Publicidad

Toyota Auris Hybrid: ¿y dices que tu trabajo es duro?

Un mes #EnRodaje con el Toyota Auris Hybrid ha dado como para extender la idea de que el coche híbrido cuadra a todos los que lo han conducido... bueno, a casi todos.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

Toyota Auris Hybrid: ¿y dices que tu trabajo es duro?

Por una vez el trabajo ha resultado más fácil y grato de lo que acostumbra. Ceder un Toyota Auris Hybrid para tener que trabajar a lo mejor no te hace muy popular, pero si ofreces el Auris Híbrido para luego contar simplemente tu experiencia, lo que te pareció el coche en tu día a día... te convierte en una especie de conseguidor. A ver mi me dejáis un "Lexus RC híbrido" cuando lo tengáis, "a mi me vendría bien un Rav4", son las bromas que se escuchan cuando te paseas por algunas plantas del edificio. A ver a quién contamos ahora que el trabajo de probar coches puede ser duro, si incluso les dejábamos el depósito con gasolina.

Inducidos a centrar su atención en el consumo, a ninguno se le escapó el confort general de uso del Toyota Auris Hybrid. Es curioso cómo la suavidad de funcionamiento conseguida en el grupo motor-transmisión después de tres generaciones de híbridos ha logrado que esto deje en segundo plano el resto del coche. O mejor, hacer que pase inadvertido lo que debe costar meter un motor eléctrico, su gestor de alta tensión o sus baterías, sin que a (casi) nadie le venga a la mente la pregunta de dónde está todo eso metido. Todos y cada uno de los que han probado el Toyota Auris Hybrid ha empleado el adjetivo suavidad, y eso que esta unidad ya venía algo castigada de suspensión después de rodar en un carrera de 24 horas en un circuito. Sin su decena de miles de kilómetros cuando arrancamos, si hubiese estado simplemente rodado y como nuevo como todos los coches de pruebas, ¿qué piropos no habría recibido el confort del Auris?

La adicción a consumir poco del Toyota Auris Hybrid

Los consumos han sido muy bajos. Es psicología básica y quizá error nuestro: si hubierámos mirado al devolver el coche, sin avisar, sin advertir a los conductores de que lo apuntasen, seguro que los consumos del Auris Hybrido también habrían sido muy, muy bajos. ¿El récord? El padre de familia ahorrador, al que bajar medio centenar de kilómetros hasta el trabajo es, eso, bajar.. Pero el promedio contante y sonante de kilómetros y euros repostados nos deja una cifra poco por encima de 5 l/100km. Y un servidor, gastón por ubicación geográfica, también ha visto durante largas distancias consumos ridículos: la conducción eficiente es adictiva y a ello contribuye que el motor de combustión se enciende con gran discreción. Te acostumbras al motor eléctrico, pero no solo para empujar el coche. Ese tacto de freno que al conductor deportivo no siempre gusta, acaba siendo un reto para intentar frenar solo mediante el freno eléctrico. No, no hay que hacer nada especial, solo pisar con mimo el pedal de freno.

Te acostumbrarás a usar el freno eléctrico (perdón, la posición del cambio en B)

 

Y a cambio las baterías se rellenan con energía que de otra manera se habría ido en calor y habría gastado pastillas y discos. Es tan sencillo que antes de un día ya estarás jugando con la posición B de la palanca de cambios. Me dijo el jefe que no quería cosas muy técnicas, pero lo siento, no he podido resistirme a pedir a nuestro Centro Técnico alguna ayudita. Por ejemplo, que nos mida la deceleración que se tiene el Auris Híbrido levantando el pie del acelerador y la frenada que obtendrías con la posición B de la palanca. A 100 km/h el Toyota Auris Hybrid retiene algo, mientras que con la posición B, tendríamos una frenada eléctrica (y algo de aerodinámica, que esa parte la pierdes) de casi 0,1g (0,89 m/s2 para los técnicos), Perdón, jefe, pero no podía dejar este mes #EnRodaje con el Toyota Auris Hybrid sin dejar mi granito de arena.

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.