Publicidad

10 trucos para evitar mareos en el coche

Te damos 10 sencillos consejos para evitar mareos en un automóvil en marcha, síguelos y evita que un viaje largo se convierta en una pesadilla.
Alejandra Otero -
10 trucos para evitar mareos en el coche

¿Eres de los que se marea habitualmente en un coche? Lo que se conoce técnicamente como cinetosis, y que se traduce como mareo por movimiento, es una dolencia que puede producirse en los diferentes medios de transporte, no estando por tanto exento el automóvil. Si bien este problema físico puede convertir los viajes largos en un verdadero suplicio para el que lo padece, puede evitarse simplemente siguiendo unos sencillos consejos.

 

¿Qué provoca el mareo por movimiento?

La cinetosis se produce por una estimulación excesiva de las estructuras internas del oído que regulan el equilibrio. Así, los síntomas que se sufran de padecerlo son palidez, sudor frío, náuseas, que pueden desembocar en vómitos o no, o agitación.

 

¿Quiénes son más proclives a marearse?

Hay personas más predispuestas al mareo cinético, siendo los niños de entre 3 y 12 años los más proclives a ello. No obstante, superados los 12 años, hay ciertas personas que siguen mareándose toda la vida en un automóvil en marcha.

Las embarazadas, asimismo, tienden a marearse con más facilidad, ya que durante la gestación existe una mayor sensibilidad en los centros nerviosos, además de los cambios en la distribución del flujo sanguíneo corporal que se producen para alimentar el feto.

Personas con cuadros de ansiedad también son más susceptibles de sufrir cinetosis. De hecho, las personas propensas al mareo en un vehículo tienden a sufrir lo que se conoce como ansiedad cinestósica anticipatoria, entrando así en un peligroso círculo vicioso.

 

Trucos para evitar el mareo en un coche

1. Sentarse siempre en el sentido de la marcha: es más probable que, de no estar correctamente sentados en la dirección en la que va el coche tendamos a marearnos. Si bien en un automóvil es complicado, en otros medios de transporte como autobuses o trenes es más probable que estemos obligados a sentarnos de espaldas al sentido de la marcha.

2. Mirar siempre al frente: al igual que ocurre en el primer caso, lo ideal para evitar marearse es mantener una postura erguida, siempre mirando al frente. Se da en muchas ocasiones el caso de gente que se marea, por ejemplo, leyendo en un coche. Esto se produce porque la información que recibe el cerebro de los distintos sentidos no concuerda: al mirar hacia abajo, lo que vemos es el libro y el interior del coche, por lo que nuestro cerebro entiende que estamos quietos cuando en realidad estamos en movimiento, como bien señala nuestro oído y esta discrepancia entre sentidos es lo que provoca el mareo.

3. Sentarse en el asiento delantero: las plazas traseras siempre son más proclives a producir mareo que las delanteras. Esto es debido a que la zona trasera de un automóvil es más susceptible de balanceos, donde además las inercias producidas por acelerar y frenar son más notables. Si tiendes a marearte, tu lugar es en la zona delantera del coche.

4. ¡Aire fresco!: un entorno viciado no ayuda a aquellas personas más sensibles a la cinetosis. La solución pasa por ventilar el coche antes del inicio de la marcha y luego abrir la ventanilla de forma regular para que el aire se renueve, incluso si el aire acondicionado está en funcionamiento.

5. Distraerte: si bien un libro, una revista o todo lo que implique leer no es buena solución, hay múltiples maneras de distraerte en un coche. La música o mantener una conversación, lo que no impide que dejes de mirar al frente, son las mejores opciones.

6. Prever paradas: si el viaje es largo, lo suyo es que planifiques las paradas a fin de que los ocupantes puedan tomar un poco el aire. Esto ayuda tanto al conductor como a los pasajeros, sobre todo si tienen tendencia a marearse. En este sentido es como ‘poner el contador a cero’.

7. Evitar las comidas copiosas o el alcohol: una digestión pesada nunca es buena compañera en los viajes largos, como tampoco lo es la ingesta de alcohol que, en notables cantidades y sin necesidad de ir en un coche, provoca mareos y vértigo. ¿La clave? Comidas ligeras y evitar el alcohol.

8. Raíz de jengibre: se trata de una solución natural que se emplea de forma tradicional para combatir las náuseas. Lo malo es que tiene un sabor fuerte, por lo que puede resultar difícil convencer de su ingesta, sobre todo en el caso de los niños.

9. ¿Qué medicamentos están indicados para esta dolencia? Los antihistamínicos de primera generación como la Biodramina o Cinfamar ayudan a combatir los vértigos y el mareo.

10. Pulsera antimareos: otra opción, si quieres evitar tomar fármacos, es hacerte con una pulsera antimareos. Se trata de un brazalete elástico que cuenta con un botón rígido que debe colocarse tres dedos por debajo del pliegue de la muñeca. Ésta lo que hace es estimular un punto de acupuntura, el P6, que según la medicina tradicional china está relacionado con el origen de las náuseas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.