Publicidad

Todo sobre el aire acondicionado

En pleno verano y con una ola de calor como la que nos amenaza este próximo fin de semana, el aire acondicionado se hace más necesario que nunca en nuestros coches. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta para no quedarnos sin él en el momento más inoportuno? Todas las claves, aquí.
-
Todo sobre el aire acondicionado
Estamos viviendo un verano de justicia, lo cual va a continuar con más intensidad si cabe en los próximos días con una ola de calor que llegará a su cenit durante el fin de semana, según las previsiones. Y al tratarse de una época donde los viajes por carretera son de lo más común, el aire acondicionado se convierte en un elemento vital. Más allá de la comodidad que proporciona, uno de los elementos que nos puede distraer al volante, disminuyendo considerablemente nuestros reflejos, es tener en el habitáculo una temperatura inadecuada. Es decir, en cierto modo, algo que parece un lujo pasa a convertirse en un “elemento de seguridad”.

El funcionamiento del aire acondicionado se basa en un sistema que consiste en un circuito cerrado por el que se hace circular un gas refrigerante que, mediante diversos dispositivos, se encarga de absorber el calor del habitáculo del vehículo y expulsarlo a la atmósfera. Sin embargo, los sistemas de aire acondicionado no son perfectos, por lo que requieren cierto mantenimiento. Esto se debe a que las unidades no están selladas al 100%, lo que produce fugas de líquido refrigerante, las cuales son del 8% al 10% cada año en condiciones normales. Para que estos problemas no vayan a más, se recomiendan una serie de medidas a tomar por el conductor: - Periódicamente pon en funcionamiento el sistema durante al menos diez minutos, también en invierno, donde nos puede servir para desempañar los cristales. Esto permite que la propia lubricación selle la unidad de aire acondicionado evitando más fugas de lo normal.

- Unos cinco minutos antes de la finalización del trayecto, apaga el aire acondicionado dejando la ventilación encendida. Esto permite que el sistema se seque adecuadamente, disminuyendo el riesgo de aparición de hongos y bacterias. La aparición de estos cuerpos extraños suele ser la causante del mal olor que desprenden algunas unidades de aire acondicionado. - Desinfecta el sistema y cambia el filtro de polen anualmente. - Lleva la unidad de aire acondicionado a su taller al menos una vez cada dos años. Esto previene las reparaciones costosas de la unidad completa.

- Si durante el invierno no se ha utilizado el sistema, conviene hacerlo funcionar de nuevo muy lentamente, para evitar problemas derivados de tuberías y uniones resecas. - En verano, si hemos dejado el coche aparcado al sol, conviene circular al principio con las ventanillas bajadas y con el aire acondicionado apagado, con el fin de evitar un sobreesfuerzo del sistema hasta que la temperatura del habitáculo se estabilice. - No hay que preocuparse lo más mínimo si al aparcar el vehículo tras haber estado utilizando el aire acondicionado observamos una mancha de agua en el suelo (generalmente situada en la zona debajo del copiloto). Es algo normal que se debe a la humedad del aire condensada en el evaporador del equipo, que se elimina a través de un tubo de desagüe hacia el suelo.
Soluciones a posibles averías
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.