Publicidad

Así actúan los ángeles de la guarda de nuestras carreteras

¿Sabías que invertir en el mantenimiento de las carreteras españolas puede suponer un ahorro del 70 por ciento en un futuro?. Te contamos dónde y cómo tiene que actuar el Estado. Nuestro dinero y seguridad es lo que está en juego...
Rubén Leal -
Así actúan los ángeles de la guarda de nuestras carreteras

Conservar una carretera no es sólo cuestión de retirar piezas peligrosas y plantas del asfalto. Eso está muy bien, pero, ¿qué pasa con los cuidados de las infraestructuras para que alarguen su vida?. De la primera, España podrá presumir (o no...), pero el actual estado de las vías es una muestra clara de que, de la segunda, del cuidado de infraestructuras, nuestro país escasea. En los tres últimos años, no hay constancia de que se haya trabajado en la rehabilitación del asfalto de las carreteras españolas. No tienes más que hacer un viaje con tu coche y observar que las zonas con la señal de ‘Cuidado con el bache’ siguen estando ahí después de meses o incluso años. Y te aseguramos que el bache no ha desaparecido. Tú lo sabes mejor que nadie...

 

¿Por qué esperar a que una vía esté destrozada para arreglarla? ¿Es necesaria una gran desgracia para que arreglen ese tramo que tan mal aspecto tiene?. Según datos del Grupo Euroconsult –multinacional de control de calidad especializada en auscultación y conservación de infraestructuras-, tomar los datos del estado de un kilómetro de carretera -en base a todos los parámetros- tendría un coste aproximado de 500 euros, lo que permitiría priorizar en zonas que sufren un mayor desgaste, ahorrando, a su vez, los costes de una futura reconstrucción. La empresa justifica su trabajo en que ‘no se puede permitir que un error del conductor lo condene a muerte por el estado del asfalto’.

 

Los auténticos protagonistas

 

Cuatro vehículos son los principales encargados de velar por las óptimas condiciones de las vías españolas. El ‘curviámetro’, el ‘scrim’, el ‘visualise’ y el ‘tunnelings’ vigilan nuestras carreteras.

 

  • Curviámetro: es el más importante. De sus resultados dependerá prácticamente la totalidad de la inversión real que hay que hacer en el asfalto. Estudia el nivelado, muy importante sobre todo en los que transportan grandes cargas, cuyo peso necesita un reparto óptimo en todo momento. Así funciona: 

 

 

 

  • Scrim: se encarga de analizar el comportamiento del agua sobre el pavimento, cuyo efecto más nefasto es el ‘aquaplaning’. Estas imágenes nos muestran un ejemplo práctico:

 

 

 

  • Visualise: su trabajo no es más que el de comprobar cómo se ven las señales de tráfico, poniendo especial atención durante el horario nocturno. En el vídeo puedes ver cómo trabaja:

 

 

  • Tunnelings: explora los túneles y puentes de las carreteras y de las líneas ferroviarias. Es básico su trabajo para detectar grietas o humedades que puedan poner en riesgo a los usuarios de estas infraestructuras. Sus cámaras realizan un escáner en tres dimensiones con gran precisión, detectando, además, imperfecciones internas. Anticiparse a la rotura externa puede ser vital para evitar el riesgo de derrumbe.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.