Publicidad

8 herramientas específicas para el coche que debes tener

Operaciones sencillas o rápidas se pueden tornar en una pesadilla o en una misión imposible si no tenemos el utillaje necesario para acometerlas. No se trata de invertir grandes cantidades de euros para tener un taller, sino elegir herramientas adecuadas con un coste razonable. Veamos cuáles son imprescindibles.
Miguel García Vidal. -
8 herramientas específicas para el coche que debes tener

Una operación como rotar las ruedas para que los neumáticos se desgasten por igual o simplemente para cambiar los de verano por los de invierno, ahora que llegan las primeras nieves, puede llevarnos toda una mañana si nos decantamos por emplear los útiles del coche (gato, llave y rueda de repuesto) o podemos acometerla en unos pocos minutos —seguro que no más de media hora— si disponemos de un gato hidráulico, unas borriquetas y una buena llave (ya sea de carraca, en cruz o dinamométrica) con la que aflojar/apretar con rapidez y, sobre todo, facilidad los tornillos.

Pero en una operación de éstas no sólo vamos a valorar el tiempo y confort de trabajo, también resulta vital la seguridad. Y es que los gatos que de serie equipan los coches están fundamentalmente concebidos para emergencias, en un uso ocasional y, en muchos casos, hasta inexistente. Por ello, no extraña que en su diseño suela tener mayor importancia su compacto tamaño, bajo peso y, también, reducido coste. Lógicamente, la calidad de la herramienta utilizada en un taller, que en cualquiera de estos casos se eleva a cifras de tres dígitos, es muy superior, pero para un uso de aficionado, no es necesario invertir tanto.

Gato hidráulicoGato hidráulico

Los gatos hidráulicos de patín son una excelente solución para elevar con seguridad y rapidez el coche por su mayor superficie de apoyo en el suelo y porque se puede emplear en suelos que no sean completamente regulares, de tierra o grava, aunque esto no sea lo ideal. Lo recomendable es que aguanten al menos dos toneladas de peso, con un buen rango en su altura de elevación, una buena base que se adapte con facilidad a los soportes de distintos coche y unas ruedas giratorias que faciliten su colocación.

BorriquetasBorriquetas

Son el complemento ideal al gato hidráulico, para sujetar el coche con seguridad una vez lo hemos elevado y así poder trabajar con plenas garantías. Con dos tendremos suficiente, aunque con una también se pueden llevar a cabo muchos trabajos. Las de cremallera, como las de la foto, ofrecen un bloqueo más seguro, y mayores posibilidades para fijar la altura. Como con los gatos, su capacidad de carga debe ser al menos de dos toneladas.

Llave con carracaLlave con carraca o en cruz

Muchas de las llaves para aflojar o apretar los tornillos de las ruedas que se incluyen con la dotación de origen de los coches no permiten hacer una buena palanca y algunas emplean materiales de tan baja calidad que en un solo uso acaban redondeándose. Por ello, es bastante recomendable comprar una llave de carraca o cruz, que no sólo permiten hacer más fuerza, también ofrecen mejor ergonomía mientras facilitan hacer la operación con mayor celeridad, sobre todo si tiene mango extensible y carraca.

Llave dinamométricaLlave dinamométrica

En contra de lo que algunos piensan, los tornillos o tuercas nunca se aprietan hasta que no se puede hacer más fuerza. No en vano, cada tuerca tiene su par de apriete; que no es más que un par de fuerzas, la del apriete contra la resistencia del tornillo. Imagino que alguna vez al cambiar una rueda no has podido o te ha costado mucho aflojar un tornillo —incluso los más hercúleos puede que lo hayan roto—, pues para que eso no suceda conviene apretar con una llave dinamométrica de carraca, capaz de medir la fuerza en Nm (newton por metro), incluso hay algunas con una pantalla digital que permiten seleccionar con mayor facilidad el punto óptimo. Si el manual no pone el orden de apriete de cada tuerca o tornillo, siempre apretaremos en cruz para que así se acoplen bien las piezas.

Pera trasvase líquidosPera trasvase líquidos

Son muy recomendables para sacar combustible del depósito sin el peligro de tragar al chupar de un tubo. Muy barato y con muchas más aplicaciones de las que podemos pensar en un principio.

Extractor de filtrosExtractor de filtros

Es de esas llaves simples y baratas sin la que podemos dejar una operación a medias, pues no siempre se puede accionar con la mano. Los hay de patas, correa y fleje maleteado de acero, como el de la foto, que ofrece un uso más sencillo.

Llave de bujíasLlave de bujías

Las más articuladas no son las mejores, aunque sí nos permiten trabajar con mayor facilidad cuando la accesibilidad mecánica no es buena. Se puede sustituir perfectamente por la llave dinamométrica con un vaso específico para bujías.

Compresor de aireCompresor de aire

No sólo sirve para hinchar las ruedas, la pistola de aire —incluida habitualmente en el kit de herramientas de aire comprimido— es muy útil para limpiar filtros o quitar rápidamente el polvo de pequeñas superficies poco accesibles. Aunque el uso que vayamos a darle sea ocasional, conviene elegir como mínimo uno con un depósito de 50 litros, una presión máxima de hasta 8 bares y una potencia de 2 CV. Si lo vamos a mover algo, también habrá que valorar que tenga unas buenas ruedas de goma, pues su peso es elevado.

Herramientas  que no son específicas pero tampoco han de faltar

-Dedo magnético

-Alicates

-Alicate interior y exterior para clips

-Tenazas

-Pelacables

-Llave de carraca con juego de vasos

-Juego de llaves Allen

-Juego de llaves Torx

-Juego de destornilladores punta plana y estrella

-Martillo de nylon

-Destornillador de impacto (para esos tornillos que se resisten a salir)

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.