Publicidad

Cómo preparar tu coche para hibernar

Si por cualquier motivo tienes que dejar tu coche aparcado durante mucho tiempo, te contamos algunos consejos muy prácticos para que hiberne adecuadamente.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

Cómo preparar tu coche para hibernar

¿Vas a viajar al extranjero y tienes que dejar tu coche parado durante mucho tiempo? ¿Tienes un coche clásico que no quieres mover hasta que pase el invierno? Es importante que sepas que dejar el vehículo aparcado durante un largo periodo de tiempo puede acarrear problemas en algunos elementos del coche. Frenos, aceite, batería y embrague, o incluso el combustible, pueden ver su calidad comprometida.

Si vas a dejar el coche aparcado durante mucho tiempo, es necesario tomar algunas precauciones para que el día que tengas que ponerlo en marcha no te lleves sorpresas desagradables. La mayor parte de los graves problemas comienzan a surgir después de un mes parado, sin embargo, este período puede reducirse si el coche no duerme en garaje. Lo peor es cuando el coche está parado más de un año. En este caso, todos los líquidos del motor tienden a endurecerse y por lo tanto se pudren. Todo cuidado es poco

 

Verificar el estado del coche

Los pasos a seguir si vas a dejar tu coche parado más de un año comienzan por lubricar los discos y tambores para evitar la oxidación. Así te aseguras que los discos mantienen su funcionalidad. Pero recuerda cuando vuelvas a poner en marcha tu coche, que tienes que limpiar los discos con un disolvente.

En los coches Diesel debes dejar casi vacío el depósito de combustible para evitar que se eche a perder. En los coches de gasolina, es aconsejable añadir un aditivo. Pero no pongas demasiado, ya que tiende a envejecer. Además, cuando vuelvas a coger el coche, tendrás que cambiar el aceite del motor. No mover el coche hace que sus propiedades se deterioren.

Por su parte, el líquido de frenos sólo tiene que cambiarse si va a estar parado durante más de un año. Infla los neumáticos a una presión superior para que puedan soportar más fácilmente el peso del coche. Y aparca el coche en una zona cubierta, ventilada y lejos de animales. Por último, coloca una funda protectora para resguardar la pintura.

Presión neumáticos

 

 

Pasos para preparar tu coche para hibernar

1.Desconecta la batería del coche. Una vez que hayas dejado el coche en el lugar donde va a estar aparcado, el primer paso es desconectar la batería. Primero el terminal negativo y luego el positivo. Cuando toque ponerla en marcha, conecta primero el positivo y luego negativo.

2.Verifica los líquidos. Si tu coche va a estar parado más de un año, lo mejor es eliminar todos los líquidos internos. Si va a estar parado seis meses vacía el líquido del limpiaparabrisas para que no se pudra en el circuito. Pon anticongelante nuevo en el depósito, especialmente si el coche va a estar parado en una zona fría en invierno.

3.No cierres las ventanas totalmente. Si dejas el coche aparcado durante mucho tiempo, no cierres las ventanas completamente. Con el paso del tiempo las gomas tienden a secarse y pueden pegarse al vidrio en la parte superior. Si las dejas un poco abiertas, permites que el interior del coche pueda “respirar" evitando la creación de moho y malos olores.

4.Pon granos de arroz en el interior. Colocar granos de arroz (sin cocer) en un recipiente y lo dejas en el suelo del coche. Este "truco casero" evita la creación de humedad en el interior del coche y evita los malos olores.

5.No pongas el freno de mano. El freno de estacionamiento acciona un cable flexible que actúa en la zona trasera. Si ese cable está tensado durante mucho tiempo, puede que cueste mucho volver a quitarlo cuando te subas de nuevo al coche.

No poner el freno de mano

 

6.Aumenta la presión de los neumáticos. Rellena los neumáticos con una presión superior a la que indica el fabricante. Con el paso del tiempo, el neumático tiende a perder aire y éstos también pueden tener fugas. Si existe una gran superficie de contacto del neumático con el suelo debido al peso del coche puede ocurrir que deje el neumático "cuadrado".

7.Protege el tubo de escape. Coloca un paño viejo empapado en aceite de motor al final del tubo de escape. De esta manera evitarás que el óxido se acumule en esta zona.

8.Coloca una funda protectora. Después de realizar todos estos pasos, lo mejor es cubrir el coche con una funda específica. Esto evita que se acumule polvo y que la carrocería se deteriore a causa de los agentes externos. El coche estará muy bien protegido hasta que regreses de su ausencia.

 

También te puede interesar

-Diez consejos para cuidar tu coche

-Diez cosas que no debes hacer con el coche en invierno

-Trucos de mantenimiento en invierno

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.