Publicidad

El neumático sin aire, ya “rueda”

Es aún un concepto, pero el neumático sin aire está un paso más cerca de ser comercializado en serie. Bridgestone ha presentado ya la segunda generación de su “Non-Pneumatic”, y nos aseguran que mejoran ya sus capacidades de carga, las prestaciones y las emisiones de CO2 gracias a su menor resistencia a la rodadura. ¿Podremos pronto olvidarnos de mirar las presiones o sufrir un pinchazo?
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

El neumático sin aire, ya “rueda”

No alojan aire comprimido para brindarles soporte estructural, y se emplean ya por ejemplo en carritos de golf o cortadoras de césped. Sin embargo, la implantación del neumático sin aire en el mundo del automóvil aún se encuentra en fase de pruebas. Entre los principales problemas a resolver encontramos que hasta ahora poseían una mayor resistencia a la rodadura, que ofrecían menor amortiguación y que se calentaban en exceso por fricciones internas. Sin embargo, si Michelin ya dio un paso a su viabilidad con su concepto “Tweel”, Bridgestone está hoy aún más cerca con la 2ª generación de su “Non-Pneumatic”, presentado en primicia en el pasado Salón de Tokio.

 

Gracias a una única estructura de radios a lo largo de los lados interiores que soportan el peso del vehículo, el neumático sin aire ofrece importantes ventajas, como no necesitar de inflado periódico, requiriendo un mantenimiento menor, y eliminar la preocupación ante pinchazos. Y hoy está más cerca de ser viable.

 

En primer lugar, Bridgestone asegura haber optimizado su estructura utilizando como material resina termoplástica de alta resistencia: sintética, se vuelve flexible cuando se calienta, puede procesarse en una gran variedad de formas y endurecerse cuando se enfría. Evita hoy así el estrés y las deformaciones habituales en su parte interior, mejorando su versatilidad gracias a una capacidad de carga mejorada y a superiores prestaciones frente a la 1ª generación. De hecho, si antes las condiciones de pruebas fueron con vehículos de 100 kg y a una velocidad máxima de 6 km/h, esta 2ª fase se ha superado ya con éxito en vehículos de 410 kg y a 60 km/h.

 

En segundo lugar, Bridgestone informa que ha reducido su resistencia a la rodadura, cuyo 90 por ciento de pérdida de energía proviene de cambios que se producen en las formas del neumático cuando está girando. Esta vez emplea nuevas tecnologías de materiales propios (sin especificar cuáles) y simplifica su estructura para asegurarnos que ha conseguido ya el mismo bajo nivel de los neumáticos específicos ecológicos, reduciendo al tiempo sus emisiones de CO2.

 

Aunque aún no da fechas de posible comercialización, Bridgestone considera que su comercialización en una amplia gama de vehículos no tardará muchos años. Además, tanto la resina termoplástica, como el caucho de la zona de la banda de rodadura, son materiales reciclables, por lo que asegura también la marca el uso cíclico de sus recursos. Ya sólo falta que deje de ser un concepto y podamos pronto probar sus prestaciones y rendimiento real en carretera. Seguiremos informando.  

 

¿Quieres saber más? 

Videoguía: ¿qué neumático me compro?

Así se diseña un neumático 

 

 

 

 

Galería relacionada

Bridgestone: neumático sin aire

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.