Publicidad

Volvo y su motor Drive-E de triple Boost (o triple turbo) de 450 CV

Volvo Cars acaba de anunciar los principales detalles de su nuevo prototipo de motor Drive-E con sistema de triple propulsión Triple Boost Technology dotado con tres turbos. El resultado: un motor de 2,0 litros de cubicaje, cuatro cilindros y hasta 450 CV de potencia.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Volvo y su motor Drive-E de triple Boost (o triple turbo) de 450 CV

Volvo Cars vuelve a dar un paso importante en el desarrollo tecnológico. El último, el protagonizado por el prototipo de motor Drive-E de triple propulsión Triple Boost Technology en un propulsor de 2,0 litros de cubicaje y configuración de cuatro cilindros.

En las entrañas técnicas del nuevo motor Drive-E Triple Boost 2.0 de 450 CV de potencia máxima, nos encontramos varios elementos interesantes. Este propulsor utiliza dos turbos paralelos, que son alimentados por un turbocompresor eléctrico. El aire comprimido de esta unidad se utiliza para cargar los dos turbos paralelos, en lugar de alimentar a los cilindros. Por su parte, el combustible se alimenta mediante una bomba de combustible dual que funciona a una presión de 250 bares. Según Volvo, con esta densidad de potencia, su instalación de triple propulsión y un sistema de combustible único, se garantiza una conducción más que prestacional y sin ningún tipo de retraso de la entrada en acción del turbo, un hecho que suele ocurrir en ciertas ocasiones en los coches dotados con propulsores monoturbo (con un solo turbo).

En el desarrollo del nuevo motor Drive-E Triple Boost Technology, Volvo Cars ha contado con la colaboración de especialistas como AVL y Denso, además del asesoramiento del departamento deportivo de altas prestaciones Volvo Polestar Racing.

Según Mattias Evensson, Director de Race Engine de Volvo Polestar Racing, "el resultado es un motor verdaderamente único, por su potencia y rápida respuesta. Por encima de todo, su tamaño compacto mejora la distribución de peso entre el eje delantero y trasero y baja el centro de gravedad".

El Dr. Peter Mertens, Vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Cars, explica que debido a esa compacidad en el tamaño del motor Drive-E Triple Boost Technology, se produce un avance en la reducción del peso, además de permitir espacio disponible para la incorporación de nuevos elementos, tales como la posibilidad de añadir uno o dos motores para el posible y futuro desarrollo de nuevos coches híbridos.

También te puede interesar

- Nuevo Volvo XC90, un laboratorio rodante hecho SUV

 

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.