Publicidad

Con papel de aluminio puedes evitar que te roben el coche

Los robos de coches mediante la "clonación" de la llave, y de sus códigos, son cada día más habituales. Aquí tienes un truco sencillo para evitar que los ladrones puedan abrirlo.
Autopista. Twitter @Autopista_es -
Con papel de aluminio puedes evitar que te roben el coche

Las llaves de los coches actuales se ‘comunican’ con el coche mediante señales de radio. La llave lleva integrado un emisor y el coche un receptor que permite que las puertas se abran al recibir la señal pertinente.

Por sólo 200 euros se puede conseguir el hardware necesario para ‘robar’ la llave de un coche, y los hackers lo están sacando buen partido. Se trata de un amplificador que intercepta la señal de tu llave y, en no más de 30 minutos, descifra el código con el que se abre el coche y lo copia. Con esta copia, los piratas pueden abrir tu coche sin mayor dificultad.

Pero aún hay más. Un reciente estudio realizado por las universidades de Radboud (Países Bajos) y Birmingham (Reino Unido), demostró en Inglaterra que existen muchas formas diferentes de extraer el código encriptado que hace que tu coche sea vulnerable. Y no sólo cuando la llave está en uso. Mediante conocimientos informáticos, es verdad que puede bastar con que el ladrón intercepte dos veces la señal de radio de tu llave y en poco menos de media hora probar todas las posibilidades a que ha quedado reducido el código para abrirlo. Pero, atento, porque también es posible usar un amplificador de señal capaz de sacar la secuencia de los códigos de las llaves aunque no se utilice el mando. Pudiera bastar con dejar tus llaves en un cajón o en una mesita a la entrada de la casa, para extraer ese código y poder abrirlo, según alerta este mismo estudio

Si bien este tipo de robos son relativamente fáciles de llevar a cabo si se tienen suficientes nociones de informática, más sencillo aún es el truco que podemos encontrarnos rastreando por Internet. Bastaría en este caso con forrar la llave del coche con papel de aluminio, para impedir así el paso y la salida de las ondas que emite. De esta manera, resulta imposible robar el código. Una idea muy sencilla, que no cuesta nada y que, quién sabe, si siguen proliferando este tipo de hurtos, puede que algún día evites con él que te roben el coche... aunque parezca hoy una medida casi "paranoica". Ahí queda la idea: forra tu llave con papel de aluminio cuando las guardes en casa.

También te puede interesar:

¿Guardar las llaves en el congelador para evitar que me roben el coche?

Lo último en robos en coches: inhibidores para no cerrarlos

Los coches con sistema de acceso sin llave, más vulnerables a robos

Robos en el coche, ¿hasta dónde cubre mi seguro?

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.