Publicidad

Trucos y consejos para comprar un buen coche usado

La regla de oro para comprar un buen vehículo de ocasión es tener paciencia: hay que buscar bien y mucho en vez de comprar por comprar. Aquí tienes una serie de trucos y consejos para comprar un buen coche usado.
Sonia Recio.

Twitter: @autopista_es -

Trucos y consejos para comprar un buen coche usado

Al comprar un coche usado hay que considerar que siempre habrá un riesgo y la unidad con mejor pinta del vendedor más honrado y obtenida al mejor precio puede tener un defecto. Ese riesgo se reduce con un proceso de compra meditado y recopilando la información adecuada. Sigue estos consejos para acertar mejor en la compra.

Antes de decidirte

- Matriculación. Comprueba cuándo se matriculó el coche y averigua si ha tenido muchos propietarios a lo largo de su vida.

- Consulta los foros. Algunos son una buena fuente de información sobre los problemas que pueda dar un modelo determinado e incluso experiencia sobre el uso.

- Llamadas a revisión. Comprueba si el coche que te interesa se ha visto afectado.

- Valoración. Es importante conocer los precios y el estado de modelos iguales o parecidos, para saber cuál es el importe que habría que pagar. Puedes consultarlos aquí.

Qué documentación debe aportar el vendedor

- Documentación básica. Permiso de circulación y ficha técnica. Y, aunque ya no es obligatorio, está bien poder consultar el recibo del impuesto municipal y el seguro. Lo ideal es que también se tenga el manual del coche.

- Mantenimiento y reparaciones. El libro de revisiones o, al menos, facturas de las reparaciones u operaciones de mantenimiento te ayudarán a conocer el estado mecánico del coche.

- Informe completo. Solicítalo en la DGT: consta la titularidad del vehículo, los datos técnicos, el número de titulares anteriores, si el coche está autorizado para circular, la fecha de caducidad de la ITV y las cargas o gravámenes que impiden la transmisión del vehículo (como el impuesto municipal).

- ITV. Además del informe de la última que haya pasado, las anteriores también son interesantes porque dicen los kilómetros que tenía el coche y eventuales fallos.

Qué tienes que mirar en el coche elegido

- Inspección básica. Comprueba el  movimiento de los asientos, apertura y cierre de puertas y ventanillas, cinturones de seguridad.

- Instrumentación. Asegúrate de que funcionan todos los indicadores y que no se enciende ningún testigo en el panel de instrumentos.

- Electricidad. Chequea el correcto funcionamiento de todas las luces.

- Desgaste de los mandos. El del volante y el de los pedales debe cuadrar con el kilometraje del coche.

- Carrocería. Detente a mirar si los distintos paneles de la carrocería son iguales entre sí y también la holgura que puede haber entre ellos.

- Pintura. Observa la pintura perpendicularmente con la mejor luz posible se ve si hay cambios de color entre distintas partes de la carrocería, síntoma de repintado ante alguna reparación.

- Neumáticos. Aprecia el grado de desgaste, si están uniformes o no, las posibles grietas o bollos en los flancos y la fecha de fabricación. Que los neumáticos no sean todos de la misma marca y tipo indica un mantenimiento descuidado por parte del anterior propietario.

- Bajos. Haz la revisión en un taller: intenta quedar allí con el vendedor y pide consejo a un mecánico.

- Motor. Inspecciona los niveles  de los distintos líquidos (frenos, agua, aceite, líquido de la servodirección…), si el coche pierde aceite, el estado de las correas  y de la batería…

- Haz una prueba: tras una minuciosa inspección toca verificar el funcionamiento con una prueba por ciudad y carretera.

El momento de la compra

- Elección. Mira tantas unidades como te sea posible y fíjate en el coche más que en el vendedor: todo el mundo procura ser simpático.

- Precio. La mejor compra no es necesariamente el coche más rebajado. Antes de dar el sí, establece un límite en el precio de compra y ten la flexibilidad necesaria para no dejar escapar una buena unidad.

-Trámites. Algunos vendedores exigen una gestoría para estar seguros de que se hace el cambio de titularidad. La transferencia la debe pagar el comprador, salvo acuerdo entre las partes.

- Garantía de particulares. Hay una garantía implícita de 6 meses pero, como el vendedor no está obligado a darla por escrito, cualquier reclamación deberá ser previa denuncia y el comprador tiene la carga de probar que el defecto existía en el momento de la venta y que no estaba visible.

- Garantía de profesionales. La Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo estipula una garantía de 1 año y un plazo de reclamación de 3. El comprador podrá actuar contra el vendedor a través de los organismos locales de arbitraje de consumo. 

También te puede interesar:

Cómo ahorrar en la compra de un coche de segunda mano

¿Cómo afecta la compra-venta de un coche usado para tributar?

Comprar coche de segunda mano: 5 consejos para que no te engañen

Antes de decidirte

- Matriculación. Comprueba cuándo se matriculó el coche y averigua si ha tenido muchos propietarios a lo largo de su vida.

- Consulta los foros. Algunos son una buena fuente de información sobre los problemas que pueda dar un modelo determinado e incluso experiencia sobre el uso.

- Llamadas a revisión. Comprueba si el coche que te interesa se ha visto afectado.

- Valoración. Es importante conocer los precios y el estado de modelos iguales o parecidos, para saber cuál es el importe que habría que pagar. Puedes consultarlos aquí.

Publicidad

Qué documentación debe aportar el vendedor

- Documentación básica. Permiso de circulación y ficha técnica. Y, aunque ya no es obligatorio, está bien poder consultar el recibo del impuesto municipal y el seguro. Lo ideal es que también se tenga el manual del coche.

- Mantenimiento y reparaciones. El libro de revisiones o, al menos, facturas de las reparaciones u operaciones de mantenimiento te ayudarán a conocer el estado mecánico del coche.

- Informe completo. Solicítalo en la DGT: consta la titularidad del vehículo, los datos técnicos, el número de titulares anteriores, si el coche está autorizado para circular, la fecha de caducidad de la ITV y las cargas o gravámenes que impiden la transmisión del vehículo (como el impuesto municipal).

- ITV. Además del informe de la última que haya pasado, las anteriores también son interesantes porque dicen los kilómetros que tenía el coche y eventuales fallos.

Qué tienes que mirar en el coche elegido

- Inspección básica. Comprueba el  movimiento de los asientos, apertura y cierre de puertas y ventanillas, cinturones de seguridad.

- Instrumentación. Asegúrate de que funcionan todos los indicadores y que no se enciende ningún testigo en el panel de instrumentos.

- Electricidad. Chequea el correcto funcionamiento de todas las luces.

- Desgaste de los mandos. El del volante y el de los pedales debe cuadrar con el kilometraje del coche.

- Carrocería. Detente a mirar si los distintos paneles de la carrocería son iguales entre sí y también la holgura que puede haber entre ellos.

- Pintura. Observa la pintura perpendicularmente con la mejor luz posible se ve si hay cambios de color entre distintas partes de la carrocería, síntoma de repintado ante alguna reparación.

- Neumáticos. Aprecia el grado de desgaste, si están uniformes o no, las posibles grietas o bollos en los flancos y la fecha de fabricación. Que los neumáticos no sean todos de la misma marca y tipo indica un mantenimiento descuidado por parte del anterior propietario.

- Bajos. Haz la revisión en un taller: intenta quedar allí con el vendedor y pide consejo a un mecánico.

- Motor. Inspecciona los niveles  de los distintos líquidos (frenos, agua, aceite, líquido de la servodirección…), si el coche pierde aceite, el estado de las correas  y de la batería…

- Haz una prueba: tras una minuciosa inspección toca verificar el funcionamiento con una prueba por ciudad y carretera.

Publicidad

El momento de la compra

- Elección. Mira tantas unidades como te sea posible y fíjate en el coche más que en el vendedor: todo el mundo procura ser simpático.

- Precio. La mejor compra no es necesariamente el coche más rebajado. Antes de dar el sí, establece un límite en el precio de compra y ten la flexibilidad necesaria para no dejar escapar una buena unidad.

-Trámites. Algunos vendedores exigen una gestoría para estar seguros de que se hace el cambio de titularidad. La transferencia la debe pagar el comprador, salvo acuerdo entre las partes.

- Garantía de particulares. Hay una garantía implícita de 6 meses pero, como el vendedor no está obligado a darla por escrito, cualquier reclamación deberá ser previa denuncia y el comprador tiene la carga de probar que el defecto existía en el momento de la venta y que no estaba visible.

- Garantía de profesionales. La Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo estipula una garantía de 1 año y un plazo de reclamación de 3. El comprador podrá actuar contra el vendedor a través de los organismos locales de arbitraje de consumo. 

También te puede interesar:

Cómo ahorrar en la compra de un coche de segunda mano

¿Cómo afecta la compra-venta de un coche usado para tributar?

Comprar coche de segunda mano: 5 consejos para que no te engañen

Publicidad
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.