Publicidad

ZUS, el cargador más inteligente para llevar en el coche

El ZUS es un cargador para nuestro móvil o tablet, pero tan inteligente que también aporta ayuda extra, como la localización del aparcamiento de nuestro coche.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

ZUS, el cargador más inteligente para llevar en el coche

El ZUS, por su aspecto, podría pasar por un cargador de mechero de «diseño»,  con esa particular forma que se aleja del tan habitual y convencional cilindro. Sin embargo, este pequeño aparato, siendo eso, un cargador para aparatos electrónicos, es mucho más: esconde alguna sorpresa basada en su inteligencia y destinada a sacar provecho de las posibilidades que ofrece todo smartphone. 

El aparato diseñado por Nonda, una start-up californiana que tiene su sede a tiro de piedra de la de Tesla, en Palo Alto, encarna de manera formidable el concepto de innovación. También gracias a esa estructura de titanio, un metal extremadamente ligero y resistente: con 8 cm de largo (instalado en la toma de corriente apenas sobresale 3,5 cm) pesa sólo 28 gramos y es capaz de soportar temperaturas ambientales de hasta 100ºC, según los ensayos de laboratorio MIL-STD-810G que se practican a equipos militares en los Estados Unidos. El ajuste es robusto, perfecto en términos de calidad percibida, incluso con un toque futurista que se extiende al punto de conexión con la toma de 12 voltios del coche. 

ZUS, carga ultrarrápida

En el cuerpo del ZUS, —el estándar en su acabado, negro; pero existe la posibilidad de elegirlo bañado en oro de 24 kilates—, encontramos las dos ranuras iluminadas de los puertos USB —una aportación no muy convencional, cuando lo habitual es sólo una— en las que podremos enchufar el cable de carga de un teléfono, táblet… Estos, particularmente útiles en los coches que pueden no contar con este tipo de enchufe, tienen una salida de electricidad de 4,8 Ah a 5 voltios, lo que les da una ventaja respecto a los 2,1 voltios habituales en otros aparatos de la competencia. Así resulta posible cargar más rápidamente el dispositivo que se conecta en ellos y, por ejemplo, se puede alcanzar el 100 por ciento de la carga de un iPhone 4, —partiendo de la batería a cero— en sólo 90 minutos. Obviamente, el otro puerto alcanza a reponer la energía de un segundo dispositivo en semejantes condiciones. 

Otra aportación secundaria ligada a la carga es la posibilidad de conocer el voltaje de la batería e, incluso, disponer de un histórico de su estado. Así podemos adelantarnos a sorpresas que nos dejen sin electricidad para el arranque, especialmente en invierno, que es cuando más sufren las baterías por el frío. 

ZAS cargador móvil smartphoneZUS, localizador automático

Sin embargo, es la parte «inteligente» del ZUS lo realmente más sorprendente, ya que se trata de la cualidad que lo hace totalmente distinto a otros cargadores. 

El ZUS invita, una vez que se conecta al enchufe del encendedor, con el parpadeo de los leds situados junto al logo de la empresa a realizar su búsqueda, vía Bluetooth, con nuestro smartphone, por ejemplo. Es compatible tanto con Android 4.3 como con iOS 7.1 en adelante y, una vez sincronizados ambos dispositivos, se encargará de que, en el app correspondiente, señalar la posición en la que se encuentra el coche

Así, por ejemplo, cuando apagamos el contacto, y gracias a la pequeña batería que tiene en su interior, manda una orden a nuestro Smartphone para que fije con su GPS la posición en la que está el coche. Resultará posible localizarlo, por ejemplo, en un aparcamiento rápidamente, puesto que en esa aplicación no sólo nos aporta un mapa con su ubicación, sino también los metros y la dirección, en la brújula, en la que se encuentra estacionado.

Para ello, por supuesto, hay que hacer que esa app trabaje en segundo plano lo que implica consumo de energía que conviene tener en cuenta

Todo el proceso de fijación y localización se produce de una manera enormemente sencilla, pues el conductor no debe hacer absolutamente nada, si bien el ZUS permite definir la posición del vehículo manualmente. 

Obviamente, al trabajar con el GPS del teléfono, esta tarea de grabación de la localización sólo se realiza cuando estamos a cielo abierto, de modo que en los macroaparcamientos cerrados de los grandes centros comerciales el ZUS puede que no nos sea tan útil guiándonos hacia el coche por la señal débil de los GPS. 

También, al aportarnos el tiempo que llevamos estacionados, puede enviarnos alertas en función del tiempo que hemos pagado en la zona ORA, desde periodos de media hora a cuatro por defecto; pero también es posible definirlos los tiempos de cinco en cinco minutos.

El manejo intuitivo es su fuerte, aunque hay que tener en cuenta de que la app sólo está en inglés —las instrucciones de la caja, por el contrario, están en varios idiomas, castellano incluido— y que el primero que lo empareja se convierte en su principal usuario.  Y no existe la posibilidad de eliminarlo para que otra persona se convierta en tal, pues si ese usuario decide prescindir de la aplicación, el ZUS deja de estar operativo. Así, la única posibilidad es crear grupos familiares, tarea muy sencilla, de modo que todos los autorizados puedan acceder a la posición del coche. Esto puede resultar especialmente útil para algunas personas, como padres preocupados por el lugar en el que se encuentran sus hijos adolescentes

Se puede adquirir en la página web de Nonda o en distintas tiendas virtuales. En Amazon su precio arranca en 30,79 euros; 500 en el caso de la versión 24K Gold Limited Edition

También te puede interesar

- Así es el sistema de ayuda al aparcamiento para todo tipo de coches

- Parkingdoor: todo el control de la puerta de tu garaje, desde el móvil

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.