Publicidad

Scania G320 Hybrid, a prueba un camión híbrido

El camión Scania G320 Hybrid combina la electricidad y el gasoil, lo que le permite reducir costes de explotación y transitar por las áreas urbanas con restricciones por emisiones.
Texto y fotos: Transporte Mundial -
Scania G320 Hybrid, a prueba un camión híbrido

A los habituales obstáculos al tránsito urbano por cuestión de peso y dimensiones se suman las restricciones por cuestiones medioambientales. Una de las respuestas a la necesidad de un transporte sostenible es este camión híbrido que responde al nombre de Scania G320 Hybrid.

El Scania G320 Hybrid se trata de un camión de distribución pesada en configuración 6x2 con rueda sencilla en el último eje, aunque Scania también lo ofrece en formatos 4x2 y 6x2 con rueda gemela fija en el tercer eje. En este caso los últimos neumáticos giran en sentido opuesto a las ruedas directrices delanteras, lo que le aporta una gran maniobrabilidad a la hora de moverse en viales estrechos o rotondas, dado que esta solución técnica ayuda a recortar la trazada de una manera muy significativa.

Aparentemente, el Scania G320 Hybrid es un camión rígido como otro cualquiera, pero bajo su caja de carga esconde un sistema de propulsión híbrido que a bajas velocidades le permite circular propulsado por un motor eléctrico. La cadena cinemática cuenta con una mecánica convencional de cinco cilindros y nueve litros que desarrolla 320 CV y que también puede funcionar con biodiesel. El rango Euro 6 lo consigue mediante la adopción del sistema de recirculación de gases de escape EGR.

El sistema de propulsión hibrido, que permite un ahorro de combustible de hasta el 18 por ciento, se completa con un motor eléctrico de 178 CV intercalado entre la mecánica Diesel y la caja de cambios Opticruise. Todo el sistema está gestionado mediante la llamada Unidad de Potencia Hibrida (HPU), que es una caja situada en el lateral izquierdo del bastidor.

Scania G320 HybridScania G320 Hybrid: todo en un cajón

En él se agrupan de manera compacta las baterías de Li-ion de 5 kWh, el inversor que trasforma la corriente continua de los acumuladores en alterna y un convertidor que realiza las funciones de alternador y que transforma la corriente de 650 a 24 voltios para alimentar el motor eléctrico.

Dadas las altas temperaturas de trabajo todo el conjunto cuenta con un circuito refrigerante que, al igual que sucede con el aceite de la caja de cambios, dispone para su enfriamiento de un disipador con ventilador eléctrico.

Nos ponemos a los mandos del G320 Híbrido y aunque aparentemente el tablero no difiere en nada del habitual en este modelo, lo cierto es que en esta versión la información que se ofrece es totalmente diferente, así como algunos botones para poner en marcha el sistema.

En el cuadro central nos aparecen dos regletas con escalas que nos muestran, la primera de ellas, la cantidad de batería de la que disponemos, mientras que la superior nos informa del gasto que estamos realizando. En este mismo cuadro podemos ver el porcentaje de energía que estamos recuperando en el momento de frenar.

A diferencia de lo que sucede cuando conducimos un camión con motor Diesel, en el Scania G320 Hybrid no es ningún problema pisar el freno, al contrario, dado que con ello estaremos contribuyendo a que las baterías recarguen energía.

El sistema de ayuda a la conducción mantiene una permanente evaluación de la actitud del conductor, puntuando mediante una escala de estrellas la anticipación en la conducción, las posibles frenadas bruscas o en las que se muestra eficiencia en la anticipación para recuperar energía.

En realidad el conductor necesita inicialmente de una “reprogramación” mental, dado que deberá emplear pautas de conducción diferentes a las habituales con el fin de conseguir el máximo aprovechamiento de las posibilidades ecológicas de este camión.

El manejo del acelerador tiene que hacerse con mucha suavidad, lo que permitirá que entre en funcionamiento tan solo el motor eléctrico, pues si intentamos arrancar de una manera rápida obligatoriamente el sistema “tirará” del depósito Diesel para asegurar la aceleración.

Scania G320 HybridAccionamos la llave de contacto y en primera instancia el motor térmico se pone en marcha. Luego apretamos la tecla situada en la consola del lado derecho del tablero para activar el sistema híbrido, porque sin ello el camión funcionará de forma convencional en todo momento.

Scania G320 Hybrid: dos modos en uno

Esta “bipolaridad” permite que los vehículos se desplacen en Diesel desde sus bases en el extrarradio hasta la zona central de la ciudad, preservando la carga de las baterías e incrementándola cuando el trazado lo permita, para su posterior utilización en el momento requerido.

En este mismo panel central encontramos otros dos botones más. Uno es el que activa el Modo Silencioso y por el cual el vehículo se propulsa únicamente con el motor eléctrico sin superar los 45 km/h y otro es el de Frenada Regenerativa Rápida, que aumenta la capacidad de recuperación de la energía generada por el freno.

Elegimos el modo Económico de los tres que nos ofrece el cambio Opticruise y el programa elije la 5ª marcha para ponernos en movimiento con las 17 toneladas que pesa en total esta unidad de pruebas, aunque dada su configuración 6x2 su MMA es de 26 toneladas.

Apretamos suavemente el acelerador y nos ponemos en movimiento en absoluto silencio, mientras las marchas saltan de manera consecutiva y vamos incrementando nuestra velocidad. A diferencia de un camión convencional en el momento que levantamos el pie del acelerador para reducir o mantener la velocidad, debemos comenzar a pisar el freno para recuperar la energía que se genera al actuar el motor eléctrico como un alternador.

El camión mantiene el empuje y desliza con mucha facilidad, mientras que en la pantalla del tablero veremos como aumenta el porcentaje de corriente recuperada. No hay problema de sobrecalentar los frenos al accionar el pedal, pues en un primer momento es la regeneración producida por el motor eléctrico la que ejerce la resistencia al avance y si sobrepasamos ese punto una indicación en el tablero nos avisa que estamos trabajando también con el freno. En este punto la caja de cambios también procede a reducir una o varias marchas para potenciar el efecto de retención.

Scania G320 HybridPor lo demás circulando en vías rápidas el modo eléctrico se desactiva pasados los 45 km/h, momento a partir del cual su comportamiento y funcionamiento es similar al de cualquier camión diésel. Cuando entramos en viales urbanos activamos el modo Silencio y el motor térmico se detiene impulsándonos sólo con el eléctrico.

Es en este momento cuando deberemos poner toda la precaución del mundo, dado que la emisión de ruido es tan reducida -por debajo de los 71 decibelios- que es muy posible que haya peatones que no adviertan nuestra presencia.

A parte de su propulsión híbrida, especialmente interesante en las actuales ciudades altamente contaminadas, de este camión nos ha gustado especialmente un cambio Opticruise que gestiona los desarrollos  para que con muy poco acelerador ganemos velocidad sin generar un gasto de energía elevado ni precisar del aporte extra del motor Diesel.

Scania G320 Hybrid: conclusión

Sin duda que nos parece una propuesta interesante, ya que manteniendo sus propiedades en cuanto a prestaciones y autonomía estamos ante un camión de reparto con suficiente capacidad de carga y que puede adentrarse en las zonas restringidas al tráfico por cuestiones medioambientales.  Además también puede operar en horario nocturno gracias a sus bajas emisiones sonoras.

Scania G320 Hybrid. Ficha técnica

CADENA CINEMÁTICA

Motor

Cinco cilindros en línea con cuatro válvulas por cilindro

Emisiones

Euro 6 mediante sistema EGR

Cilindrada

9.290 cc

Potencia Diesel

320 CV a 1.900 rpm

Par Diesel

160 Nm entre 1.050 y 1.300 rpm

Potencia Eléctrica

174 CV

Par Eléctrico

100,5 Nm

Cambio

Opticruise

Velocidades

12+2

Relación de grupo

2,92:1

SUSPENSIONES

Eje delantero

Ballestas parabólicas con amortiguadores y barra estabilizadora.

Eje trasero

Suspensión neumática con barra estabilizadora

FRENOS

 

Eje delantero

Discos ventilados

Eje trasero

Discos ventilados

Freno motor

Por efecto motor eléctrico

Freno secundario

-

PESOS

Tara

12.700 kg

MMA

26.000 kg

También te puede interesar

- Noticias de camiones, autobuses y furgonetas en Transporte Mundial

Nuevos camiones Scania 2017 con cabina de piso plano integral

- Así es el camión de Scania que ya conduce sólo (fotos y vídeo)

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.