Publicidad

Un Nissan Qashqai en la prueba del lavavajillas (vídeo)

Antes de que se pongan a la venta, todos los modelos SUV de Nissan se someten a duras pruebas de estanqueidad. Deben de pasar por el “test del lavavajillas”.
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

Un Nissan Qashqai en la prueba del lavavajillas (vídeo)

Está claro que, para saber si a tu nuevo coche le entra agua, la idea de ponerlo junto a los platos y tazones en el lavavajillas y programar un lavado profundo es un tanto descabellada. Para eso ya están los fabricantes de coches, que someten a duras pruebas a cada uno de sus modelos antes de que lleguen a los concesionarios. Y es que, está claro que no se puede poner un Nissan Qashqai real en un lavavaplatos… Por eso, el Centro Técnico europeo de Nissan tiene una versión a escala que puede alojar un vehículo de tamaño normal.

¿Cómo se lava un Nissan Qashqai en un “lavaplatos”?

Durante las pruebas de estanqueidad a las que se someten a los Nissan Qashqai, Juke y X-Trail, se rocía el exterior del vehículo con miles de litros de agua desde todos los ángulos. El proceso va acompañado de una minuciosa inspección para asegurar la máxima calidad del sellado. Durante la prueba, conocida como la "prueba del monzón", que se realiza en varias ocasiones durante el desarrollo de la ingeniería de todos los vehículos de la gama de Nissan, se arrojan nada menos que 24.000 litros de agua sobre cada coche. Durante el intervalo más impresionante, se precipitan más de 1.000 litros en solo 15 minutos, el equivalente a un metro de lluvia.

Los ingenieros de Nissan en las instalaciones avanzadas de Cranfield (Reino Unido) no trabajan de manera automatizada. Los técnicos de Nissan programan el sellado del vehículo con chorros de agua, especialmente diseñados para operar a presiones extremas de 150 bar. Esto es considerablemente más potente que muchas unidades domésticas habituales que operan a 110 bar. Un miembro del equipo permanece dentro del vehículo con un endoscopio de alta definición para observar dentro de los paneles, buscando incluso la más fina gota de agua que pueda penetrar en el SUV.

¿Dónde va el agua del "lavavajillasa de Nissan?

Durante todo el programa de estanqueidad del vehículo se emplean hasta 30.000 litros de agua. Esto equivale a más de 2.000 veces la cantidad de agua empleada en un ciclo de lavavajillas doméstico corriente. ¿30.000 litros de agua? Desde luego la impresionante cifra puede parecer un despilfarro y por ello es fundamental que ni una sola gota vaya al desagüe. Se pasa a un depósito gigante, preparado para rociar al próximo vehículo que entre en la cámara. El reciclado de agua es tan importante como asegurar la estanqueidad de sus coches a los clientes.

También te puede interesar

No abras las puertas en un túnel de lavado o…

Dudas: consejos de un buen lavado de coches

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.