Publicidad

Coches y caravanas: los 5 mejores consejos para viajar seguros

Llega el verano y ¿por qué no disfrutar del buen tiempo viajando en coche con una caravana? Desde Arval nos ofrecen cinco claves para que todo vaya sobre ruedas.
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

Coches y caravanas: los 5 mejores consejos para viajar seguros

Aunque la caravana es una opción para cualquier época del año, es ahora en verano cuando nos planteamos hacer un viaje más largo y disfrutar de esos días de merecido descanso. La caravana es un clásico que está ahora más de moda que nunca y muchos conductores la eligen como primera opción para hacer sus viajes por la libertad de movimiento que ofrece, frente a las limitaciones de un viaje convencional. La compañía especializada en soluciones de movilidad, Arval, perteneciente al grupo BNP Paribas, nos ofrece estos consejos claves para disfrutar de las vacaciones con nuestra caravana.

1-El peso de la caravana sí importa

Para conducir un remolque no siempre nos sirve el carné de conducir tipo B, ya que con este permiso solo podemos conducir remolques con un peso inferior a 750 kg. En caso de que la suma de pesos entre el propio coche y la caravana sea menor de 4.250 kg, se necesita el carné B96. Si entre coche y caravana suman entre 4.250 kg y 7.000 kg, se necesita el permiso B+E. Y si el peso del coche y la caravana es superior a 7.000 kg, el carné requerido es el de camión C+E. Además, el remolque necesita su correspondiente seguro. Si el peso es inferior a 750 kg no es necesario, ya que queda protegido por el seguro del vehículo, pero si pesa más, habrá que contratar el seguro correspondiente.

2- ¿Es apto el coche para llevar la caravana?

Necesitamos comprobar y asegurarnos, antes de emprender el viaje, que nuestro coche es apto para transportar la caravana. No todos los coches pueden hacerlo, por lo que hay que confirmarlo en la ficha técnica del vehículo, así como el peso que pueden soportar detrás, ya que, de lo contrario, el vehículo podría sufrir graves desperfectos. Normalmente, el peso que puede remolcar no debe superar la mitad del peso del propio coche.

3- Mantener la caravana en óptimo estado

Antes de ponernos en marcha con nuestra caravana, debemos llevar a cabo una serie de comprobaciones para asegurarnos que todo está en orden.  Lo primero que debemos hacer es comprobar la presión de todas las ruedas. Además, es muy importante nivelar bien los pesos entre ambos vehículos, coche y caravana. Es recomendable no cargar demasiado el maletero del coche para que la parte trasera no baje de altura. Asimismo, en el remolque hay que intentar que el centro de gravedad quede justo delante de las ruedas, lo más bajo posible, pues si el centro está demasiado adelantado puede llegar a no girar.

4- La velocidad cambia si llevamos una caravana

A la hora de salir a carretera, ten presente que la velocidad legal a la que podrás circular cuando lleves una caravana es diferente a si circulas solo con el coche. En autopistas y autovías, el límite de velocidad para un vehículo con un remolque de menos de 750 kg es de 90 km/h. Si pesa más de 750 kg, el límite es de 80 km/h. En carreteras convencionales todos deberán conducir como máximo a 80 km/h, mientras que en el resto de vías fuera de poblado, el límite es de 70 km/h. En la ciudad hay que adaptarse a una velocidad máxima de 50 km/h o 30 km/h, según se establezca. Por último, si se circulamos por caminos con nuestra caravana no deberemos sobre pasar los 25 km/h.

5- Mucha precaución al circular con una caravana

En carretera, cuando viajamos en coche con caravana, hay que tener siempre muy presente que la distancia de seguridad debe aumentar respecto al vehículo precedente, porque en caso de tener que hacer una frenada de emergencia se necesita más espacio disponible. A la hora de adelantar, hay que disponer de más metros, ya que ahora el vehículo tiene mayor longitud y la maniobra será más larga.

Especial cuidado en el momento de afrontar una pendiente. Para subir, es mejor utilizar marchas cortas para que el motor del coche no caiga de vueltas y sufra en exceso. En la bajada, siempre con tranquilidad y el freno ligeramente pisado.

Y a la hora de aparcar, hay que recordar que la acampada libre no está permitida, de manera que será necesario buscar un camping o zonas habilitadas específicamente para pasar la noche.

También te puede interesar:

Conoce la Ley nacional sobre caravanas y autocaravanas

Las autocaravanas más caras y bestias de los famosos

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.