Publicidad

Cómo mantener perfecta la capota de tela o vinilo de tu cabrio

Tras las alegrías que nos ha proporcionado nuestro descapotable en verano, y las que seguirá dándonos el resto del año, es hora de limpiar, impermeabilizar y hasta tintar la capota para que luzca como el primer día. Veamos cómo hacerlo.
Miguel García-Vidal -
Cómo mantener perfecta la capota de tela o vinilo de tu cabrio

En los descapotables básicamente podemos encontrar dos tipo de capota, las duras retráctiles —que pueden ser metálicas o de composite— o las blandas, que suelen ser de tela o vinilo. Las ventajas de las blandas son su sencillez, bajo peso, mayor rapidez en su accionamiento y, para muchos, su mayor belleza frente a una capota dura. Entre sus desventajas, la principal es su delicadeza, que requiere ciertos cuidados si queremos mantenerlas como el primer día.

En la práctica, son muy pocos los usuarios que les dedican un cuidado especial y, por ello, no es extraño ver coches en circulación con la capota en mal estado por suciedad, moho, pérdida de elasticidad, decoloración….

Limpieza

Lo más normal es lavarlas con el mismo jabón empleado para la carrocería, lo que no está contraindicado, al menos de que en su composición cuente con aceites, amoniaco y/o detergentes. No obstante, es mejor emplear un jabón específico, con un cepillo de cerdas blandas, tras haber aspirado la posible suciedad de juntas y recovecos y haberla humedecido. Si luego la secamos con un paño de microfibra lucirá aún mejor. Ante los excrementos o manchas de aceite actuaremos igual que sobre la pintura, retirándolos lo antes posible. Un paño humedecido o el producto de limpieza para capotas —entre los que destacan Convertible&Cabriolet Cleaner de Meguiar`s o 303 Convertible Top Cleaner—, son la solución más adecuada.

Impermeabilización

También, cada cierto tiempo, cuando veamos que las gotas de agua no deslizan adecuadamente, habrá que aplicar un tratamiento impermeabilizante; con el Convertible Weatheproofer también de Meguiar’s o del Ultra Proofer de Renovo se consiguen buenos resultados. En las de vinilo no es tan necesario, pues son completamente impermeables, aunque sí muy aconsejable, pues estos productos protegen de agentes contaminantes así como de los rayos solares, pero en las de tela es imprescindible si no queremos que acabe por filtrarse agua al habitáculo. Estos productos crean una barrera protectora contra rayos ultravioleta, lluvia ácida, resina de árboles, moho, oxidación, excrementos de pájaros y otro tipo de manchas. Repelen la humedad y la decoloración causada por el sol.

Tintado

Otro paso más, cuando la capota ya está decolorada por el sol, es aplicar un tinte para restaurar su aspecto original. Antes habrá que limpiarla bien, para una vez se haya secado esparcir el producto, normalmente con una brocha. Una labor sencilla, pero que requiere tiempo, sobre todo si está muy dañada y requiere aplicar más de una capa. Con el Soft Top Reviver de Renovo los resultados son sorprendentes.

Lunas de plástico transparentes

En la luna trasera, si es de cristal, podemos emplear limpiacristales, pero si es de plástico, bajo ningún concepto. En ese caso hay que recurrir a un producto específico que la pula para eliminar las rayas y las zonas oscurecidas o amarillentas que salen con el tiempo. Con un resultado tras el pulido, si no está muy estropeada, que a más de uno le hará pensar si la luna es nueva. En las tiendas especializadas podemos encontrar una buena variedad de productos específicos tanto como otros válidos para todo tipo de plásticos transparentes, rígidos o flexibles, capaces de restaurar la claridad original, eliminar la degradación química, oxidación, arañazos leves y todo tipo de manchas.

 

Consejos para mantener la capota en plena forma

1.- Evita lavar el coche en un túnel de rodillos, con el tiempo la presión de los mismos puede dañar el varillaje de su estructura, al margen de que es fácil que entre agua en el habitáculo.

2.- En el caso de las máquinas de agua a presión, mejor si no se utilizan, pero si no queda más remedio aumentaremos la distancia y no aplicaremos directamente el chorro sobre las juntas.

3.- Tras el lavado, conviene no plegarla hasta que se seque por completo.

4.- Nunca debemos descapotar el coche con temperaturas cercanas a 0ºC o por debajo, dado que pierde parte de su elasticidad por lo que puede llegar a rajarse; sobre todo en el caso de las de vinilo y más aún en las que tienen la luna trasera de plástico.

5.- Mantener limpias e hidratadas todas las juntas de goma nos garantizará estanqueidad.

6.- Accionarla cada cierto tiempo, también en invierno; si las temperaturas no son muy bajas.

7.- Si tenemos garaje individual nunca dejarla plegada durante varios días. Algunos pliegues pueden coger forma, suciedades difíciles de eliminar e incluso se puede dañar alguna junta o junquillo.

8.- Al igual que hacemos con la carrocería, eliminar de inmediato las manchas de excrementos de aves.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.