º. Accidente
6º. Robo
7º. Pérdida de llaves
8º. Lunas
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.