Publicidad

Todos contra los megatrailer: ¿a quién benefician?

Miden 25,25 metros, pesan 60 toneladas y han conseguido que Ayuntamientos, transportistas y partidos políticos se pongan de acuerdo. La DGT aprobó su circulación, pero nadie los quiere. ¿Por qué?
Transporte Mundial.

Twitter: @autopista_es -

Todos contra los megatrailer: ¿a quién benefician?

Hace semanas que la DGT publicó la instrucción técnica que sobre el papel daba “luz verde” a los megatrailer en nuestro país, pero lo cierto es que este tipo de conjuntos lleva camino de convertirse en poco más que “mucho ruido y pocas nueces”, dado que por ahora son escasos los operadores que han solicitado a Fomento las famosas autorizaciones EMS (European Modular System). En 2014 Portugal fue el primer país del sur de Europa que autorizó estos megatrailer en sus carreteras, y casi dos años después de aquello las autorizaciones para este tipo de conjuntos no llegan al centenar, una circunstancia que viene a demostrar que este tipo de vehículos tienen un impacto muy localizado en los volúmenes globales de transporte.

MegatrailerEn nuestro país, la polémica también está servida. Podemos-Izquierda Unida, por ejemplo, aseguró que, si hubiera podido gobernar,  habría derogado de inmediato todas las normativas que permiten su circulación, al considerar que los megatrailer causan sobre las infraestructuras daños cuyos costes exceden a los beneficios que pueden llegar a generar, teniendo en cuenta que estamos hablando de empresas privadas y de carreteras públicas.

Por otro lado, determinados municipios con grandes industrias productoras, almacenes o centros logísticos “sensibles” a la futura presencia masiva de megatrailer ya están estudiando también sus propias reglamentaciones a nivel municipal, con el fin de prevenir -e incluso impedir- que los 25,25 metros de longitud de estos conjuntos se conviertan en un problema de tráfico local y que sus 60 toneladas causen destrozos en las infraestructuras bajo su responsabilidad.

Además, teniendo en cuenta que la DGT acepta que los megatrailer puedan realizar trayectos de hasta 50 kilómetros fuera de autovías y autopistas para poder llegar a los centros de carga y descarga, estamos ante una circunstancia que probablemente hará necesario “remodelar” algunas rotondas, accesos, etc., cuyo diseño actual no está preparado para el tránsito de este tipo de vehículos. La pregunta es… ¿quién se hace responsable de los costes de estas remodelaciones? Algunos ayuntamientos están barajando la posibilidad de que sean las propias industrias y empresas interesadas las que se responsabilicen del coste de las obras de adecuación y de otros que puedan derivarse de la presencia de los megatrailer en sus zonas de influencia, dado que son ellas las que se van a beneficiar de los ahorros logísticos.

Megatriler: cargadores contra todos

Como era de prever, la aplicación de los megatrailer en España está siendo apoyada inicialmente por los grupos dedicados al gran consumo (Mercadona, Carrefour, Alcampo, Eroski o Lidl), que son los principales interesados en reducir sus costes logísticos, y por extensión por aquellos operadores que realizan el transporte por carretera para estos cargadores, que ya han realizado ensayos con unidades de 25,25 metros y 60 toneladas y que han comenzado a solicitar este tipo de unidades a los fabricantes.

Los megatrailer en acciónEn el sector de la industria de la automoción, las principales marcas con plantas de producción en nuestro país también han realizado tímidamente pruebas de campo con el fin de incorporar los megatrailer a sus tráficos,  aunque en este caso los operadores y empresas que realizan los transportes de piezas y componentes mantienen “división de opiniones” sobre ellos. Las exigencias técnicas impuestas por la DGT y las garantías en materia de prestaciones y de seguridad vial los convierte en camiones que precisan un alto nivel de inversión, una cuestión que unida a su utilización específica provoca muchos recelos entre los operadores que no ven clara su viabilidad más allá de clientes y tráficos muy determinados.

Por otra parte, las asociaciones que agrupan a los usuarios de las carreteras también han hecho pública su preocupación por la presencia de los megatrailer en vías de un solo carril por sentido, dado que en muchos casos se trata de carreteras no suficientemente dimensionadas para permitir con garantías de seguridad la circulación de camiones de 25,25 metros y 60 toneladas a velocidades legales de 70-80 km/h. Estas mismas asociaciones quieren exigir que la DGT realice una campaña de información sobre la presencia de los megatrailer en las carreteras españolas, que incluya además consejos preventivos y de actuación para unos conductores que en su gran mayoría no están habituados a convivir con estos conjuntos de dimensiones excepcionales.

Megatrailer: la cuestión medioambiental

Los ecologistas también han entrado a formar parte del “frente popular” que se enfrenta a los megatrailer, y lo hacen porque no están de acuerdo con el cálculo de beneficios medioambientales que esgrimen sus partidarios. Es cierto que un megatrailer de 60 toneladas carga lo mismo que 1,5 tráiler convencionales… pero también lo es en su opinión que el consumo de uno y de otro no son similares. Estudios independientes señalan que frente a un consumo aproximado de 30 l/100 km para un tráiler de 40 toneladas, el consumo de un megatrailer puede estar entre 40 y 41 l/100km, lo que supone un incremento de consumo y de emisiones superior al 33 por ciento. Si a ello se le suman otra serie de costes, los megatrailer no son para los ecologistas la panacea que muchos defienden, salvo que muchos de los costes producidos tienen un carácter público y que los beneficios son básicamente privados.

Megatrailer en camionesMegatrailer: el impacto de las 60 toneladas

En un reciente estudio, la Universidad Politécnica de Madrid advierte de la limitada incidencia que tendrán los megatrailer en el transporte nacional, que se calcula que será de un 12 por ciento en aquellos tráficos que utilicen para su tránsito el corredor levantino, la A-5 Madrid-Extremadura, la cornisa cantábrica desde Irún hasta Cantabria y Asturias y el enlace aragonés entre la A-1 y la A-2 pasando por Zaragoza.

Por el contrario, el citado estudio advierte del impacto que los megatrailer tendrán sobre los costes logísticos, con reducciones que podrían alcanzar el 22 por ciento en km/toneladas. Según la Universidad Politécnica un tráiler convencional tendría unos costes de 0,0462 euros/tonelada/km, mientras que los megatrailer estarían entre los 0,034 y 0,0357 euros.

También te puede interesar:

Cómo adelantar a un megatrailer

Megatrailer: Tráfico delimita sus normas

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.