Publicidad

Tesla quiere cargar los eléctricos en 5 minutos

El fabricante estadounidense especializado en coches eléctricos, Tesla Motors, afirma que en un futuro será posible cargar un coche eléctrico en un corto periodo de tiempo, de entre cinco y diez minutos. Su director tecnológico, JB Straubel, explica cómo hacerlo.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Tesla quiere cargar los eléctricos en 5 minutos

Según los tiempos de carga actuales de los coches eléctricos, si se conectan a una toma doméstica (al popular enchufe de la pared) puede variar entre las cuatro y ocho horas, según los casos. También existe la posibilidad de poder realizar procesos de carga rápida, a través de unas estaciones de carga especiales (también conocidos, como Wall Box) y unos adaptadores específicos compatibles con el vehículo en cuestión. En estos casos, en aproximadamente media hora, se consigue una carga del 80 por ciento de la batería. Pues bien, Tesla Motors afirma que podrá reducir estos procesos de carga rápida a cinco o diez minutos.

 

En una entrevista a la web especializada en tecnología MIT Technology Review, el director tecnológico de Tesla Motors, JB Straubel, ha afirmado que "no va a suceder de aquí a un año. Va a ser difícil. Pero creo que podemos reducir el tiempo a cinco o diez minutos".  El máximo responsable de la firma norteamericana ha explicado que está desarrollando dispositivos de carga rápida que trabajan a 120 kW, frente a los 10 kW de media de la red de carga doméstica. Otros sistemas de carga rápida de la actualidad son el japonés Chademo (50 kW), mientras que el propuesto por SAE International, trabaja a 100 kW.

 

Straubel explica que Tesla también diseña y fabrica todos los componentes clave, incluyendo los cargadores, la electrónica para hacer el seguimiento, y un sistema de refrigeración para la batería, todos ellos, coordinados para interactuar y funcionar de forma conjunta de la forma más óptima. En los sistemas de carga rápida, uno de los peligros para la batería es que aumenta la posibilidad de recalentamiento, algo para lo que Tesla ya está trabajando en sistemas para minimizar este posible peligro y adaptar la carga a la temperatura de la batería.

 

Para completar una carga rápida en cinco minutos, no sólo será necesario mejorar el sistema de carga, sino también introducir mejoras en la infraestructura eléctrica. Algunos puntos de carga rápida situados en calles y centros muy concretos están capacitados para soportar cargas de 120 kW. Según Tesla, este problema se podría solventar dotando a cada punto de carga rápida con paneles solares y acumuladores de energía (baterías) propios.

 

Como ves, uno de los grandes retos de los fabricantes de los coches eléctricos es reducir al máximo el tiempo de carga. ¿Habrá algún día que tarden lo mismo que el proceso de llenado de un depósito de combustible? El futuro dictará sentencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.