Publicidad

Chrysler 150 GT, el coche de 1977

«Un coche de moda». Así empezaba la prueba que realizamos de este coche. Su concepción sumamente moderna, su línea a la vez atractiva, aerodinámica y funcional, y sus cualidades ruteras que cualquiera supone que deben de ser buenas, son un póker de ases al que pocos automovilistas podrán resistirse.
-
Chrysler 150 GT, el coche de 1977
El motor del GT, que ya conocemos (encendido electrónico aparte) es la unidad de balancines de más brillante rendimiento actualmente en producción. El encendido mejora un poco el comportamiento del motor, pero no es una planta motriz muy fina por debajo de las 2.500 rpm. Es natural porque conseguir 59 CV/litro no se hace impunemente sin sacrificar suavidad.
Las prestaciones se ven afectadas por dos motivos: uno, la relativa incógnita respecto al estado del motor y, dos, que el desarrollo resulta un tanto largo. Quizá sea una manía nuestra, pero el cronómetro nos demuestra que los coches que «de verdad andan» son los que llevan desarrollos teóricamente cortos. No dudamos de sus 85 CV, pero con un peso de 1.100 kg un desarrollo de 27,3 es demasiado. La carrocería, aparte de su excelente diseño, resulta amplia aerodinámica y agradable de mirar. Su maletero es correcto para la categoría del coche, sin más y su posibilidad de transformarse en furgoneta de dos plazas resulta muy interesante. Sus robustos parachoques de poliéster y fibra, de amplias dimensiones, son también muy interesantes.

El problema del 150 GT, lo mismo que decimos de la práctica ma¬yoría de los productos que salen de la factoría de Villaverde, es el acabado; lo básico y fundamental de los coches es casi irreprochable, pero lo accesorio falla de manera lamentable. Y en coches de este precio, lo erróneamente llamado accesorio es lo que confiere categoría. En el interior, el conjunto de salpicade¬ro, cuadro, volante y consola denota la modernidad del diseño del 150. Todos los mandos son accesibles y sencillos de identificar y utilizar, y el conjunto de la información que facilitan y la cantidad de dispositivos es amplísima.
Motor: 4 cilindros. 76,7 x 78 mm. Cilindrada: 1.442 c.c. Relación de compresión: 9,5:1. Cuatro tiempos.
Carburador: Vertical de doble cuer¬po Weber 36-DCNV.
Potencia: 85 CV DIN a 5.600 r.p.m.
Par máximo: 10,9 mkg a 3.000 r.p.m.
Dimensiones: 4,25 x 1,68 x 1,40 m.
Batalla y vías: 2,6 y 1,41/1,39 m.
Tracción: Delantera.
Transmisión: 4 marchas hacia delante.
Peso: 1.075 kg.
Precio total: 511.458 pesetas (3.074 euros)
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.