Publicidad

Sunnyclist, el vehículo eléctrico renovable que te pone en forma

Un vehículo eléctrico, que solo consume energías renovables, que produce la energía él mismo y que te ayuda a estar en forma. Existe, y se llama Sunnyclist.
Carlos Cuesta -
Sunnyclist, el vehículo eléctrico renovable que te pone en forma

El Sunnyclist nació en 2011 con un prototipo creado por jóvenes ingenieros  emprendedores griegos. En 2012 lograron poner el prototipo en funcionamiento y en 2013 estuvieron haciendo pruebas con un segundo prototipo. Durante el proceso de creación lograron realizar un tour de más de 800 kilómetros en cinco días por la isla de Creta. También ascendieron con él desde el nivel del mar hasta una altitud de 1.100 metros sobre el nivel del mar a través de carreteras tanto pavimentadas como de tierra.

Para ahorrar energía, este vehículo, del mismo tamaño que un coche urbano pequeño, está construido sobre un chasis de aluminio, que le da ligereza y robustez al mismo tiempo. La energía la almacena en una batería de litio que alimenta dos motores de 6 KW que dan tracción a las ruedas traseras.

Quizá la gran peculiaridad del Sunnyclist sea su techo solar. Se trata de un gran panel fotovoltaico giratorio que puede ser orientado hacia el sol para maximizar la energía que obtiene de este, lo que le permite generar un 30 por ciento más de energía fotovoltaica.

Y consta de una tercera fuente de energía. Se trata de un módulo de pedales a los pies del conductor que va adosado a un dispositivo de carga alternativo, al que se pueden sumar dos módulos de pedales más, desmontables, por si los pasajeros se animan a aportar un poco de energía de su propia cuenta. El pedaleo no impulsa el coche directamente, sino que se destina a recargar su batería. Este sistema funciona independientemente de si el vehículo está parado o en movimiento.

Además, tienes la posibilidad de llevarte los pedales a casa y seguir cargando la batería mientras haces ‘spining’, gracias a una estructura donde se pueden instalar los pedales, dando lugar a una bicicleta estática. Además, este accesorio incluye una resistencia al pedaleo ajustable.

Los ingenieros de Sunnyclist han llegado a recorrer hasta 70 kilómetros solo con la energía que aporta la batería, a una velocidad media de 35 km/h. A esto hay que sumar otros 70 kilómetros que aporta su generador solar y otros 50 del pedaleo. El resultado son 190 kilómetros de autonomía. Otro detalle es que, cuando la batería está cargada por completo, la energía que obtiene del pedaleo y del panel solar la envía directamente a los motores, con lo que no tiene que recurrir a la batería, lo que alarga su autonomía.

Alimentado solo por el pedaleo y la energía solar, el vehículo es capaz de alcanzar los 20 km/h durante el tiempo suficiente para llegar hasta un punto de carga o un lugar soleado cercano. Porque también es posible cargar la batería por completo únicamente con energía solar, aunque el proceso dura todo un día.

El Sunnyclist se ofrece en tres variantes en función del uso al que se le quiera destinar: la versión ‘City’, equipada con un generador fotovoltaico de 540 W y una batería de 60 Ah/48 V, capaz de recorrer una media de 35 kilómetros con una sola carga, dejando al margen la energía solar y el pedaleo. En la versión ‘Traveler’ tanto el panel solar como la batería son mayores (680 W el primero y 100 Ah/48 V la segunda). Además incluye pedales para los pasajeros, con lo que, combinando todas las fuentes de energía, puede llegar a recorrer 190 kilómetros. La versión ‘Standard’ está pensada para moverse por grandes propiedades privadas, como complejos hoteleros. Con una batería menor (40 Ah/48 V), es capaz de recorrer como máximo 25 kilómetros.

A pesar de su tamaño, sorprende su capacidad de carga. La versión de serie permite transportar tres pasajeros, e incluye en su parte delantera dos compartimentos de 75 litros para transportar objetos. Consta de un espacio mayor tras la fila de asientos trasera, que se puede ampliar abatiendo esta, dando lugar a un espacio en el que se pueden cargar hasta 250 kg. Si se desea transportar a más gente, este espacio se puede sustituir por una fila de asientos extra orientada hacia atrás en la que pueden viajar dos pasajeros más.

Ahora, los creadores de este peculiar prototipo están sumergidos en una campaña de ‘crowdfunding' para obtener financiación con la que iniciar su producción en 2016.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.